Palestinos presos 'contrabandean' semen para inseminar a sus esposas

Univision.com | Mar 21, 2013 | 12:49 AM
En Palestina, pese a que los hombres que cumplen una condena en prisión tienen prohibido las visitas conyugales, al menos diez mujeres han resultado embarazadas por métodos artificiales tras ‘contrabandear’ el semen de sus esposos.
Tal es el caso de Ammar Ziben quien cumple 32 cadenas perpetuas en una prisión por su participación en ataques con bomba en Jerusalén en 1997, pues su esposa logró burlar la seguridad del penal y sacar una muestra de espermas de su esposo para después realizarse  un tratamiento de fertilización in vitro (FIV).
Dallal, la esposa de Ammar, dijo en entrevista con BBC Mundo que su hijo Mujannad es un regalo de Dios, pero “mi felicidad no está completa sin mi esposo aquí, a mi lado".
La cadena de noticias BBC se dio a la tarea de buscar la opinión de dos doctores que realizan la fertilización in vitro a las mujeres:
"Honestamente, no sé cómo lo hacen, y no lo quiero saber", señala el doctor Salem Abu Khaizaran, uno de los especialistas que ha estado ayudando a las mujeres.
"No quiero involucrarme en política. Esto lo hago por razones humanitarias, para ayudar a estas mujeres. Todo el mundo le presta mucha atención a los prisioneros, pero ellas están sufriendo mucho".
El doctor explicó que las mujeres traen el esperma a su clínica en cualquier tipo de recipiente, desde botellas pequeñas a vasitos de plástico. En condiciones ideales, el semen puede sobrevivir hasta 48 horas antes de su congelación para el tratamiento, pero algunas veces no llega en condiciones suficientemente buenas, por lo que deben intentarlo otra vez.
Antes de que la FIV se realice, el doctor pide ver a dos miembros de la familia del esposo y de la mujer que puedan testificar que el esperma es genuino y se les aconseja que divulguen lo que están a punto de hacer.
"Cuando todo el pueblo sabe que el esposo lleva 10 o 15 años en prisión, nosotros no queremos que de la noche a la mañana pasee por las calles embarazada", explica Khaizaran.
"Le aconsejamos a la mujer que regrese a su pueblo y le diga a todo el mundo que tiene una muestra de su esposo y que en unos meses espera practicarse FIV", refiere el doctor en entrevista con BBC Mundo.
El doctor asegura que esta es una forma de evitar chismes que sugieran que la mujer ha estado engañando a su esposo mientras éste está tras las rejas.
El Servicio de Prisión de Israel (SPI) ha expresado su escepticismo sobre las historias de contrabando de esperma.
Ella aclaró que no hay contacto físico entre los prisioneros y sus familias, excepto por los últimos diez minutos de la visita, tiempo en el cual a los niños menores de ocho años se les permite acercarse al padre.
Al contrario de algunos prisioneros israelíes, a los palestinos encerrados por lo que Israel llama delitos de seguridad no se les permiten las visitas conyugales, donde puedan intimar con sus parejas.
©Univision.com
Commentarios