Visas y política

Univision.com | May 07, 2013 | 7:13 PM

Visas y política

Por: Casto Ocando
El Departamento de Estado es el nuevo campo de la batalla política que se libra en países latinoamericanos, en especial Venezuela.
La álgida batalla política que tiene lugar en varios países de América Latina, especialmente en casos como el de Venezuela, se está desarrollando en escenarios poco comunes, entre ellos, la sección consular del Departamento de Estado, que tiene la potestad de ortorgar, negar o revocar visas de ingreso a territorio norteamericano.
Una nueva petición introducida el pasado 26 de abril ante la Casa Blanca, aspira reunir 100,000 firmas antes de un mes para respaldar la solicitud de revocatoria de las visas estadounidenses a altos funcionarios del gobierno de Venezuela.
En especial, la petición exige la revocatoria de la visa a toda la familia Chávez, y a las siguientes personalidades: al mandatario Nicolás Maduro, al presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, al vicepresidente Jorge Arreaza, el ministro de Defensa Diego Molero, el Canciller Elías Jaua, el presidente de la petrolera estatal Pdvsa, Rafael Ramírez, a la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, la rectora electoral Sandra Oblitas, la ministra de Asuntos Penitenciarios Iris Valera, al ministro de Energía Jesse Chacón, y a Calixto Ortega, recientemente designado como encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Washington.
La petición, presentada de forma anónima, argumenta razones de seguridad nacional para la revocatoria de las visas, debido a los lazos del gobierno venezolano con grupos y organizaciones transnacionales consideradas como terroristas por Estados Unidos.
“Las razones concretas y factuales para la revocatoria están categorizadas como Crimen Organizado Transnacional, apoyo a grupos terroristas como Hezbolá y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), uso de bancos estadounidenses para lavar dinero, (y) actos conspirativos con los gobiernos de Cuba y Siria que emiten pasaportes diplomáticos venezolanos a terroristas como Ghazi Nasr al Din”, indicó el texto de la petición.
Actualmente los funcionarios consulares tienen el poder discrecional de revocar visas si surge información de que la persona que recibe la visa puede representar una preocupación por razones de seguridad, de acuerdo a una enmienda aprobada el pasado 27 de abril de 2011 por el Departamento de Estado norteamericano.
“A la luz de preocupaciones de seguridad, esta enmienda garantiza autorización adicional a los funcionarios consulares para revocar visas”, indica el texto de la regulación aprobada.
“Si estas personas tienen antecedentes o hay evidencias de que estas personas tienen vínculos con el narcotráfico o están asociados a grupos terroristas, entonces hay una base para revocarles las visas”, dijo Eduardo Soto, abogado de Inmigración de Miami.
Sin embargo, Soto dijo que la manera de promover la revocatoria es “conseguir las pruebas, presentarlas, y obvaimente pedir una respuesta, e insistir en una respuesta. Y llevar el tema a los medios para presionar a la Casa Blanca a que tome medidas”.
En el pasado, informaciones y rumores de que funcionarios y empresarios vinculados al gobierno de Hugo Chávez visitaban con frecuencia territorio norteamericano, plenaron las redes sociales y medios informativos electrónicos.
Sin embargo, muchos de estos rumores, entre ellos la existencia de propiedades en Miami a nombre de personeros venezolanos como Diosdado Cabello (Brickell), Cilia Flores (Weston) y Diego Molero (Coral Gables), no han sido confirmados.
Un funcionario del Departamento de Estado consultado hoy en Washington sobre el tema, y que pidió el anonimato porque no está autorizado a hacer comentarios, dijo escuetamente que no está claro si la petición a la Casa Blanca tendrá éxito porque la suspension de visas depende de numerosos factores.Ç
Viajeros frecuentes
No hay evidencia de que la mayoría de los funcionarios venezolanos mencionados en la petición a la Casa Blanca solicitaron u obtuvieron visas para ingresar a Estados Unidos en los últimos 14 años. Sin embargo, hay algunas excepciones.
De la familia Chávez, la segunda hija del mandatario fallecido, María Gabriela, viajó junto a su hija a Nueva York en septiembre de 2009 para acompañar a Chávez en una visita a las Naciones Unidas.
María Gabriela aprovechó su presencia en la Gran Manzana para visitar el set de grabación de la película Wall Street, dirigida por Oliver Stone, un cineasta con una estrecha amistad con el mandatario venezolano.
Nicolás Maduro también ha viajado en varias ocasiones al “Imperio”, primero mientras fue diputado y posteriormente como canciller de Hugo Chávez. Una de las visitas de Maduro, en 2006, terminó en una detención breve suya por parte de funcionarios de inmigración en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, horas después de que Chávez pronunciara el famoso discurso en el cual llamó “diablo” al presidente George W. Bush.
Aunque Maduro atribuyó la detención a una presunta represalia del Departamento de Estado por el insulto de Chávez a Bush, fuentes familiarizadas con el incidente aseguraron que el entonces canciller encendió las alarmas cuando intentó adquirir personalmente con dinero en efectivo varios boletos de primera clase por un valor superior a los $10 mil, para viajar desde Nueva York a Miami y de ahí a Venezuela en compañía de la diputada Cilia Flores y otros diplomáticos no identificados.
Previas revocatorias
El Departamento de Estado ha utilizado la negativa o suspensión de visas para señalar preocupaciones por razones políticas o de seguridad nacional.
La embajada norteamericana en Caracas le negó la visa a Hugo Chávez para viajar a Estados Unidos en tres ocasiones, bajo el argumento de que había protagonizado un golpe de Estado contra una democracia. La situación cambió en diciembre de 1998, tras ser electo presidente de Venezuela. El embajador John Maisto le notificó personalmente a Chávez que podía viajar por primera vez al imperio en enero de 1999.
En 2002, la embajada suspendió la visa a un alto chavista por sus relaciones con grupos terroristas internacionales. El diputado Tarek William Saab, jefe de relaciones internacionales del chavista Movimiento Quinta República (MVR), no regresó nunca más a Miami y Boston, ciudades que visitaba con frecuencia, cuando se descubrió que sostuvo varios encuentros furtivos en Madrid con representantes de la organización terrorista vasca ETA.
La medida ha tocado no sólo a funcionarios sino a empresarios vinculados con el régimen, como el caso de Rafael Sarría, un hombre de negocios vinculado a Diosdado Cabello, que recibió la notificación de la revocatoria de su visa de inversionista a su llegada a Fort Lauderdale procedente de las Bahamas a mediados de 2010.
Las autoridades pidieron a Sarría explicar el origen de la fortuna que mantenía en bancos norteamericanos, pero cuando el empresario se negó, le dieron 48 horas para abandonar el país junto a su familia.
No sólo USA
Estados Unidos no ha sido el único país en negar visas a funcionarios venezolanos o sus familiares. A mediados del año pasado, la embajada de Canadá en Caracas negó una petición de visas de estudiante para la familia del actual ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, cuando éste era el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia, Sebin, la policía política de Venezuela.
La sede diplomática canadiense negó las visas argumentando que los solicitantes podrían usar el estatus para trabajar de forma ilegal en Canadá, según documentos del caso revisados por este columnista.
Rodríguez Torres había solicitado la visa para que varios de sus familiares pudieran viajar a Otawa en el verano de 2012, a fin de estudiar un curso intensivo de inglés en la Universidad Carleton, dentro de un programa patrocinado por la firma Educan International, con sede en la capital canadiense.
El costo del programa oscila entre $1,800 y $4,200 por persona por cuatro semanas para un campamento de inmersión de ingles.
No solo venezolanos
En los últimos ocho años, Estados Unidos ha suspendido visas a personalidades y altos oficiales de varios países latinoamericanos, usando como argumentos desde corrupción y uso de cargos públicos para beneficios personales, hasta casos de vinculos con actividades criminales y terroristas.
Esta es la lista de los más notables:
   - Panamá. En 2005, el Departamento de Estado suspendió la visa al magistrado de la Corte Suprema de Panamá, Winston Spadafora, de 64 años, por sospechas de corrupción y soborno, y porque su ingreso a territorio norteamericano podría causar “daño” al país, según un detallado informe del caso filtrado por Wikileaks.   - Perú. En 2006 un vocero del entonces candidato presidencial Ollanta Humala denunció que Estados Unidos le  había retirado la visa de ingreso sin notificarle. La razón de la suspension se debió a la participación de Humala en un alzamiento militar protagonizado por su hermano Antauro, en el que Ollanta habría tenido participación. En 2010, revocó también la visa del ex viceministro de Defensa Fabián Novak, por sus vínculos con una red de espionaje ruso en Estados Unidos a la que pertenecía la peruana Vicky Peláez.   - México. Autoridades federales suspendieron la visa a principios de 2007 a más de tres docenas de funcionarios policiales de Nuevo Laredo, México, por presuntas vinculaciones a grupos criminales, de acuerdo a reportes de prensa.   - Honduras. Entre Julio de 2009 y enero de 2010, Washington revocó la visa a más de dos docenas de funcionarios vinculados con la destitución del presidente Manuel Zelaya, entre ellos el presidente interino Roberto Micheletti; Tomás Arita Valle, el magistrado de la Corte Suprema que firmó la orden de arresto de Zelaya, y otros 13 magistrados; José Alfredo Saavedra, presidente del Congreso hondureño; Ramón Custodio, el defensor de derechos humanos en Honduras; y Adolfo Lionel Sevilla, ministro de la Defensa del gobierno de Micheletti.   - Ecuador. En enero de 2013, el gobierno de Ecuador solicitó la revocatoria de la visa al ex presidente del Banco Central de ese país, Pedro Delgado, primo del presidente ecuatoriano Rafael Correa, por la comisión de irregularidades durante su gestión. Aunque no hubo una confirmación oficial de la revocatoria por parte del Departamento de Estado, la embajadora de Ecuador en Washington, Nathalie Cely, aseguró que la cancelación de la visa de Delgado se produjo.
©Univision.com
Comentarios