El amor no tiene fronteras: se casaron en el Río Bravo

Univision.com | Apr 12, 2013 | 11:31 AM

Él no tiene papeles estadounidenses

Con un 'sí acepto'  y un beso, Stephanie Guerra y Rubén Alfonso Fierro sellaron su historia de amor al celerar su boda a orilla del Río Bravo, desafiando así las diferencias migratorias que existen entre México y Estados Unidos.
Ella nació en Laredo, Tecas y él es originario de Monterrey, Nuevo León. Estas diferencias de nacionalidad les habían ocasionado ya dolores de cabeza y para poder vivir juntos, de manera legal en Estados Unidos, decidieron casarse de esta forma poco tradicional: en plena frontera.
Lo insólito de la ceremonia llamó la atención de diversos medios de comunicación e incluso fue transmitida en vivo hasta Miami, Florida.
A las 2:00 de la tarde los novios llegaron a la orilla del lado mexicano muy cerca del puente internacional La Puerta de las Américas, donde ya los esperaba una pequeña embarcación con capacidad para siete tripulantes, reportó el periódico El Mañana.
Eric Ellman, presidente de la  Fundación Big River, fue el encargado de transportar a la pareja al lugar del enlace matrimonial.
Remando contra la corriente y ayudado por los tripulantes, Ellman logró acercarlos hasta la orilla del lado americano donde ya los esperaba el juez de Paz Héctor Liendo, quien se encargó de hacer la lectura del rito de matrimonio, reportó El Mañana.
"Decidimos hacer las cosas bien para darles un hogar como debe de ser a nuestros hijos", dijo emocionada la novia, reportó El Mañana.
Ellos se conocieron en una fiesta en Laredo, Texas hace varios años y tras un noviazgo breve decidieron vivir en unión libre.
La pareja ya tiene hijos: un  menor de dos años y sus gemelos de cinco meses.
Actualmente se encontraban viviendo en Nuevo Laredo, México por la falda de papeles migratorios del esposo. Después de tomar la decisión de vivir del lado estadounidense, decidieron casarse en este inusual enlace.
"Lo más importante para nosotros era casarnos ya para formar un hogar como debe de ser, además hay amor de sobra y el mejor testimonio es que ya tenemos tres hijos", dijo el novio, según El Mañana.
La boda se realizó a bordo de una lancha sin que los novios pisaran, en ningún momento, territorio estadounidense.
Víctor Hugo García, planificador de la boda, dijo que gracias al Tratado de Guadalupe, las personas pueden usar el río Bravo con fines de recreación, deportivos y culturales y no se viola ninguna ley migratoria, reportó El Mañana.
©Univision.com
Commentarios