Murió en combates segundo al mando de banda colombiana Los Urabeños

EFE | Apr 24, 2013 | 12:16 PM

Santos se congratuló

El segundo al mando de la banda criminal y narcotraficante colombiana de Los Urabeños, Francisco José Morela o alias El negro Sarley, murió en combates con la Policía Nacional, informaron fuentes oficiales.
El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, y el jefe de la Policía Nacional, José Roberto León Riaño, presentaron en una rueda de prensa los detalles del operativo en el que falleció El negro Sarley, que tuvo lugar en una zona rural de Turbo, municipio de Antioquia (noroeste) ubicado en el llamado Golfo de Urabá.
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, escribió por su parte en su cuenta de la red social Twitter: "Fue dado de baja por la policía el negro Sarley jefe militar y segundo cabecilla de los Urabeños. Gran golpe, felicitaciones y perseverar".
Pinzón detalló que la inteligencia de la Policía seguía desde hace tiempo los movimientos de Morela, a quien se le atribuyen homicidios, masacres y tráfico de cocaína hacia Centroamérica a través de las selvas del Darién que unen a Colombia con Panamá.
"Como llamado jefe militar de Los Urabeños este criminal participó en masacres, en múltiples homicidios y al mismo tiempo es tal vez uno de los mayores responsables por la exportación de cocaína en el país", anotó Pinzón.
"Todos los días se movía de un sitio a otro (al parecer en mula), hasta que la operación policial logró ubicarlo con exactitud esta madrugada; allí se presentó un combate y en desarrollo del mismo fue neutralizado", dijo el ministro.
Morela era considerado "jefe militar" de Los Urabeños y segundo al mando en esta estructura narcotraficante de origen paramilitar que dirige su cuñado y máximo líder, Dairo Antonio Úsuga, conocido como "Otoniel".
De acuerdo con la información de las autoridades, El negro Sarley se vinculó en primer lugar a la desarticulada guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL) y después hizo parte de las también desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en el bloque paramilitar "Calima", en el Valle del Cauca, suroeste.
El fallecido figuraba como uno de los 543 paramilitares que se desmovilizó en 2004 en la finca El Jardín de Bugalagrande, municipio vallecaucano.
"Esa banda (Los Urabeños) es, tal vez, la última de tamaño nacional y este año nos hemos impuesto como reto debilitar de una vez por todas su existencia", dijo el ministro, quien recientemente aseveró que estas bandas están "en su fase final" y atomizadas en 300 pequeñas estructuras.
Sin embargo, organizaciones humanitarias como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y las Naciones Unidas han señalado que la violencia derivada de estas organizaciones narcotraficantes de origen paramilitar que el Gobierno denomina "bandas criminales" supone uno de los principales problemas de orden público en Colombia.
©EFE
Commentarios