Opacidad y corrupción de estados desfalcan a México

Univision.com | Apr 22, 2013 | 7:02 PM
La deuda pública de estados y municipios de México creció durante el último sexenio un 148%, y pese al incremento de los adeudos, tanto por por la vía de créditos con la banca comercial, los mandatarios al frente de las entidades endeudadas, fuera de ser procesados e investigados, han podido hasta conseguir maestrías en el extranjero, tal es el caso del exgobernador de Coahuila, el priista Humberto Moreira, quien cuandollegó al poder, en diciembre de 2005, se tenía el reporte de una deuda de unos 24.4 millones de dólares; actualmente los coahuilenses deben a los bancos más de 3 mil millones de dólares.
Según recuenta el diario español El País, el gobierno de Moreira llegó a solicitar créditos con documentación falsa, sin embargo el mandatario pasa sus días estudiando una maestría en España.
En la misma situación se encuentran los estados de Jalisco, Tabasco, Chiapas o Michoacán, es decir, en cualquier punto cardinal y sin importar los colores del gobierno, el crecimiento sin freno, la discrecionalidad y las sospechas de corrupción del endeudamiento se han convertido en una amenaza al futuro de esos Estados, publica el diario español.
Solo 11 de los 32 Estados concentran más del 70% de las obligaciones financieras estatales. Los expertos aseguran que la estabilidad de las finanzas públicas del país no está en riesgo (las deudas estatales suponen el 2,5% del Producto Interior Bruto), pero sí corre peligro el desarrollo de los Estados que usan las partidas federales para cumplir con sus obligaciones corrientes, como pagar los sueldos de los funcionarios o la factura de la electricidad, en lugar de para invertir en tejido productivo o servicios sociales.
Alrededor de un 90% de los ingresos que reciben los Estados viene del Gobierno federal, que es quien recauda los mayores impuestos (consumo y renta). Con la crisis de 2008 las participaciones y transferencias a los Estados disminuyeron, reduciendo sus ingresos en aproximadamente un 30%. “La Federación incentivó que cada uno se las arreglara como pudiera. Falló el mecanismo de solidaridad”, dice el senador del PRD, Mario Delgado. Y “como pudieron” fue a través de aumentar el endeudamiento.
El doctor en Ciencia Política Guillermo Cejudo, aseguró a El País que como consecuencia unos gobernadores diseñaron una “mala estrategia financiera y no planificaron cómo iban a pagar” (en ocasiones comprometiendo las partidas federales de tres años) y otros, como en el caso de Coahuila, cometieron actos “abiertamente ilegales”. Los mecanismos de control y las auditorías para evitar los desmanes tampoco funcionaron. Fallaron a nivel local, por inexistentes, y a nivel federal, que en aras del derecho soberano de los Estados a endeudarse nunca puso objeciones a las exorbitantes cifras.
El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier, llegó al poder en 2006 con una deuda de apenas 40 millones de dólares y hoy se sabe que el Estado debe 827 millones de dólares. Las alarmas por el desfalco solo saltaron, recuenta El País, cuando la falta de fondos creó a finales de 2012 una crisis hospitalaria sin precedentes. Mientras Granier, con un pie ya fuera del gobierno, aseguraba que el problema “se estaba solucionando”, su familia mantenía a 160 personas de servicio y gastaba un millón de pesos mensuales con cargo al erario, según reveló en enero el diario Reforma. Actualmente en Tabasco se impone la austeridad, mientras el exgobernador que hundió su economía vive ajeno a la crisis en Miami.
Planean controles para restringir deuda de estados y municipios
Por esta razón, el pleno del Senado mexicano aprobó en lo general y en lo particular la reforma constitucional que pretende regular y transparentar las deudas de estados y municipios, así como sancionar la falta de medidas de ajuste ante el alto endeudamiento.
Durante la sesión ordinaria que se celebró el pasado 16 de abril, se aprobó por 100 votos a favor, ocho en contra y tres abstenciones la reforma que también prohíbe que se destinen los recursos de los empréstitos a cubrir gasto corriente, como un principio básico de responsabilidad fiscal.
Además, se establece la armonización de la contabilidad gubernamental y de la información financiera, incluye la deuda pública; se faculta al Senado para sancionar las estrategias de ajuste de finanzas públicas de estados con niveles elevados de deuda, calificados por un sistema de alertas.
La reforma faculta a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para fiscalizar al gobierno federal, y que el otorgamiento de las garantías con cargo al crédito de la nación haya sido adecuada, y fiscalizar directamente a los estados cuando accedan a dichas garantías.
Se incluye que las legislaturas locales tendrán que aprobar los empréstitos y las obligaciones por el voto de las dos terceras partes de sus miembros presentes, previo análisis de su destino, capacidad de pago y, en su caso, el otorgamiento de garantía o el establecimiento de la fuente de pago.
La reforma establece que el Estado velará por la estabilidad de las finanzas públicas y del sistema financiero para coadyuvar a generar condiciones para el crecimiento económico y el empleo.
En tribuna, el senador David Penchyna, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), expuso que con la aprobación de la minuta “ya no se caerá en la tentación de satanizar el instrumento de deuda, que en un país en vías de desarrollo es un instrumento fundamental”.
©Univision.com
Commentarios