Toman las calles de Miami por reforma migratoria

EFE | Apr 06, 2013 | 6:42 PM

SIGUIENTE:

La Gran Marcha pro Reforma Migratoria será el próximo 10 de abril y miles de ciudadanos en Miami se sumaron a la causa.

Cientos no se pueden acoger a Acción Diferida

Cientos de indocumentados se manifestaron este sábado por las calles de Miami para reclamar a Washington qu apruebe cuanto antes una reforma migratoria, alengando que hay millones de personas que no se puede acoger al proceso de Acción de diferida.
La marcha fue organizada por la Coalición de Inmigrantes de la Florida para pedir un cambio en la legislación que beneficie a todos los indocumentados del país.
Entre los asistentes se encontraba Francis Tume Larosa, un joven peruano indocumentado que ha conseguido regularizar temporalmente su situación migratoria gracias al programa de Acción Diferida propuesto por el ejecutivo de Barack Obama. En cambio, su familia sigue sin poder permanecer legalmente en el país.
"Yo quiero algo para mis padres. Ellos fueron los primeros soñadores, no nosotros", explicaba a Efe minutos antes de empezar la marcha en el parque José Martí de la Pequeña Habana.
Carmen Ramírez, una hondureña que vive en Estados Unidos desde hace 13 años, explicó igualmente a Efe que llegó al país "en busca de una oportunidad". La mujer no pierde la esperanza y confía en que el Congreso dé luz verde a la reforma migratoria.
"Una de las desventajas es que no podemos viajar a nuestros países a ver a nuestras familias. Por ahora, estamos desunidos" lamentaba esta hondureña. "Confiamos que venga esa reforma y podamos viajar y estar juntos una vez más".
José Ventura, otro hondureño afincado en Miami desde 1998, tiene miedo a ser deportado y a tener que dejar a sus hijas, que nacieron en Estados Unidos.
"Queremos que nos escuche todo el pueblo y que nos ayuden. Nosotros estamos sufriendo al querer un permiso de trabajo y poder estar aquí", afirmaba a Efe este hombre de 29 años.
Alcalde apoyó a los migrantes
El alcalde de la ciudad, Tomás Regalado, y el arzobispo de Miami, Thomas Wenski, asistieron a esta marcha para apoyar la reforma.
"Éste es un país donde no hay ciudadanos de segunda y es injusto que estas personas que cumplen la ley y pagan impuestos no se les permita acceder a la ciudadanía americana", declaró Regalado a Efe.
El alcalde también recordó que "Miami fue fundada por inmigrantes y el 62 % de la población de la ciudad no nació aquí".
'Quiero a mi familia'
Por su parte, el arzobispo afirmó que conocía a muchas en situación irregular porque acudían habitualmente a su iglesia.
"Durante más de diez años hemos estado abogando por una reforma justa. Parece que ahora tenemos una buena oportunidad y tenemos que estar seguros de que el Congreso no la eche a perder", explicó.
"Quiero a mi familia unida", "La migración es un derecho humano" o "Ahora es el momento" son algunos de los lemas de los carteles que los manifestantes portaban por las calles de la ciudad.
Durante la marcha, los indocumentados pidieron a los líderes locales, como la congresista Ileana Ros-Lehtinen o el senador por Florida Marco Rubio que les ayuden a hacer efectiva la reforma.
"Estamos con más fuerza que nunca porque sabemos que hay un bipartidismo en el Congreso. Lo que estamos pidiendo es que haya esa reforma migratoria que tanto se ha hablado. Es tiempo de dejar de ver sufrir a nuestras familias, y que este país y esta nación reconozca que ha hecho muchos errores y que la inmigración es muy importante para la economía" señaló Gabriela Pacheco, líder del movimiento "dreamer" en Miami.
Después de casi dos horas de marcha, los manifestantes llegaron hasta la Antorcha de la Amistad y allí se celebró una ceremonia simbólica de naturalización estadounidense.
Las movilizaciones seguirán el próximo 10 de abril. Para esa fecha se ha organizado una caravana que irá hasta Washington DC para participar junto a otros líderes de Estados Unidos en una marcha conjunta para pedir un cambio en la legislación vigente.
©EFE
Comentarios