Senado de Puerto Rico analizará propuestas sobre control de armas

EFE | Apr 23, 2013 | 6:02 PM

Buscan restringir la venta de municiones y armamento

El presidente del Senado de Puerto Rico, Eduardo Bathia, ha impulsado tres proyectos de ley para ejercer un mayor control sobre la venta de armas de fuego en la isla caribeña.
La Cámara alta informó a través de un comunicado que los proyectos número 3, 5 y 7, autoría de Bathia, van dirigidos al control de la venta de balas y armas de fuego en Puerto Rico.
El Proyecto del Senado 3 pretende enmendar parte de la actual Ley de Armas de Puerto Rico para garantizar una mayor rigurosidad en el proceso de evaluación de una solicitud de tenencia de armas.
Otra de las medidas, el Proyecto del Senado 5, tiene como objetivo establecer sanciones aplicables contra todo comercio responsable de autorizar la venta de munición sin que exista concordancia entre las herramientas adquiridas y el calibre del arma registrada por el adquirente.
La tercera de las medidas, el Proyecto del Senado 7, pretende enmendar el apartado 72 de las Reglas de Procedimiento Criminal para fortalecer, redefinir y ampliar la política pública del Estado Libre Asociado en la estrategia gubernamental, cívica y comunitaria para prevenir e intervenir en la venta, importación y distribución de armas ilegales en Puerto Rico.
AK-47 y AR-15 de las más usadas
"Lo que estamos buscando con estas medidas es que haya un control estricto en el tráfico y manejo de armas en la isla y exigir mayor responsabilidad de los importadores y vendedores de armas de fuego", señaló Bhatia.
"Estamos claros en que esta medida tiene gente a favor y en contra. Ésa es la idea de la celebración de vistas públicas y por eso queremos que todos los interesados vengan al Senado y participen", sostuvo el presidente de la Cámara alta.
Las armas ilegales más utilizadas en Puerto Rico son pistolas del fabricante australiano Glock y los fusiles AK-47 y AR-15, mientras que la munición preferente es de 9 milímetros.
En Puerto Rico se superan las 380 mil armas legales (según estimaciones de la prensa local), aunque es imposible conocer el número real de las que circulan por la isla, gran parte de las cuales llegan de forma ilegal vía Estados Unidos, de acuerdo con la Policía de la isla caribeña.
©EFE
Comentarios