EEUU monitorea brote de gripe aviar H7N9 en China

EFE | Apr 05, 2013 | 8:24 PM

Ya trabajan en una vacuna

Las autoridades de salud estadounidenses están monitoreando el brote de gripe aviar H7N9 en China, donde hay al menos seis muertos, e insistieron en que no hay motivo para la alarma tras informar de que ya trabajan en una vacuna.
El director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de EEUU, Thomas Frieden, confirmó hoy que no se ha detectado ningún caso de la nueva cepa del virus de la gripe aviar H7N9 en el país.
"No hay evidencia de que el virus se transmita entre las personas o de que esté presente en Estados Unidos", indicó Frieden.
No obstante, funcionarios del CDC están en permanente contacto con las autoridades chinas para dar seguimiento a la propagación del nuevo virus.
Además, los CDC ya están trabajando con los fabricantes de vacunas para producir una que proteja contra el H7N9.
Las autoridades no han emitido advertencias de viaje, pero sí se está recordando a los turistas estadounidenses que están en China que se mantengan alejados de los mercados de aves vivas.
El número de fallecidos en el este de China por la nueva cepa del virus ha aumentado a seis, tras la muerte de un granjero de la ciudad de Huzhou, en la provincia oriental de Zhejiang, y de otras dos personas en Shangai en las últimas horas.
El número de contagiados se eleva ya a los 16 en todo el país, según informó la agencia oficial Xinhua.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) descarta por el momento la posibilidad de una pandemia, ya que por ahora no cree que el H7N9 se transmita entre humanos, sino más bien por contacto con aves o con sus fluidos corporales.
©EFE
Commentarios