Tsarnaev se niega a seguir colaborando con las autoridades

Univision.com | Apr 27, 2013 | 10:17 AM

Los relatos de terror se siguen dando a conocer

Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, se ha negado a seguir colaborando con las autoridades en las investigaciones sobre los motivos de los atentados en la maratón de Boston. Sin embargo, con lo que ya ha declarado, los investigadores siguen importantes pistas para clarificar los hechos.
Así lo informó la web CNN en español, que destaca que ahora las autoridades siguen buscan exhaustivamente hallar algunos objetos que pudieran aportar mayor información.
El joven sospechoso de fue trasladado a un hospital penitenciario, mientras el FBI buscaba su computadora portátil en un vertedero cercano a la universidad a la que asistió.
La agencia Efe precisa que Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, se encuentra ahora en el hospital de una prisión federal de Fort Devens, unos 60 kilómetros al noroeste de Boston (Massachusetts), según informó el portavoz del Servicio de Alguaciles Federales, Drew Wade.
El joven de origen chechén fue trasladado durante la noche del jueves desde el Centro Médico Beth Israel Deconess de Boston, donde recibía tratamiento por las heridas que sufrió durante su persecución y captura en relación con los atentados del 15 de abril, que dejaron tres muertos y más de 200 heridos.
Pasó de 'grave' a 'favorable'
Tsarnaev tiene heridas en la garganta, la pierna y una mano, pero su condición cambió de "grave" a "favorable" a mediados de esta semana, lo que permitió que las autoridades le trasladaran al centro penitenciario, diseñado para presos que requieren atención médica, precisa Efe.
A su llegada a la prisión, el sospechoso fue calificado como un criminal de "alto riesgo" y trasladado a una celda aislada en la sección de alta seguridad del centro, tras lo que le tomaron sus huellas dactilares y una muestra de ADN.
Además, le sometieron a una evaluación psicológica que determinó que no parece presentar el riesgo de herirse a sí mismo, según indicaron fuentes de la prisión a la cadena CNN.
Se espera que permanezca allí al menos hasta el 30 de mayo, cuando debe comparecer en la primera audiencia judicial del caso que el Gobierno federal presentó en su contra el pasado lunes y que le acusa del uso de "armas de destrucción masiva" contra personas, lo que le expone a la pena de muerte o a cadena perpetua si es declarado culpable.
A la búsqueda de pistas
Mientras, las autoridades de Boston trasladaron el bote en el que la Policía descubrió a Dzhokhar hace una semana en busca de más pruebas, al tiempo que un equipo de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) protegido con trajes para el manejo de materiales peligrosos registraba un vertedero a las afueras de Boston.
Ese equipo buscaba un portátil que fue vinculado con el sospechoso a raíz de un interrogatorio a dos jóvenes kazajos, Dias Kadyrbayev y Azamat Tazhayakov, detenidos el sábado y que vivían a las afueras de la Universidad de Massachussetts Darmouth, en la que el menor de los hermanos Tsarnaev estuvo inscrito.
Las autoridades creen que Dzhokhar y su fallecido hermano mayor, Tamerlán, visitaron el apartamento de los dos kazajos después del atentado, según indicaron fuentes policiales a la cadena ABC.
Tras interrogar a esos dos jóvenes, las autoridades encontraron un teléfono celular que aparentemente perteneció a Tamerlán y comenzaron la búsqueda del portátil de Dzhokhar en el vertedero cercano a la universidad, que por el momento ha sido infructuosa, según ABC.
Dos amigos detenidos
The Associated Press precisa que Azamat Tazhayakov y Dias Kadyrbayev estudiaban con Tsarnaev en la Universidad de Massachusetts, en Dartmouth. A ambos se les ve en una reciente fotografía en un grupo de jóvenes que visitaron Times Square en la ciudad de Nueva York. Ambos fueron detenidos el 20 de abril para ser interrogados con relación a las explosiones que causaron la muerte a tres personas e hirieron a más de 260.
"Estos chicos están sorprendidos y horrorizados por lo sucedido, como lo están todos", destacó el abogado de Kadyrbayev, Robert Stahl, en una entrevista telefónica. "Ni siquiera pueden imaginar algo así de un compañero que parecía ser un estudiante como otros", agregó.
Tazhayakov y Kadyrbayev han sido interrogados intensamente en dos oportunidades por los agentes del FBI y han cooperado ampliamente, dijo Stahl.
No son considerados sospechosos pero siguen detenidos por violar sus visas de estudiantes al no asistir regularmente a sus clases, dijo Stahl. Están presos en la cárcel del condado de Boston.
Secuestrado por sospechosos narra minutos de terror
En tanto, un empresario chino, que se identifica únicamente por el mote estadounidense de "Danny", describió los 90 minutos de terror que vivió cuando fue secuestrado por los hermanos Tsarnaev y pensó que lo matarían, según una entrevista publicada por el diario The Boston Globe.
"No quiero morir... tengo muchos sueños que no he realizado aún", recordó "Danny", de 26 años, al recordar cuando fue secuestrado el pasado día 18 por los sospechosos del atentado en Boston, ocurrido tres días antes, cita la agencia Efe.
Hasta entonces, "Danny" había vivido una vida tranquila y con relativo éxito, tras emigrar de una provincia en la zona central de China, iniciar estudios de posgrado en la Universidad Northeastern y posteriormente lanzar su negocio en el sector de Kendall Square.
Según relata en la entrevista, "Danny", que pidió no divulgar su nombre chino, sólo pensaba en "cuán cerca estaba de la muerte" y cómo un golpe de suerte le salvó la vida.
"Danny" detuvo su Mercedes en la Avenida Brighton la noche del día 18 para responder a un mensaje de texto cuando escuchó unos golpecitos en su ventana: era Tamerlan Tsarnaev, también de 26 años, que le apuntaba con una pistola y lo obligó a conducir.
Según "Danny", Tamerlan le comentó que él había cometido el atentado en Boston y que pocos momentos antes había matado a un policía de MIT en Cambridge.
En un principio, el menor de los Tsarnaev, Dzhokhar, de 19 años, los seguía en su propio vehículo, pero después ambos hermanos obligaron a "Danny" a llevarlos por varios puntos de la ciudad y hablaban abiertamente sobre viajar hasta Nueva York, recordó la víctima.
Escapó gracias a 'golpe de suerte'
Efe apunta que "Danny" logró escapar al detenerse en una gasolinera que sólo aceptaba dinero al contado. El inmigrante esperó el momento oportuno para escapar cuando Dzhokhar bajó a pagar y Tamerlan, que permaneció en el automóvil, se distrajo con un dispositivo de navegación.
La víctima había estado repasando en su mente su plan de escape y, aprovechando la distracción de Tamerlan, huyó de sus secuestradores y corrió hacia otra gasolinera cercana, pidiendo a gritos al dependiente que llamara a la Policía, dijo el diario.
Según las autoridades, los hermanos Tsarnaev tenían planes de cometer otro atentado en Times Square, pero lograron encontrar el Mercedes porque éste tenía un dispositivo contra robos.
El diario describió la experiencia que vivió "Danny" como una extraída de una película de Tarantino, en la que se mezcla la acción con humor negro y diálogo ordinario sobre asuntos de la cotidianeidad.
Cooperación EEUU-Rusia en las investigaciones
En otro parte informativo, Efe indica que los servicios secretos de Estados Unidos y Rusia cooperan en la investigación del reciente atentado de Boston, aseguró el presidente ruso, Vladímir Putin, en una entrevista emitida por el canal de televisión Rossiya.
De acuerdo a Efe, el líder del Kremlin respondió al presentador del espacio informativo "Vesti", Serguéi Brilev, que le preguntó por qué no llamó enseguida tras tener noticias del atentado a su homólogo estadounidense, Barack Obama, como sí hizo el 11 de septiembre de 2001, cuando no esperó ni un minuto para llamar a George W. Bush.
"La envergadura es totalmente otra. Una cosa es el 11 de septiembre, cuando murieron cientos de personas, porque el atentado tenía un carácter masivo. Cualquier atentado, cualquier asesinato es un crimen deplorable. Pero la envergadura no es la misma. Enseguida trasladamos el pésame y más tarde hice la llamada", dijo Putin.
El presidente ruso precisó que su llamada a Obama "tenía que ver con la investigación, con la posibilidad de implicar a nuestros servicios secretos para prestar apoyo a nuestros colegas estadounidenses, toda vez que algunos portadores de información, familiares de los criminales, están en la Federación de Rusia".
©Univision.com
Comentarios