Rubio dice que “no va a ser fácil” aprobar la reforma migratoria

Univision.com | Apr 14, 2013 | 7:02 PM
Sen. Marco Rubio habl... Sen. Marco Rubio habl...
3 Pausar Auto Play

El senador republicano revela detalles en Al Punto sobre la propuesta de reforma migratoria que sería presentada esta semana.

Senador republicano reveló en Al Punto detalles de plan bipartidista que esta semana sería entregado al Comité Judicial

Una cosa es que haya un plan de reforma migratoria en puertas y otra que el Congreso lo apruebe y lo envíe al escritorio del presidente para que lo firme. Así se resume la entrevista que este domingo el Senador republicano Marco Rubio (Florida) concedió al programa Al Punto con el periodista Jorge Ramos.
Infografía: El plan del Grupo de los Ocho.
“Yo creo que va a ser esta semana”, cuando el Grupo de los Ocho envíe el anteproyecto de ley al Comité Judicial, indicó Rubio, uno de los integrantes del grupo o pandilla de los ocho (cuatro demócratas y cuatro republicanos) que luego de las elecciones del 6 de noviembre, cuando el presidente Barack Obama fue reelecto para otro mandato de cuatro años, se reunieron para escribir un anteproyecto de reforma migratoria y enviarlo a la consideración del pleno. “Estamos trabajando en este mismo momento. Mientras yo estoy hablando contigo, hay miembros de nuestro equipo que están trabajando sobre esto y estamos haciendo un progreso sustantivo. Así es que esperamos que, si dios quiere, va a ser esta semana”.
En similares términos se refirió el senador demócrata Robert “Bob” Menéndez (Nueva Jersey). ““Todos los acuerdos sobre los temas mayores se han llegado a un acuerdo. Estamos en estos momentos, el Grupo de los Ocho con nuestros asistentes, escribiendo la ley actual”. Y agregó que la tarea de escribir los acuerdos alcanzados “es mucho más difícil, para asegurar que todos esos acuerdos sean realizados como fueron acordados”.
Infografía: Perfil de un Soñador.
Los detalles
Rubio no sólo habló de la fase final en la redacción del anteproyecto, sino que explicó detalles de un plan que aguardan 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos. Confirmó que el plan cubrirá a todos los inmigrantes que se encuentran en Estados Unidos al 31 de diciembre de 2011, pero advirtió que aquellos que han cometido delitos criminales “no van a calificar”.
“Si tiene que haber una fecha en el pasado, si no vamos a tener personas entrando, Y creo que es importante comunicar a las personas que están escuchando que, si vienen ahora, no van a calificar para el programa”, apuntó. “Estamos viendo un poquito de incremento en (el número de) las personas que piensan que van a poder utilizar este programa y no es cierto eso”, comentó.
¿Qué opina del plan del Grupo de los Ocho? Participe en el foro de reforma migratoria.
En cuanto si el proyecto de ley incluirá un camino hacia la ciudadanía y cuánto tiempo deberán esperar los indocumentados para iniciar el trámite, Rubio señaló que “no creo que es bueno para el país tener dos estatus, personas de dos diferentes tipos. Obviamente va a ser difícil, pero va a ser justo. Van a tener acceso a poder viajar, a trabajar, a estar aquí legalmente y eventualmente a poder clasificar para su residencia. Y obviamente, cuando clasifican para su residencia, pues clasifican en el futuro para aplicar a la ciudadanía”.
Indicó que “es importante (que el plan incluya la ciudadanía para los millones de indocumentados), porque si no lo tenemos entonces sí vamos a tener dos categorías de personas en el país”.
El senador de Florida, una de las principales figuras emergentes del Partido Republicano y cuyo nombre se baraja entre las posibilidades para alcanzar la nominación presidencial en 2016, comentó que Europa cerró la puerta a la ciudadanía a extranjeros y que eso “ha sido muy negativo” para el Viejo Continente. “No queremos cometer ese error acá”.
Seguridad fronteriza
De la seguridad fronteriza como condición para abrir el camino a la ciudadanía, Rubio reconoció los esfuerzos que ha hecho la Administración del Presidente Barack Obama para asegurar las fronteras en el curso de su primer mandato, “pero quedan zonas” donde falta trabajo por hacer. “La frontera realmente está dividida entre nueve diferentes zonas. Seis o cuatro de esas zonas están bastante tranquilas, pero hay tres o cuatro que no y esas son las zonas que hay que mejorar, y eso es importante”, dijo.
“Y no sólo es el tema migratorio. El tema migratorio es importante, pero más  allá del tema humanitario que está ocurriendo en la frontera es el tema criminal. También hay bandas criminales que están cruzando de ambos lados, de Estados Unidos y de allá también (México). Y eso hay que asegurarlo por la soberanía del país. Es importante”, apuntó.
Del requisito de la verificación de empleo, uno de los cuatro ejes en que descansa el plan bipartidista del Grupo de los Ocho (seguridad fronteriza, camino a la ciudadanía, verificación de empleo e inmigración legal), Rubio dijo que es importante “tener un sistema de verificar el empleo de las personas que están acá. Y eso beneficia al inmigrante, porque si alguien paga por recibir un permiso de trabajo no quiere entonces perder ese trabajo por alguien que esté indocumentado que vaya a trabajar por menos y le quite ese trabajo. Así es que, todas estas medidas son importantes. Y es importante asegurar que ocurran”.
“Nosotros no vamos a tener el apoyo de nuestros colegas si no tenemos medidas en esta ley que aseguren que estas medidas ocurran”, sentenció.
Certificación de seguridad
A la pregunta sobre qué tan segura debe estar la frontera para abrir el camino a la ciudadanía, y que la presión sobre el cruce indocumentado seguirá existiendo mientras en México los trabajadores ganen ocho o 10 veces menos que en Estados Unidos, Rubio dijo que la idea del plan no radica en detener por completo el cruce indocumentado. “La cifra que nosotros hemos identificado es poder ver 100 por ciento de la frontera con seguridad y poder parar a nueve de cada 10 personas que tratan de cruzar, un 90%”, señaló.
“Y esa es la meta de este plan, esa es la meta de lograr en la frontera. Y creo que eso puede ocurrir. Y una de las razones por las cuales va a ocurrir es porque ahora va a existir (si se aprueba el plan) un sistema de inmigración legal, un sistema de trabajador temporal sea agrícola o en la construcción etc., donde las personas van a poder venir legalmente, de una manera eficaz, sin tener que cruzar la frontera, sin tener que caer en manos de un coyote o un criminal que abuse de ellos”.
Consultado sobre su participación en el Grupo de los Ocho después de haber apoyado la candidatura presidencial del candidato presidencial Mitt Romney, quien en enero del año pasado lanzó una propuesta de autodeportación para los indocumentados, Rubio dijo que su posición sobre el tema de los inmigrantes sin papeles “siempre ha sido que aquí no se le va a dar una amnistía a todo el mundo. Este plan (el anteproyecto del Grupo de los Ocho) no va a hacer eso. Obviamente hay personas que no van a calificar porque han cometido crímenes, porque han venido recientemente, etc. Segundo, yo siempre he pensado que la manera de solucionar este problema es la situación del sistema de inmigración legal. Lo que este plan hace simplemente es, le permite a las personas que están aquí sin documentos, es ganarse acceso al sistema legal”.
Explicó que actualmente “si alguien está en violación de la ley puede regresar a su país de origen, esperar 10 años y aplicar desde allá. O creamos una alternativa de poder quedarse aquí, pero van a tener que pagar una multa, van a tener que pagar sus impuestos, van a tener que pagar para inscribirse y van a tener que esperar más de 10 años”.
“Son las dos alternativas que existen. Y yo siempre he buscado esas soluciones”, precisó.
“Les pido sus oraciones”
A la pregunta si 2013 será el año de la reforma migratoria, Rubio enfatizó que “yo no le puedo ofrecer eso porque no está solamente en mis manos. Yo le puedo decir que este es el año en que se va a proponer un proyecto de ley serio de apoyo bipartidista que yo pienso es la manera más lógica de avanzar esto”.
“Yo pienso que yo puedo justificar este proyecto de ley a mis colegas republicanos y conservadores, y que si Dios quiere vamos a tener el apoyo necesario para hacerlo. Les pido sus oraciones y su ayuda porque no va a ser fácil. Ya hay personas que (se) están oponiendo, hay mucha mala información que se está utilizando para tratar de hundir este esfuerzo, pero yo creo que este es un esfuerzo que se merece (ser aprobado”.
Añadió que el plan bipartidista del Senado “es una manera muy razonable de lidiar con un problema muy serio que realmente nadie, en este momento, se beneficia del status quo. Las únicas personas que se benefician en estos momentos son los criminales que están abusando de las personas que cruzan, y las personas que están abusando de sus trabajadores pagándoles menos porque son ilegales. Tenemos que resolver ese problema”.
Además de Rubio, el Grupo de los Ocho lo integran los senadores republicanos John McCain (Arizona), Lindsey Graham (Carolina del Sur) y Jeff Flake (Arizona), y los demócratas Charles Schumer (Nueva York), Robert Menéndez (Nueva Jersey), Richard Durbin (Illinois) y Michael Bennet (Colorado).
Para ser aprobado el proyecto de ley en el Senado se necesitan 0 votos. Los demócratas cuentan con 53 asientos, pero no hay garantías de que todos apoyarán la legalización de los indocumentados. En la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, se necesitan 218 votos de los 435 asientos que integran el hemiciclo.
©Univision.com
Commentarios