Suman 37 las víctimas mortales por sismo registrado en Irán

EFE | Apr 10, 2013 | 3:39 AM

Además hay más de 800 heridos

Los equipos de socorro prosiguen las labores de búsqueda y rescate en la zona afectada por un terremoto de 6.1 grados Richter en la provincia de Busher, en el sur de Irán, donde hasta la madrugada del miércoles el numero de muertos ascendía a 37, los heridos a 850 y a más de 800 las casas destruidas.
Según el gobernador provincial de Busher, Fereydum Hasanvand, las víctimas mortales se han registrado en las zonas de las localidades de Kaki -donde se situó el epicentro del sismo-, Tasuch y Shanbe, informó la agencia oficial iraní IRNA.
Hasanvand indicó que la mayoría de los heridos han sido transferidos a hospitales de la ciudad de Busher, tras ser evacuados de las localidades de Jurmoj y Ahrom, en la zona del sismo, para evitar posibles riesgos debidos a las réplicas.
El terremoto se produjo a cerca de 100 kilómetros de la central nuclear de Busher, la única de Irán y que está en la fase de pruebas, donde se sintió el sismo, aunque la corporación rusa AtomStroyExport, que dirige su construcción, señaló que la situación era normal y proseguían los trabajos.
Según la agencia local iraní Fars, el movimiento telúrico se pudo sentir moderadamente incluso a 500 kilómetros del epicentro en algunos países árabes ribereños del golfo Pérsico, como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin.
Miles de personas perdieron sus hogares
Además de los equipos de búsqueda y rescate y los medios logísticos y de evacuación, la Media Luna Roja iraní ha repartido ya en el área tiendas de campaña, mantas y comida entre los damnificados de la propia provincia y de las limítrofes.
En principio, se calcula que unas 10 mil personas han perdido sus hogares o huyeron anoche de sus casas por temor a nuevas réplicas en las zonas más afectadas y han pasado la noche en la calle, según la agencia sindical iraní ILNA.
Docenas de réplicas, algunas de ellas por encima de los 5 grados Richter, se han sentido en la zona.
También se trabaja en la reparación de los servicios de agua, electricidad y telefonía por cable, que quedaron interrumpidos al romperse las tuberías y líneas, aunque funcionan los teléfonos móviles.
©EFE
Comentarios