Obama defiende plan de reforma mientras surgen criticas

Univision.com | Apr 16, 2013 | 6:56 PM

El mandatario dijo que el anteproyecto de ley es sentido común

WASHINGTON, D.C. – El presidente Barack Obama dijo el martes que el anteproyecto de ley de reforma migratoria que elabora el Grupo de los Ocho en el Senado incluye conceptos fundamentales con los que él coincide, aunque admitió que la iniciativa no satisface sus expectativas completamente.
El ABC de la reforma migratoria. "Este proyecto de ley es claramente un punto intermedio", dijo el mandatario en un comunicado tras reunirse con dos de los ocho senadores autores de la iniciativa, el demócrata Chuck Schumer y el republicano John McCain, reportó The Associated Press.
"Pero coincide en su mayor parte con los principios que he presentado repetidamente para una reforma migratoria", dijo.
Infografía: El plan del Grupo de los Ocho. Univision.com tuvo acceso la noche del lunes a una versión resumida del plan que incluye una vía de legalización para la mayoría de los 11 millones de indocumentados que carezcan de antecedentes penales, quienes podrán acceder a un estado de “Inmigrante Registrado Provisionalmente” que dilatará por 10 años.
Al término de ese plazo los beneficiarios del plan del Senado podrán gestionar la residencia legal permanente. Cinco años más tarde iniciaría el trámite de la ciudadanía.
Infografía: Perfil de un soñador.
Obama explicó que el plan del Senado también busca fortalecer la seguridad fronteriza, sancionar a patronos que contraten a personas no autorizadas para trabajar, modernizar el sistema migratorio para reunir familias y atraer a profesionales especializados.
Los requisitos
La iniciativa bipartidista explica que para calificar los indocumentados, además de una verificación de antecedentes penales, deben probar que se encontraban en el país antes del 31 de diciembre de 2011, pagar impuestos y cancelar una multa de $500 antes de comenzar a recorrer el camino hacia la legalización.
Simultáneamente el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) debe certificar la seguridad en la frontera sur demostrando que tiene la capacidad de arrestar el 90% del tráfico ilegal en zonas de alto riesgo, y que tiene capacidad de vigilancia en el 100 por ciento de la frontera con México.
"Estas son medidas de sentido común que la mayoría de los estadounidenses apoya”, dijo Obama. “Exhorto al Senado a procesar este proyecto de ley rápidamente y, como les dije a los senadores Schumer y McCain, sigo dispuesto a hacer lo que sea para garantizar que la reforma migratoria integral se convierte en una realidad lo antes posible".
Algunos conservadores señalaron el martes que la propuesta del Grupo de los Ocho se trata de una amnistía.
El Senador demócrata Charles Schumer, uno de los integrantes del grupo bipartidista que elaboró el anteproyecto, dijo acerca del documento que “nadie consigue todo lo que quiere”, mientras que el senador republicano Jeff Flake indicó que la propuesta tiene componentes que no a todos dejarán contentos.
Ataque en Boston
La entrega del anteproyecto de ley de reforma migratoria al Comité Judicial se iba a realizar este martes, pero la ceremonia se postergó a causa del atentado terrorista ocurrido el lunes durante la maratón de Boston, donde explotaron dos bombas caseras que dejaron un saldo de tres muertos y más de 140 heridos.
Sectores de izquierda mostraron preocupación por la larga espera que vivirán los indocumentados para conseguir la ciudadanía, estimado en unos 15 años.
El obispo Ricardo McClin, pastor de la Iglesia de Dios de la Restauración en Kissimmee, Florida, y que fue citado por The Associated Press, dijo que la legislación coloca obstáculos y retrasos innecesarios en el camino a la ciudadanía y que injustamente podían excluir a algunos de los 11 millones de indocumentados.
El camino hacia la ciudadanía está supeditado a la seguridad fronteriza.
Clarissa Martínez, directora de inmigración del Consejo Nacional de La Raza, dijo a la AP que el plan no era el proyecto de sus sueños, pero que en su conjunto el plan es congruente con la dirección mostrada por los grupos pro inmigrantes.
El grupo bipartidista enfatizó el martes a legisladores republicanos que el anteproyecto de reforma migratoria no cuesta dinero al gobierno federal, no socavará los derechos de los trabajadores estadounidenses y que el manto de la ilegalidad será eliminado, al tiempo de mejorar la economía del país.
La también llamada Pandilla de los Ocho está integrada por los senadores republicanos Marco Rubio (Florida), John McCain (Arizona), Lindsey Graham (Carolina del Sur) y Jeff Flake (Arizona), y los demócratas Charles Schumer (Nueva York), Robert Menéndez (Nueva Jersey), Richard Durbin (Illinois) y Michael Bennet (Colorado).
Una encuesta de The Asociated Press y Gfk mostró que 63% de los estadounidenses apoya una reforma migratoria que incluya una vía hacia la ciudadanía para los indocumentados. La muestra fue realizada por teléfono entre 1.004 adultos el 11 de abril y tiene un margen de error de más o menos 3,9 puntos.
©Univision.com
Commentarios