La oposición venezolana no se resigna y mantiene la esperanza

Univision.com | Apr 15, 2013 | 8:57 AM

Tienen la esperanza del voto por voto

Después de horas de angustia esperando los resultados de una elección que muchos sentían por primera vez ganada, los opositores venezolanos se secaron rápido las lágrimas tras la ajustada derrota de Henrique Capriles y pusieron su esperanza en la revisión de votos.
En el comando de campaña opositor, una carpa instalada para la ocasión en una plaza al sureste de Caracas, los rumores sobre una eventual victoria de Capriles iban y venían con un sentimiento de euforia contenida al creer que, por primera vez en 14 años, podían ganar al chavismo.
Al escuchar los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) que dieron al presidente encargado del país Nicolás Maduro un 50.66% de los votos frente a un 49.07% de Capriles, algunos no pudieron evitar las lágrimas de rabia, una cierta resignación, pero también de ese sabor agridulce de haberse quedado tan cerca.
Resultados muy cerrados
"Yo, realmente, siento que la injusticia es la ley. Simplemente es una injusticia más que se suma y me parecía extraño ganar. Hemos estado muy cerca, pero nunca he visto una victoria, sólo en 2007, no la conozco desde que tengo uso de razón", decía con ojos llorosos Simoneta Espavieri, una estudiante de 22 años.
Pero, fue al escuchar la propuesta del rector del CNE Vicente Díaz, ligado a la oposición, de solicitar la auditoría del 100% de las papeletas ante la ajustadísima votación que cambiaron todas las caras en el comando.
Con aplausos y gritos de "¡Sí se puede!", los opositores vieron una luz en esa vía, más aún cuando Capriles dijo en una breve pero enfática declaración al país que no reconocería los resultados hasta tanto no se hubiera revisado cada uno de los votos.
"La información que yo manejo es que Capriles sacó la mayoría en Venezuela. No estoy conforme con los resultados, hay que esperar la revisión de las actas y la auditoría que se haga", señaló quien fue secretario del fallecido presidente Rafael Caldera, Enrique Alvarado.
Orgullosos de escuchar el discurso firme de Capriles, sus seguidores le aplaudían a cada palabra bajo algún improvisado "¡así se habla, carajo!" y entre la tímida denuncia de algunos de un supuesto fraude.
Sara Omada, una comerciante de 27 años, también consideró que "los resultados no fueron los correctos ni los que el país esperaba" y aseguró que hubo "muchos atropellos" de parte del oficialismo tanto en la campaña como en esta jornada de votación.
"Tengo la mente positiva de que los resultados van a cambiar, Dios quiera que sí", manifestó.
Chavismo celebra con reservas
El triunfo de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales del domingo en Venezuela fue celebrado, como ya es costumbre en el chavismo, en el palacio presidencial de Miraflores, aunque con menos simpatizantes que en otras ocasiones y hasta aire de tristeza por una victoria "pírrica".
Caras tristes y rostros de molestos dentro de Miraflores contrastaban en la noche del domingo con el baile y la celebración de la calle al ritmo de las canciones que alegraron la campaña de Maduro y el sabor del alcohol prohibido por la ley seca en vigor desde el viernes debido a las elecciones.
Maduro, candidato del chavismo tras la muerte el pasado 5 de marzo del presidente Hugo Chávez, logró 7,505,338 votos, el 50.66%, y superó por 234,935 al candidato de la oposición, Henrique Capriles, que obtuvo 7,270,403, el 49.07%, según informó el Consejo Nacional Electoral (CNE) con el 99.12 % de los votos escrutados.
"Hoy me siento orgulloso porque hemos dado una batalla más, pero esta es una victoria del pueblo chavista y revolucionario", dijo a Efe el secretario general de la Federación Unitaria del Transporte, Richard Mambel que fue al palacio a celebrar y se mostró muy molesto con los que, aseguró, "traicionaron" a la "revolución bolivariana".
El sindicalista reclamó que la diferencia fue poca por culpa de quienes no tuvieron en cuenta que tenían "una deuda con el comandante" Chávez.
"Hoy, aunque sea una pírrica victoria, la vamos a administrar como es debido y vamos a seguir llevando este país a donde tenemos que llevarlo", señaló.
El balcón del pueblo en el palacio de Miraflores, ese desde el que el Chávez cantaba el Himno Nacional cada vez que obtenía un triunfo, se mantuvo cerrado pues el ganador de la jornada electoral habló al pueblo chavista desde una tarima desde donde les dio las gracias.
En las pasadas elecciones del 7 de octubre cuando Chávez y Capriles se midieron, el líder bolivariano obtuvo el 55.5% de los votos sobre el opositor que logró el 44.39% del apoyo y entonces los chavistas abarrotaron Miraflores y las zonas cercanas, esperaron que el presidente apareciera en el balcón y junto a él cantaron el himno.
"Creo que prevaleció la realidad: Chávez ya no está. Sin duda por eso no pudimos arrasar, Chávez hubiese arrasado otra vez", dijo a Efe Gloria Hernández, un ama de casa que aseguró que ahora el Gobierno de Maduro debe tener una propuesta de unificar al país "una patria para todos".
Las puertas de Miraflores no se abrieron hasta un par de horas antes de que el CNE anunciara los resultados y el ambiente en los alrededores de la sede de la Presidencia lucía tenso ante la tardanza de la información.
Seguidores motorizados rodeaban la zona, iban y venían, cargando con botellas de bebidas alcohólicas a la espera del anuncio y después de que se difundiera el nuevo triunfo del chavismo, el ambiente, más relajado, dio paso al baile y a la celebración, pero eso si, siempre fuera del palacio sagrado donde Chávez vivió.
"Ese balcón, ese es el puesto de Chávez, me imagino que de ahora en adelante siempre estará vacío", señaló Hernández.
©Univision.com
Commentarios