Obama pide frenar 'epidemia de violencia' con armas

Univision.com | Mar 23, 2013 | 2:17 PM

Pide tomar medidas al Congreso

El presidente estadounidense, Barack Obama, instó el sábado al Congreso a votar favorablemente sendas propuestas sobre el control de armas, luego de que un elemento clave de su programa sufriera un revés en el Senado.
"Estas ideas no deberían ser controvertidas, son de sentido común", dijo Obama en su alocución radial semanal, que también se difunde a través de internet. "Son respaldadas por una mayoría de estadounidenses. E insto al Senado y a la Cámara de Representantes a votarlas", agregó, según la cita de la Agencia France Press.
"Tenemos una oportunidad única para reafirmar nuestra tradición de tenencia de armas responsable, y para hacer más con el fin de que las armas no caigan en manos de criminales o personas con serias enfermedades mentales", explicó Obama.
Obama, que junto con el vicepresidente Joe Biden se han lanzado en campaña nacional para lograr aumentar los controles sobre la venta de armas, subrayó que "estas ideas no tienen por qué ser controvertidas, ya que son de sentido común. Tienen el apoyo de la mayoría del pueblo americano", apuntó por su parte Efe.
"Como he dicho anteriormente, es posible que no podamos prevenir todo acto de violencia en este país. Pero, juntos, tenemos la obligación de intentarlo. Tenemos la obligación de hacer lo que podamos", dijo, al recordar los tres meses que han pasado desde el tiroteo en Newtown, Connecticut, donde fallecieron 20 niños y seis adultos.
Obama se refería al reciente anuncio del líder de la mayoría demócrata del Senado de EEUU, Harry Reid, de que iniciará el proceso legislativo para someter a votación el mes próximo una medida para el control de armas y que incluirá una expansión de la verificación de antecedentes penales para compradores.
No obstante, la ley finalmente no incluye la enmienda impulsada por la senadora Dianne Feinstein, también demócrata, para prohibir las armas de asalto, y goza del apoyo de la Casa Blanca.
La oposición de la NRA
Esta propuesta se enfrenta a una férrea oposición de grupos conservadores, entre éstos la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA).
"Hemos logrado progreso durante estos últimos tres meses, pero aún no hemos logrado la meta. Y, en las próximas semanas, espero que los miembros del Congreso unan fuerzas conmigo para terminar esta labor; por nuestras comunidades y, de manera más importante, por nuestros hijos", concluyó el presidente Barack Obama.
El tercer aniversario de la reforma sanitaria
En otro parte informativo, Efe destaca que el presidente de EEUU celebró el tercer aniversario de la reforma de salud y que, a su juicio, está ayudando a reducir los costos de salud en el país, en medio de críticas de los líderes conservadores.
La reforma sanitaria, promulgada el 23 de marzo de 2010, "dará a las familias de clase media que trabajan duro la seguridad sanitaria que merecen y protegerá a cada estadounidense de los peores abusos de las compañías aseguradoras", dijo Obama en un comunicado emitido por la Casa Blanca.
Obama señaló que la reforma ofrece cobertura gratuita a servicios preventivos como mamografías y exámenes físicos anuales para ancianos y, en aras de la salud fiscal, "el crecimiento de los costos de salud está comenzando a disminuir".
La reforma de salud prohíbe que las aseguradoras cancelen pólizas de seguro, denieguen cobertura o cobren más a las mujeres que a los hombres y, muy pronto, tampoco podrán negar cobertura a personas con condiciones médicas pre-existentes como el cáncer o el asma, señaló.
A partir de octubre próximo, los individuos y pequeños negocios en EEUU tendrán la opción de acceder a los llamados "intercambios" en el sector privado que, según Obama, ofrecerán flexibilidad en el tipo y costo de cobertura.
Agregó que, contrario a lo que argumentan sus críticos, nadie estará obligado a cambiar de seguro médico y habrá ayuda financiera disponible para quienes no puedan costearse un plan de salud.
"Aún queda mucho por hacer para la aplicación de esta ley, y espero trabajar con líderes de ambos partidos para ayudar a los estadounidenses a ahorrar dinero en el cuidado de salud, y ampliar la seguridad de cobertura a cada familia", puntualizó Obama.
En medio de profunda división
La reforma fue aprobada por un Congreso altamente dividido sobre cómo reducir los costos de salud y a la vez ampliar el acceso y calidad de la cobertura médica.
Sus detractores, la mayoría republicanos, bautizaron la reforma con el peyorativo de "ObamaCare" y desde siempre han insistido en que es una costosa injerencia del Gobierno en la economía.
La ley de la reforma sanitaria se ha aplicado de forma paulatina pero la parte más controvertida entrará en vigor en enero próximo, cuando exija que casi todos los estadounidenses tengan un plan médico y que las grandes empresas lo ofrezcan como beneficio, o afronten fuertes multas.
En 2014, también entrará en vigor la expansión obligatoria del programa federal de "Medicaid", que da cobertura médica a gente pobre, y la puesta en marcha de los "intercambios" de salud, financiados parcialmente con subsidios federales.
La secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, dijo el viernes que, entre otras cosas, la reforma ha permitido a más de 6,3 millones de ancianos un ahorro colectivo de más de 6,100 millones de dólares en recetas médicas; cerca de 71 millones de personas han ampliado su acceso a cuidados preventivos gratuitos, y 47 millones de mujeres tienen acceso a más servicios preventivos.
La polémica no termina
Tres años más tarde, sin embargo, la reforma sanitaria continúa generando polémica.
Una treintena de estados ha presentado demandas en tribunales federales para impugnar la legalidad de la reforma, y se quejan en concreto de la expansión de "Medicaid" y los "intercambios" de salud privados.
El presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, el republicano John Boehner, dijo en un comunicado que la reforma sanitaria no ha producido la flexibilidad, creación de empleos y reducción de costos que prometieron los demócratas en 2010.
Debido al aumento en los costos de planes de salud, cerca de siete millones de personas corren el riesgo de quedarse sin seguro médico, incluyendo millones de pobres y ancianos de grupos minoritarios, argumentó Boehner.
"Los pequeños y grandes negocios ya señalan al impacto de ObamaCare como una de las razones para planear despidos y una renuencia a contratar más empleados", agregó.
Esta semana, la Cámara de Representantes, bajo control republicano, aprobó una medida presupuestaria que pide la anulación de la reforma sanitaria, pero ésta tiene escasas posibilidades de ser aprobada en el Senado, controlado por los demócratas.
©Univision.com
Comentarios