Identifican a la tercera víctima mortal de las explosiones de Boston

Univision.com | Apr 16, 2013 | 6:16 PM
La tercer víctima ha sido identificada como Lingzi Lu, una joven china que estudiaba en la Universidad de Boston y que durante la explosión estaba acompañada por una amiga que resultó herida.
Las otras dos víctimas son el niño de 8 años Martin Richard, que estaba entre el público animando a su padre, uno de los corredores de la maratón de Boston, y la joven de 29 años Krystle Campbell.
De acuerdo a The Associated Press, la Universidad de Boston declaró que tres de sus estudiantes estaban en la línea de meta viendo la carrera, cuando sucedieron las explosiones, uno de ellos fue la joven que perdió la vida y hay otro que fue herido y se encuentra en el Boston Medical Center en condición estable. Las otras dos víctimas que murieron han sido identificados como de 8 años de edad, Richard Martin, de Boston, y de 29 años de edad, Krystle  Campbell, de Medford.
La madre y la hermana del pequeño Richard siguen ingresadas con graves heridas, más propias de una zona de combate que de una ciudad que el lunes celebraba una fiesta cívica y deportiva en un día soleado.
Por su parte, Krystle Campbell se encontraba entre el público acompañada des su amiga Karen Rand, quien esperaba ver pasar a su novio Rand por la línea de meta cuando sucedió el trágico atentado. De acuerdo al New York Daily News, Karen sufrió una lesión en la pierna y tuvo que ser operada de emergencia, mientras que su amiga no sobrevivió.
En busca de los responsables
Tanto el presidente estadounidense, Barack Obama, como el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, se refirieron al atentado de ayer como un "acto de terror".
Pero las respuestas sobre la autoría pueden tardar en llegar, mientras los agentes de la unidad de explosivos de la ATF o del FBI procesan la zona, con las cajas de avituallamiento de los deportistas o la decoración aún lista para recibir a los deportistas.
Un gran número de los más de 20 mil corredores que participaban en la prueba volvieron al lugar de la tragedia para recoger sus pertenencias y los kit que entregaba la organización a los participantes.
En el hospital Brigham de Boston, uno de los que han recibido heridos, las medidas de seguridad se han extremado y se puede ver a agentes y policías en los pasillos por donde transitan las camillas.
Los médicos, que trabajan en una ciudad considerada la sede de la elite médica de Estados Unidos, se las están viendo con amputaciones graves, abundantes hemorragias, quemaduras y traumatismos, algo que ha desencadenado una oleada de donaciones de sangre voluntarias.
©Univision.com
Comentarios