Al ABC del acuerdo sobre visas temporales

Univision.com | Mar 31, 2013 | 9:01 AM

Plan de nuevas visas tipo W allana el camino a la reforma migratoria amplia

El programa de trabajadores poco calificados se había convertido en el Talón de Aquiles del grupo bipartidista de ocho senadores que redacta un anteproyecto de reforma migratoria. Las grandes organizaciones empresariales y sindicales de Estados Unidos no habían alcanzado un acuerdo y las desavenencias amenazaban con frenar un esfuerzo que se fortaleció tras la elección presidencial del 6 de noviembre, cuando el presidente Barack Obama fue reelecto para un segundo período de cuatro años.
El 28 de enero el grupo dio a conocer los principios de una reforma migratoria basado en cuatro ejes: seguridad fronteriza, camino a la ciudadanía, verificación de empleo e inmigración legal. De la naturalización para los indocumentados, el grupo advirtió que antes de abrir la puerta primero deberá certificarse la seguridad fronteriza. Y que una vez abierto, los indocumentados que califiquen deberán primero entrar en un período de no inmigrante que dilatará por espacio de 10 a 13 años antes de poder gestionar la residencia legal permanente o green card.
El plazo final para redactar el documento cerraba el 31 de marzo. En la víspera, las partes alcanzaron un acuerdo en firme que resuelve un tema clave que resolverá el problema de miles de trabajadores que serán beneficiados con la reforma migratoria, si el Congreso aprueba el anteproyecto de ley que será entregado al Senado la segunda semana de abril.
Infografía: Ferfil de un soñador.
Según el diario The New York Times en su página digital, los sindicalistas querían asegurar que los trabajadores temporales no recibirían un pago menor del salario medio de cada industria.
El grupo de los ocho está integrado por los senadores demócratas Robert Menéndez (Nueva Jersey); Charles Schumer (Nueva York); Dick Durbin (Illinois); y Michael Bennet (Colorado); y por los republicanos John McCain (Arizona); Lindsey Graham (Carolina del Sur); Marco Rubio (Florida); y Jeff Flake (Arizona).
De qué se trata
El acuerdo alcanzado el sábado resuelve las diferencias sobre los salarios de los nuevos trabajadores y sobre los sectores económicos que serían incluidos en el programa de trabajadores huéspedes o temporales, reportó The Associated Press.
Aunque todavía faltan firmas de senadores que integran el grupo de los ocho, el acuerdo es visto como pieza clave que destraba el estancamiento de semanas y abre el camino para entregar en tiempo el anteproyecto al Comité Judicial del Senado la segunda semana de abril, cuando finalice el receso de primavera.
La confederación sindical AFL-CIO y la Cámara de Comercio, viejos antagonistas sobre los programas para trabajadores temporales, tenían diferencias acerca del nivel de los salarios para decenas de miles de trabajadores poco calificados que serían llevados a Estados Unidos mediante el nuevo programa a fin de cubrir vacantes en la construcción, hoteles y centros turísticos, asilos y restaurantes, así como en otros sectores, explicó la AP.
El programa Con el nuevo acuerdo alcanzado el sábado, un nuevo programa de visitas “W” entraría en vigencia el 1 de abril de 2015, según un documento difundido por la AFL-CIO.
El programa de visitas “W” permitiría el ingreso de 20 mil trabajadores en el primer año, de 35 mil en el segundo, 55 mil en el tercero y 75 mil en el cuarto.
En última instancia, el límite sería de 200 mil trabajadores anuales, pero el número de visas oscilaría en función de la tasa de desempleo, la generación de plazas laborales, la demanda de los empleadores y la información recogida por una nueva oficina federal promovida por el movimiento laboral como un observador objetivo del mercado.
Una tercera parte de todas las visas anuales serían para empresas con menos de 25 trabajadores.
El plan prevé también el establecimiento de una "válvula de seguridad" que permitiría rebasar el límite de trabajadores si los empleadores demuestran que los necesitan y que les pagan salarios magníficos, pero cualquier aumento sería restado del tope del año siguiente.
Beneficios adicionales
Los trabajadores podrán cambiar de empresa y solicitar la residencia permanente al cabo de un año para luego pedir la ciudadanía estadounidense.
Ninguno de esos beneficios es posible en el programa actual de trabajadores temporales.
El nuevo programa satisfaría las necesidades que los empleadores afirmen que tienen y que no son cubiertas por los programas actuales de inmigración. En la actualidad no existe un buen mecanismo para que la patronal traiga a muchos trabajadores poco calificados a Estados Unidos.
Un programa actual de visas para trabajadores no agrícolas y de bajos salarios tiene un límite de 66 mil al año y se supone que está disponible sólo para empleos temporales y estacionales.
Las empresas han promovido programas de trabajadores temporales en busca de mano de obra barata, pero el sector sindical se ha opuesto a esos sistemas por el temor al surgimiento de condiciones de trabajo extremo y al efecto que tendrían en los empleos y salarios para los trabajadores estadounidenses. Este punto fue el que incidió en el fracaso de una reforma de inmigración en 2007.
©Univision.com
Commentarios