La reforma migratoria está atrasada

Univision.com | Mar 21, 2013 | 9:03 AM

SIGUIENTE:

En la actualidad, ni en el Senado ni en la Cámara de Representantes se está discutiendo ninguna ley para legalizar a millones de indocumentados.

Presidente del Comité Judicial del Senado advierte que lentitud puede demorar su aprobación en el Congreso

La redacción y entrega de un proyecto de reforma migratoria al Congreso no avanza tan rápido como muchos pensaban. Y aún más, podría no estar entre las prioridades en ambas cámaras del legislativo.
El senador Patrick Leahy (demócrata de Vertmont), presidente del poderoso Comité Judicial del Senado, advirtió el miércoles que la entrega de un anteproyecto de reforma migratoria se ha demorado, y que ello impactará en el debate.
Leahy dijo en un comunicado que legisladores demócratas y republicanos que trabajan en la redacción de un anteproyecto de reforma migratoria están avanzando demasiado lento, y que la demora obstaculiza la iniciativa.
El senador de Vertmont también criticó al presidente Barack Obama y le pidió al mandatario que envíe su propio anteproyecto de ley migratoria al Congreso.
Infografía: Perfil de un soñador.
"Sin lenguaje legislativo, no hay nada que el Comité Judicial pueda considerar esta semana", indicó Leahy.
La advertencia surgió en vísperas del receso legislativo que arranca el lunes. “El período de receso que viene hubiera permitido a los integrantes del comité y a los estadounidenses revisar la legislación. Ahora ese proceso y nuestro trabajo se retrasará al menos un mes", apuntó.
¿Qué opina del atraso en la entrega de un plan de reforma migratoria al Congreso? Participe en el Foro de reforma migratoria.
El grupo de los ocho
El 28 de enero un grupo bipartidista del senado entregó los principios de una reforma migratoria basado en cuatro ejes: seguridad fronteriza, camino a la ciudadanía, verificación de empleo e inmigración legal.
Del camino a la ciudadanía recomendó certificar la seguridad fronteriza y obligar a todos los indocumentados a que primero sean verificados sus antecedentes penales antes de avanzar en el proceso de legalización.
Además, los extranjeros sin papeles que califiquen deberán pagar impuestos y cancelar una multa.
Cumplidos estos requisitos los indocumentados entrarían en un compás de espera bajo un estado de “no inmigrante” que dilatará una década. Después de ese tiempo podrán pedir la residencia legal (green card o tarjeta verde).
La versión de Obama
El 29 de enero Obama dio a conocer en Las Vegas, Nevada, un plan basado en los mismos ejes que el plan del Grupo de los ocho, pero elimina la espera de los 10 años (estado de no inmigrante) y en su lugar recomienda que quienes califiquen pidan de vez la green card, que demoraría 8 años en ser entregada.
Obama ha señalado en varias ocasiones que su administración alista un documento que enviará al Congreso si el legislativo no avanza y aprueba una reforma migratoria comprensiva que permita legalizar a la mayoría de los indocumentados que viven en el país.
En febrero la Casa Blanca filtró detalles de su plan al diario USA Today, gesto que fue duramente criticado por algunos miembros del Grupo de los ocho, quienes advirtieron al gobierno que no entorpeciera los acuerdos que llevaba a cabo un grupo bipartidista.
Para ser aprobada la reforma migratoria se necesitan 60 votos en el Senado (los demócratas cuentan con 53 asientos) y 218 en la Cámara de Representantes (controlada por los republicanos).
Plan de la Cámara
La Cámara de Representantes también elabora un anteproyecto de ley de reforma migratoria que estaría listo, según dijo la semana pasada el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio).
Escrito por un grupo bipartidista, la iniciativa iba a ser entregada la tercera semana de febrero, el mismo día en que Obama rindió su quinto informe sobre el Estado de la Unión y el primero en su segundo mandato que arrancó el 20 de enero.
La propuesta incluiría un camino hacia la ciudadanía pero sólo para ciertos inmigrantes indocumentados.
El republicano Mario Díaz Balart (Florida) anticipó el febrero que proyecto de la Cámara legalizaría a parte de los 11 millones de indocumentados. En similares términos la congresista Ileana Ros-Lehtinen (republicana de Florida) advirtió que la propuesta de la Cámara tendría una posición más dura en el tema de la ciudadanía.
Al explicar detalles, Ros-Lehtinen dijo que “ojalá que tengamos la ciudadanía, que es lo perfecto”, pero advirtió que de no lograrlo, incluirá “un estatus legal que no es lo perfecto, pero es lo posible”.
©Univision.com
Comentarios