Madre Lupita, nueva santa mexicana

EFE | May 10, 2013 | 12:53 PM

SIGUIENTE:

La monja mexicana María Guadalupe García Zavala, conocida como Madre Lupita, quien enfrentó la persecución religiosa del periodo revolucionario de su país, se convertirá en santa este domingo 12 de mayo.

Santificada el 12 de mayo

La monja mexicana María Guadalupe García Zavala, conocida como Madre Lupita, quien enfrentó la persecución religiosa del periodo revolucionario de su país, se convertirá en santa este domingo 12 de mayo.
La religiosa nació en Zapopan, estado occidental de Jalisco, el 27 de abril de 1878 en el seno de una familia de nivel económico medio.
"Sus papás tenían una tienda de abarrotes. A la gente que llegaba nunca la dejaba irse sin algo. Algo les daba. Desde niña la caracterizó su caridad", narró a Efe la monja Rosalba Hernández, de la congregación de las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres, de la que la futura santa fue cofundadora.
Su consejo a las hermanas de la congregación, agregó la religiosa, siempre fue "que estuviéremos con el que sufría, que lloráramos con el que lloraba, que consoláramos al que está triste".
"Ella se santificó por las cosas ordinarias que iba haciendo diariamente. No fue alguien que tuvo revelaciones o apariciones o grandes escritos, sino que se caracterizó por su sencillez y su caridad", abundó.
De acuerdo con la semblanza de la religiosa divulgada el jueves por el Episcopado Mexicano, la joven "bonita y simpática" que llegó a ser Madre Lupita se comprometió en matrimonio a los 23 años, pero decidió tomar los hábitos para "consagrarse al servicio de los enfermos y de los pobres".
Consultó a su director espiritual, el padre Cipriano Íñiguez, quien le confió que sentía la llamada de Dios para fundar una congregación religiosa, y fue así que ambos fundaron la comunidad de las Siervas de Santa Margarita María.
Guerra cristera
La madre Hernández narró que las hermanas de la congregación vivieron épocas muy difíciles, especialmente la etapa conocida como "Guerra Cristera", de 1926 a 1929, cuando tuvo lugar un conflicto armado entre el Gobierno mexicano y milicias que resistieron las políticas orientadas a limitar el poder de la Iglesia Católica.
Refirió que "las hermanas tuvieron que dejar sus hábitos y vestir como seglares para atender a los soldados", que usaron como cuartel el Hospital de Santa Margarita, en Guadalajara, donde fue fundada la congregación.
Añadió que los militares sometían a las monjas a muchas restricciones, pero cuando se dieron cuenta de que ya no había alimentos para sostener a los enfermos del hospital, permitieron a las religiosas salir a la calle a pedir limosna y buscar comida.
Una página web del Vaticano señala que en ese tiempo la Madre Lupita arriesgó su vida al esconder en el hospital a algunos sacerdotes, incluyendo al arzobispo de Guadalajara, Francisco Orozco y Jiménez.Camino a la santidadBajo su guía las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres abrieron 11 fundaciones en la República Mexicana, y en la actualidad cuentan con 22 casas en México, Perú, Islandia, Grecia e Italia.
La religiosa falleció el 24 de junio de 1963 en Guadalajara, Jalisco, a la edad de 85 años, y "en el momento que se supo de su muerte mucha gente se congregó en el hospital para venerar sus restos mortales, porque ya la consideraban santa", afirma el Episcopado Mexicano en su perfil.
El Papa Benedicto XVI aprobó el diciembre del año pasado la canonización de la monja, quien había sido beatificada por Juan Pablo II en 2004. Accederá al santoral católico este domingo en una ceremonia encabezada por el papa Francisco en el Vaticano.
©EFE
Comentarios