Disputa por mar entre Bolivia y Chile

Univision.com | Mar 24, 2013 | 6:27 PM

Bolivia guarda sus cartas y anuncia demanda

Bolivia mantiene hasta el momento en reserva los argumentos centrales de la demanda que presentará contra Chile en los próximos días, antes de que se conozca el fallo por el litigio marítimo entre ese país y Perú, que puede tener repercusiones en la reivindicación boliviana.
El presidente Evo Morales anunció que en los próximos días una delegación boliviana presentará una demanda en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde Chile afronta también el litigio con Perú, informó la agencia Efe.
Bolivia busca obtener una salida con soberanía al mar, perdida en la Guerra del Pacífico (1879-1883) que, en alianza con Perú, libró contra Chile y cuyo resultado quedó sellado en el Tratado de Paz y Amistad firmado en 1904.
Ese tratado fijó la soberanía chilena sobre 400 kilómetros de costa y 120 mil kilómetros cuadrados de territorio que antes fueron bolivianos, y estableció que Chile debía dar facilidades para que Bolivia pudiera exportar sus productos por mar.
Morales no desveló ayer cuál será la base de su argumentación ni su propósito exacto.
Preguntado al respecto, el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, evitó hacer especulaciones.
"Naturalmente, nosotros lo hemos estudiado, pero eso lo vamos a conocer cuando ellos presenten sus antecedentes", señaló en una entrevista que publica el diario El Mercurio.
Ante tribunales internacionales
Desde que hace dos años Morales anunció su intención de acudir a tribunales internacionales, la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima de la Cancillería boliviana acumuló documentación histórica y trabajó con expertos jurídicos nacionales y extranjeros para definir su estrategia jurídica.
Según señala el diario La Tercera, entre los extranjeros se encuentran el abogado británico Philippe Sands, el letrado francés Mathias Forteau, el jurista argentino Marcelo Cohen y el español Antonio Remiro Brotons, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid.
Parece evidente que Bolivia no buscará impugnar el tratado de 1904, aunque Morales lo considera injusto e impuesto por la fuerza.
Efe detalla que el Congreso boliviano ha aprobado levantar una reserva a un artículo del Pacto de Bogotá de 1948, que reconoce la jurisdicción de la CIJ, que impide utilizar este mecanismo para tratar asuntos resueltos antes de ese año, como es el caso del Tratado de 1904.
"Con el levantamiento de la reserva, el Tratado de 1904, que fijó definitivamente los límites entre ambos países, ya no puede ser discutido en la Corte de La Haya. Eso es un reconocimiento a que eso ya está zanjado", apuntó Moreno en la misma entrevista.
Otra opción sería que Bolivia, tal como Morales ha sostenido repetidamente, acusara en su demanda a Chile de incumplir el tratado, pero, según sostienen los principales diarios chilenos, eso sería competencia de la Corte Permanente de Arbitraje, también con sede en La Haya.
Un apunte llamativo
Por otra parte, algunos expertos coinciden en que resulta llamativo que Bolivia haya presentado antes de que La Haya difunda el dictamen del litigio entre Perú y Chile, que se prevé para mediados de año.
"La estrategia de la internacionalización no es completamente nueva. Lo que sí llama la atención es que se podía esperar que concluyera el dictamen respecto al contencioso entre Chile y Perú para que Bolivia interpusiera su demanda", señaló a Efe el analista Gilberto Aranda.
"Esto es un elemento adicional que, imagino, conocerán los jueces en el contencioso entre Chile y Perú y me imagino que lo van a tener en cuenta. A los jueces los coloca en una posición no del todo cómoda", añadió Aranda, académico del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile.
En su demanda, presentada en 2008, Perú argumentó que los límites marítimos no están fijados y busca establecerlos en una línea equidistante a las costas de ambos países, con lo que ganaría unos 35 mil kilómetros cuadrados de mar que ahora están bajo soberanía chilena.
Sobre el papel, la postura y los logros de Perú pueden tener una doble implicación en la controversia entre Chile y Bolivia.
Una de las opciones planteadas por Chile era otorgar a Bolivia una franja de siete kilómetros por el norte de la ciudad de Arica, justo en la frontera con Perú, pero sin soberanía, condición que fue uno de los puntos de fricción en las conversaciones bilaterales, ahora congeladas.
Panoramas posibles
Por una parte, el Tratado de 1929 entre Chile y Perú establece que el primer país no puede ceder a Bolivia ningún territorio que hubiese sido peruano, como es el caso de Arica, sin consultar primero a Perú.
Por otra parte, si la Corte fijara la frontera marítima tal como solicita Perú, es decir, proyectada hacia el suroeste, en un ángulo de unos 35 grados respecto al paralelo geográfico, el puerto de Arica quedaría enclaustrado, y también las opciones de Bolivia.
"Si hay una cesión marítima absoluta a Perú, ya no hay mucho margen de discusión entre Chile y Bolivia", resume Aranda.
Más complejo sería que Bolivia accediera al mar por sus antiguos territorios, que se sitúan más al sur.
"La idea de entregar territorio que fue boliviano es absolutamente inviable, porque eso significaría entregar algunas zonas cercanas a Antofagasta y, por tanto, diseccionar a Chile en dos partes", concluye el académico.
Chile rebate el argumento
En tanto, el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, rebatió que la situación económica de Bolivia esté íntimamente ligada a su falta de salida al mar, por la cual ese país interpondrá próximamente una demanda contra Chile.
"El 20 por ciento de los países del mundo son mediterráneos. Y dentro de esos hay algunos que tienen un buen nivel de desarrollo; otros, intermedio, y otros, bajo", indicó el canciller en una entrevista que publicó el diario chileno El Mercurio.
Según el ministro, "la riqueza de los países está basada en el sistema de gobierno, en una buena administración, en políticas económicas y en el trabajo de su gente".
"Bolivia tiene cuantiosos recursos naturales y el desafío de sus autoridades es conducir a su pueblo para hacer el mejor uso de ellos", opinó.
Evo Morales desahucia el diálogo
Morales desahució el diálogo con Chile mientras Sebastián Piñera sea el gobernante de esa nación.
"Yo no descarto el diálogo, pero con Piñera no va lamentablemente, porque nos hemos reunido varias veces" sin que el presidente chileno haya hecho una propuesta a Bolivia sobre la demanda marítima, dijo Morales en una entrevista con el canal estatal boliviano.
Según Morales, Piñera "está hundiendo al pueblo chileno" y criticó que "hasta un dictador como (Augusto) Pinochet ha propuesto el canje territorial" a Bolivia en su momento.
"No se puede entender que un presidente legalmente electo, democráticamente electo, no proponga nada. Yo no sé si está a la altura del dictador Pinochet el presidente Piñera", señaló.
Fidel Castro respalda a Bolivia
Por su parte, el líder cubano Fidel Castró envío una carta al presidente Evo Morales para desearle que Bolivia no se desanime en reclamar en los foros internacionales el derecho a una salida al océano Pacífico, que perdió en una guerra ante Chile en 1879, según la misiva difundida este domingo en La Paz.
"Que el pueblo de Bolivia, Evo, no se desanime por esto. Hay mucho que luchar todavía en tu maravilloso país; mucha quinua que sembrar, mucho alimento por producir, mucho empleo por crear y reuniones internacionales donde proclamar el derecho de Bolivia al mar", dice la carta, remitida a la AFP y difundida por el presidencial Palacio Quemado.
La nota fue fechada en La Habana el sábado 23, jornada en que Bolivia conmemoró el "Día del Mar", para recordar la invasión de Chile a las costas marítimas bolivianas al comenzar la denominada Guerra del Pacífico.
"Conmemoran ustedes el Día del Mar, en el que se rinde justo homenaje al valiente patriota boliviano Eduardo Abaroa Hidalgo (civil que dirigió la defensa boliviana), quien cayó combatiendo contra fuerzas invasoras incomparablemente superiores en número y entrenamiento. Tras el combate en el que perdió la vida, los jefes y soldados chilenos le rindieron honores", señaló Castro, de 86 años.
El líder cubano, un mentor político del presidente Morales, acotó que "la propia guerra entre dos estados de similar cultura y origen, fue de nefastas consecuencias para dos pueblos de nuestro hemisferio, donde Simón Bolívar quiso crear la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza, que por su libertad y gloria".
Las fuerzas chilenas "arrebataron a la fuerza, cuando la privaron de 400 kilómetros de costa y 120 mil km2 de territorio" a los bolivianos, manifestó el líder de la isla.
"Simón Bolívar no habría aceptado jamás que se privara a los quechuas, aymaras y demás habitantes de Bolivia, de tales derechos que le asignó El Libertador de América" y afirmó que el presidente fallecido de Venezuela "Hugo Chávez, su más brillante seguidor, que amaba profundamente a tu país, jamás se habría resignado a tan ignominioso destino".
La nota -que termina con "un fuerte abrazo"- se difunde luego de que La Paz anunciara el sábado que demandará a Santiago, con quien carece de relaciones diplomáticas desde 1978, ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, con el centenario reclamo de una salida al mar.
©Univision.com
Commentarios