Pulso entre las dos venezuelas

Univision.com | Apr 19, 2013 | 8:42 AM

Se acorta la diferencia de votos entre Maduro y Capriles

Por: Daniel Lozano y Jacobo G. García
CARACAS, Venezuela - “Acabamos de derrotar un golpe de estado y ellos van a continuar con el saboteo a la vida del país. Alerta a todos. En Venezuela no existe una oposición, sino una conspiración. Tenemos pruebas de los planes dirigidos desde Estados Unidos”, clamó Nicolás Maduro antes de partir hacia Lima, donde la noche del lunes se realizó una Cumbre Extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para tratar los últimos acontecimientos en Venezuela.
El sorprendente viaje de Maduro, que anunció impondrá “mano dura” en su gobierno, dejó atrás un país en alta tensión social y política. Las dos Venezuelas mantienen un intenso pulso cuatro días después de las elecciones presidenciales del pasado domingo. Y lo hace en casi todos los frentes.
Hace unos minutos (8 PM local del jueves) comenzó por cuarta noche consecutiva la tormenta de metal de las cacerolas opositoras. Frente a ellas, los “cohetazos bolivarianos” para acallar las ollas rebeldes, convocadas por Maduro y que ayer, en su gran mayoría, se dispararon desde organismos públicos.
Pulso que hace horas arrojó nuevas cifras electorales, al sumarse el escrutinio de los venezolanos en el extranjero. La diferencia entre ambos candidatos se ha estrechado aún más: sólo 210.996 votos les separan. Maduro obtuvo 7.562.992; Capriles consiguió 7.351.996.
Guerra mediática
El pulso también se dirime en los medios televisivos. El presidente electo, en cadena obligatoria para todos los canales, profirió las últimas acusaciones contra la privada Televén por emitir una rueda de prensa de Capriles el pasado lunes.
La lucha se prolongaba también en las redes sociales, donde los dos países competían subiendo vídeos de los incidentes acaecidos en los últimos días. Incluso en twitter miles de usuarios competían para imponer su etiqueta favorita: #MaduroEsMiPresidente contra #CaprilesEsMiPresidente.
Mientras tanto el gobierno insistía en aplicar su rodillo a los dirigentes opositores. Una presión a la que no escapó el propio Capriles, que no pudo acceder al Palacio Legislativo de Miranda ante el acoso de radicales chavistas enardecidos.
Nuevos héroes
El gobierno bolivariano ha convertido en “héroes de la Revolución” a las ocho personas muertas durante los incidentes violentos del lunes. “Hoy estas familias lloran. Estas muertes no van a quedar impunes. Los autores materiales de estos crímenes van a ser encontrado, juzgados y puestos tras las rejas”, afirmó el canciller Elías Jaua. Tanto oposición como medios independientes cuestionan las informaciones del Gobierno sobre estos casos.
En medio de esta alta tensión, Maduro se juramenta hoy viernes  a su regreso de Perú. Y lo hace con una nueva demostración de fuerza en la calle y buscando con la presencia de mandatarios internacionales una legitimación que ahora mismo le niega la mitad del país. La petrodiplomacia de Caracas ha movido sus piezas en el tablero global, sabedora de que esta “batalla” la tiene casi ganada. La oposición no asistirá.
La mayor parte de los países apoyan la juramentación de Maduro y sólo algunos mantenían a esta hora algunas reservas. Del subcontinente sudamericano, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia y Ecuador enviarán a sus presidentes, mientras Colombia, Chile y Perú se lo piensan. A ellos hay que añadir Nicaragua, Honduras y seguramente Cuba, no confirmada todavía. México enviará a su canciller, al igual que Guatemala.
Tensión Caracas-Madrid
Desde Europa no viajará el Príncipe Felipe, habitual en todas las tomas de posesión en América Latina. En su lugar lo hará el presidente del Congreso, Jesús Posada. El desencuentro diplomático tras las elecciones entre España y Venezuela estuvo a punto de provocar la expulsión del embajador europeo. Una llamada entre cancilleres solucionó lo que parecía iba a acabar en ruptura de relaciones.
Una vez más es Estados Unidos el país que mantiene una postura más firme contra el rodillo chavista, negándose a reconocer a Maduro y apostando por el recuento de los votos. John Kerry insistió ayer que una “auditoria sería un importante primer ingrediente para proporcionar confianza a toda la comunidad de naciones a las que les preocupa el resultado”.
El secretario de Estado reconoció que las relaciones con Caracas “no están en su mejor momento”, “aunque mi esperanza es que nadie cierre automáticamente las puertas cuando comience el nuevo gobierno, pase lo que pase en los últimos días”.
El Centro Carter se sumó ayer a parecidas tesis, al reclamar la “respuesta completa y expedita a esos reclamos (irregularidades detectadas por el comando de Capriles) por parte de las autoridades competentes”. Con ello se reducirían “las tensiones generadas por los resultados de los comicios”, según el comunicado de la organización.
©Univision.com
Comentarios