Arranca Cruzada Nacional Contra el Hambre en México

EFE | Apr 01, 2013 | 12:59 AM
Las autoridades mexicanas echan a andar este lunes la Cruzada Nacional contra el Hambre, un amplio programa para combatir ese fenómeno y superar una tragedia que causa casi tantos muertos como la violencia generada por las acciones del crimen organizado.
La Cruzada Nacional contra el Hambre, como se llama el programa intersectorial, fue anunciada el pasado 21 de enero por el Presidente Enrique Peña Nieto, quien en esa ocasión señaló queuno de cada cuatro mexicanos sufre algún grado de carencia alimentaria.
“El hambre, para muchos es, quizá, una verdad ignorada. Hay quienes no la conocen, otros, quizá, no la aceptan y algunos ni siquiera se atreven a mencionarla”, afirmó Peña Nieto.
Según datos oficiales, en 2011 murieron en México un total de 11 mil personas por desnutrición, 8 mil de ellas por no tener una alimentación básica y el resto por males asociados con esta carencia.
Esa cantidad de víctimas se aproxima al nivel de cerca de 12 mil personas que, según cálculos de los medios de comunicación, perecieron ese mismo año por la violencia generada por las acciones de los cárteles de la droga y otros grupos del crimen organizado.
El programa para combatir el hambre es uno de los más importantes que implementa el gobierno de Peña Nieto, que asumió el poder el pasado 1 de diciembre y que se ha fijado como una de sus prioridades combatir el hambre, la extrema pobreza y ladesigualdad social.
Las autoridades se volcarán este año en 400 municipios rurales y urbanos, el 16 por ciento del país, que tienen las peores carencias dealimentación y, además, sufren niveles de extrema pobreza.
El programa se enfocará en 7.4 millones de personas. Los 400 municipios elegidos en una primera etapa representan el 52 por ciento de la población en la que se centrará inicialmente el plan, y el resto disfrutará de sus beneficios en etapas posteriores.
La idea es llegar a un nivel de “cero hambre” entre esos 7.4 millones de personas que son objetivo del programa, que será desarrollado durante el mandato de seis años de Peña Nieto.
La estrategia no busca repartir víveres por las comunidades más pobres, sino realizar un programa integral en el que participan 19 dependencias federales, autoridades estatales y municipales, con proyectos agrícolas, sanitarios y educativos, entre otros sectores.
“De nada sirve que haya alimentación, si no hay centro de salud, no hay médicos y no hay abasto suficiente de medicinas", afirmó el pasado 15 de marzo la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, cuya dependencia (Sedesol) coordinará el programa.
“De nada sirve que logremos avanzar en un mejor nivel alimentario, si no hay educación y si la gente, como parte de esta educación, no sabe cómo alimentarse mejor, de manera nutritiva”, agregó Robles Berlanga.
Según datos de la Sedesol, de los 400 municipios elegidos en la primera etapa, en 45 de ellos existe una “problemática de inseguridad o violencia” que tendrá que ser atendida con el apoyo del Ejército.
“Vamos a entrar con la labor social y humanitaria del Ejército, pero bajo esquemas de protección y de contención por la situación de violencia de esos municipios que, básicamente, son de zonas urbanas”, aseguró recientemente la secretaria Robles.
Según los planes oficiales, a partir del lunes numerosos miembros de las brigadas del programa, conformadas por jóvenes universitarios, se repartirán “casa por casa” para analizar el impacto de los planes sociales más necesarios.
“Es una tarea titánica (...), un reto enorme”, afirmó Robles el pasado 12 de marzo.
Aunque México ha logrado en los últimos años reducir los niveles de carencias sociales como la educación, la salud o la vivienda, la falta de una alimentación adecuada ha aumentado y al cierre de 2010 llegaba al 24.9 por ciento de la población.
Parte de ese incremento se ha debido a la volatilidad de los precios internacionales de los alimentos desde 2007, un tema que ocupa lugar preferente en la agenda internacional de México.
“Existe la necesidad de un enfoque productivo”, sostiene Robles.
El programa se beneficiará parcialmente de 70 planes sociales en áreas como la salud, la educación o desarrollo agrícola a los que se han destinado este año 294 mil millones de pesos.
©EFE
Comentarios