Inmigrantes saturan la morgue en Arizona

Univision.com | Mar 24, 2013 | 12:48 PM

La muerte frustró su 'sueño americano'

Arizona, con su inmenso desierto, ha sido la vía de entrada de millones de migrantes en busca de llegar a Estados Unidos por una mejor vida. Sin embargo, también ha sido la tumba de muchos.
“El sur de Arizona es muy complicado para la migración. La gente comenzó a internarse por esta zona, mayormente a finales de los años 90. Para 2001 se tenían 75 muertes en el desierto, en 2002 eran casi 150, ya para 2012 fueron 157. Las cifras cambian cada año”, dice Bruce Parks, jefe del forense de Pima, en Tucson, Arizona, en un reportaje que publicó la web de El Universal.
Esa es la única morgue en todo el sur de Estados Unidos, indica el medio. Tiene capacidad para más de 280 cuerpos, cuenta con antropólogos forenses que hacen pruebas de ADN y un convenio de participación con el Servicio Médico Forense (Semefo) de México.
Las instalaciones se inauguraron en el año 2000; 900 días después el espacio fue insuficiente para almacenar a centenares de –muy probablemente—migrantes. Para 2006 fue necesario adquirir un camión frigorífico alterno al refrigerador principal, pues ya no había espacio para almacenar los cuerpos.
Pero además de las dificultades de almacenamiento, las labores que realiza la Oficina de Medicina Forense de Pima resultan titánicas, pues es necesario identificar a veces un solo hueso.
Cuentan con la ventaja de la participación de forenses mexicanos, pues de esa nacionalidad resultan ser la mayoría de las víctimas. Sin embargo, también encuentran centroamericanos sin representación diplomática.
“En términos de identificar a la gente, es complicado. Empezamos por buscar entre las pertenecías. Los mexicanos, los hispanos en general, traen consigo fotografías, números de teléfono, cicatrices, tatuajes, estampas religiosas. A partir de la ropa podemos determinar la nacionalidad de la que son”, cita El Universal al experto.
Sin embargo, cuando no se trata de un cadáver, sino de restos óseos, la labor queda en manos del antropólogo forense, que deberá realizar una tarea aún mayor.
“Nuestra labor es identificar si los huesos son de hombre, de mujer; si era alto, bajo. Muchas veces podemos saber un poco de la nacionalidad por la estructura ósea. Los hispanos tienen un tipo de estructura distinta a los anglosajones, a los africanos, por ejemplo”.
El jefe de los investigadores es el méxico-americano Eugenio Hernández. “Aquí han llegado hasta cinco cuerpos por día, pero depende de la época del año. En el primer año aquí, en el 2000, de Yuma, llegaron 14 cuerpos en tan solo un fin de semana; 2005 fue el año más bravo, llegó tanta gente que pensamos que esto era ya un problema, por eso cambiamos todo”, dijo a El Universal.
©Univision.com
Commentarios