Mujica pidió disculpas públicas a Cristina Fernández

EFE | Apr 11, 2013 | 10:04 AM

Lenguaje 'áspero y canero'

MONTEVIDEO, Uruguay - El presidente de Uruguay, José Mujica, pidió "sentidas disculpas" por sus recientes referencias a la mandataria argentina, Cristina Fernández, y su esposo fallecido, Néstor Kirchner, que generaron malestar y una protesta de Argentina.
"Debo pedir sentidas disculpas a quienes pude lastimar en estos días por mis dichos", afirmó el presidente uruguayo en un programa de radio en referencia a la frase "esta vieja es peor que el tuerto" que fue capatada pior los micrófonos cuando él creía que no era escuchado. 
En su espacio semanal de la emisora M24 Mujica justificó sus palabras por el lenguaje "áspero" y "canero" (carcelario) que él utiliza en sus círculos íntimos.
Mujica, de 78 años, estuvo preso 14 años, la mayoría durante la dictadura uruguaya (1973-1985) por su pertenencia a la guerrilla tupamara, que combatió a varios gobiernos constitucionales en los 60 y 70 del siglo pasado, en una etapa de gran convulsión social en el país.
"No podemos evitar que nuestro hablar corriente e íntimo es por momento áspero, diría prontamente canero" porque "durante muchos años pasamos por gamuzas y cuarteles" y "había que comunicarse adoptando las formas en esa lucha por sobrevivir", argumentó.
Mujica, del izquierdista Frente Amplio, admitió que el uso de ese lenguaje, por el que en su entorno "reinan los sobrenombres Mono, Caballo, Tuerto, Rengo", "poco tiene que ver con la libertad de prensa".
Además de disculparse, el mandatario tuvo palabras de empatía hacia la nación vecina y sus gobernantes.
La molestia argentina
Argentina "sufre desde hace años" una "campaña casi permanente" que afirma que el país "se cae" y que "va camino a ser una república paupérrima", dijo.
Sin embargo, ese país "ha crecido mucho y nunca tuvo un gobierno que hiciera tanto por los postergados como el actual", añadió Mujica, para quien Argentina "tiene problemas, ¿pero quién no los tiene?".
El jefe de Estado dijo haber "tratado de hacer todo lo posible para sostener una relación que tenga en cuenta los intereses económicos de la gente que trabaja".
Reconoció que "hay medidas argentinas" que "afectan" a los uruguayos, en relación a decisiones del gobierno de Fernández para controlar las importaciones y la salida de dólares del país.
Sin embargo, luego recalcó: "cuando a Argentina la va bien nosotros (los uruguayos) nos beneficiamos y cuando ellos andan mal nosotros padecemos", señaló.
Mujica adelantó este jueves al diario local La República que enviará una carta a Fernández para explicar sus polémicos comentarios, pero no quiso detallar el contenido de la misma.
Indicó asimismo que prefiere que sea "la señora presidenta la que la haga pública, si es que lo considera conveniente".
Las tensiones entre ambos países comenzaron hace una semana, después de que un micrófono abierto en una rueda de prensa recogiera una declaración del presidente uruguayo en la que aseguraba: "esta vieja es peor que el tuerto. El tuerto era más político. Esta es terca".
Mujica aludía así a Kirchner (2003-2007) y a su viuda y sucesora en el cargo, Cristina Fernández.
El mismo día la Cancillería argentina lamentó en un comunicado "profundamente" esas expresiones del mandatario uruguayo, que consideró "inaceptables" y "denigrantes", y advirtió que Fernández no va a realizar comentario alguno al respecto.
Para atizar aún más el fuego de la discordia el pasado fin de semana el primer número de una nueva publicación mensual uruguaya, "Lento", difundió una entrevista con Mujica en la que el gobernante califica de "bastante baboso" a Kirchner.
©EFE
Commentarios