Sismo en Irán dejó al menos 31 muertos

EFE | Apr 09, 2013 | 11:59 AM

Unas 10 mil personas sin hogar

TEHERÁN -  Un fuerte sismo de 6.1 grados en la escala Richter dejó por lo menos 31 muertos al sur de Irán, en una localidad donde está instalada una central nuclear, según informó la agencia oficial iraní, Irna. Los decesos ocurrieron en dos barrios que quedaron destrozados.
La agencia sindical ILNA informó que 23 aldeas sufrieron el movimiento telúrico y dos de ellas, Tesuch y Shanbe, han quedado prácticamente en ruinas.
Unas 10 mil personas han perdido sus hogares o han huido de sus casas por temor a nuevas réplicas del terremoto en las zonas más afectadas y pasarán la noche en la calle, agregó ILNA.
El director de la Media Luna Roja Iraní, Mahmud Mozafar, señaló que, al haberse producido el terremoto en una zona de montañas cercana al mar, a 51.58 grados de longitud este y 28.48 grados de latitud norte, sus efectos pueden ser menos devastadores de los previsibles por su magnitud, según recogió la agencia Mehr.
La agencia estudiantil ISNA informó de que el terremoto, aunque ha causado daños en las infraestructuras de la zona y las casas del área afectada por el temblor, que ha sido muy amplia, al tener su hipocentro a 12 kilómetros de profundidad, se espera que los daños sean limitados.
Se mueven los equipos de rescate
Según el gobernador de la provincia, Fereydum Hasanvand, citado por Mehr, el terremoto, ocurrido a las 16.22 hora local (11.52 GMT), no afectó a la central nuclear de Busher, situada a unos 100 kilómetros de su epicentro, aunque la empresa rusa que dirige su construcción señaló que se sintió en las instalaciones.
En la central nuclear, la única de que dispone Irán y que está en la fase de pruebas antes de ser integrada en la red eléctrica del país, la situación es normal, según la agencia local Fars.
La Media Luna Roja anunció que sus equipos de rescate se han encaminado hacia la zona del temblor y que un centenar de ambulancias están preparadas para desplazarse al lugar, según el director del Centro de Asistencia en Desastres y emergencias, Mohamad Tagui Talebian, citado por la agencia oficial IRNA.
Los centros de emergencia de las provincias de Fars y Juzestan, en el sur del país y próximas a Busher, están en estado de alerta y esperan noticias para su posible movilización, agregó Talebian.
Al menos dos helicópteros de observación sobrevuelan la zona para determinar los daños y posibles víctimas del terremoto.
En las laderas de algunas montañas cerca de Shambe se han producido deslizamientos de terreno, según Fars, que eleva a 100 el número de heridos trasladados a hospitales desde esta localidad, donde los servicios de agua, electricidad y telefonía por cable han quedado suspendidos al romperse las tuberías y líneas.
Tras el seísmo principal, en dos horas y media se han registrado en la zona al menos 16 réplicas apreciables, las dos más fuertes de 4.8 y 5.3 grados en la escala de Richter.
Irán se encuentra en una zona de grandes fallas terrestres y los terremotos son comunes en todo el país, algunos de ellos de magnitud devastadora, que han causado cientos de miles de muertos en las últimas décadas.
El último con graves efectos, muy similar en magnitud al de hoy, fue en agosto del año pasado, en la provincia de Azerbaiyán Oriental, donde murieron 306 personas y 4,500 resultaron heridas al registrarse dos movimientos consecutivos de 6.2 y 6 grados Richter.
Hace diez años, en diciembre de 2003, un terremoto de 6,6 grados Richter destruyó el oasis de Bam, en la provincia suroriental de Kerman, y resultaron muertas más de 30 mil personas, aunque algunas fuentes elevan significativamente esa cifra.
El más mortífero de los terremotos registrados en el país se produjo en junio de 1990 en la provincia noroccidental de Gilan, junto a las costas del mar Caspio, que alcanzó los 7,7 grados Richter y causó la muerte a al menos 37.000 personas y más de 100 mil heridos.
©EFE
Commentarios