Pueblo arrasado en Texas se enfoca en recuperarse

Univision.com | Apr 20, 2013 | 4:30 PM

SIGUIENTE:

Autoridades y pobladores contabilizan daños y buscan a desaparecidos tras explosión.

Obama promete que no los olvidará

Luego de lograr finalmente un conteo de cadáveres preciso, el poblado del centro de Texas devastado por una explosión en una planta de fertilizantes que dejó un cráter se enfoca en recuperarse.
Los residentes siguieron adelante con lo que pudieron —la búsqueda de un contratista para que reconstruya y de una funeraria que organice un servicio en honor de las víctimas--, pero continúan aguardando a que las autoridades les permitan regresar a sus barrios y entreguen los restos de 14 personas muertas, informa The Associated Press.
Muchos de los 2,800 residentes de West se sienten paralizados. Imposibilitados de dirigir plenamente sus energías a la recuperación luego de que la pesquisa sobre las causas de la explosión del miércoles en la planta de West Fertilizer Co. comenzó a toda prisa, los desplazados y dolientes han tenido que arreglárselas con lo que está bajo su control.
La planta almacenaba y distribuía amoniaco anhidro, un fertilizante. También mezclaba otros.
El dueño de la planta, Donald Adair, emitió un comunicado en el que dijo que no olvidará "el sacrificio generoso de los trabajadores de emergencias que murieron tratando de protegernos a todos".
Uno de los empleados de la planta también falleció tratando de ayudar durante el incendio, dijo Adair.
Investigadores federales y la oficina estatal de incendios comenzaron a inspeccionar el sitio de la explosión el viernes para recolectar evidencia sobre una posible causa. Franceska Perot, portavoz de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, dijo que los investigadores siguen examinando los escombros.
Los residentes no pueden regresar a sus casas hasta que la investigación haya concluido, dijo Perot, que no indicó cuándo pudiera ocurrir eso.
Amenaza de explosión los pone en vilo
La localidad de West vivió el sábado la amenaza de una nueva explosión, según el testimonio de un vecino que fue evacuado por la policía.
El incidente, que resultó una falsa alarma, ocurrió en torno al mediodía del sábado (17:00 GMT), indica la agencia Efe.
Ron Price, el testigo que relató los hechos a la prensa, se había acercado hasta las inmediaciones del perímetro de seguridad alrededor de la planta de fertilizantes con intención de averiguar cuándo podía acceder al área afectada, donde se encuentra su propiedad.
Tras apuntarse en la lista que elaboran las autoridades para establecer un orden de entrada (los habitantes visitarán su vivienda custodiados por la policía, los bomberos y un psicólogo), regresó por donde había venido y se detuvo a hablar con unos amigos en una casa próxima.
"Vi cómo la policía venía hacia nosotros muy rápido, pararon para decirnos que nos fuéramos de ese área porque había una posibilidad de que hubiera otra explosión", relató Price, que insistió en el sentido de urgencia manifestado por los agentes.
"Me subí en el coche y me fui lo más rápido que pude. Nos dijeron que nos alejáramos todo lo posible", comentó.
El suceso tuvo lugar aproximadamente a la hora en la que las autoridades locales tenían previsto dar una conferencia de prensa para dar una actualización de víctimas, heridos y daños, y que el sargento Jason Reyes, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, pospuso "indefinidamente" sin dar más explicaciones.
La amenaza de explosión no ha sido confirmada oficialmente.
Obama habló a las víctimas de explosión
El presidente Barack Obama aseguró el viernes a las víctimas de la explosión que no serán olvidadas, luego de una semana en la que la atención de los medios de comunicación estuvo focalizada en los atentados de Boston.
"Tenemos también una colectividad en el estado de Texas que fue devastada por un terrible accidente", declaró Obama al concluir en la noche del viernes una intervención consagrada en gran parte a la captura en los suburbios de la capital de Massachusetts del segundo sospechoso de los ataques con bombas del lunes, informó la Agencia France Press.
Dirigiéndose a los habitantes de la ciudad de West, en Texas, Obama afirmó que "no serán olvidados".
Un mexicano murió en la explosión
En tanto, un hombre de nacionalidad mexicana está entre las víctimas de la explosión.
"Lamentablemente hay un mexicano entre los muertos (...). Vivía en los departamentos que están ubicados frente a la planta", dijo a la AFP una fuente de la Secretaría (ministerio) de Relaciones Exteriores, que pidió permanecer en el anonimato.
El fallecido, de 57 años, era originario del estado mexicano de Zacatecas (norte) y tenía un hijo, señaló.
La Cancillería no ha emitido un comunicado oficial sobre este caso porque están contactando a la familia de la víctima, a la que se le ofreció apoyo consular, agregó la fuente.
La televisora Milenio afirmó que la víctima se llamaba Mariano Saldívar Castañeda.
©Univision.com
Comentarios