Cayó una red de lavado de dinero que enviaba grandes sumas de México a EEUU

Univision.com | Mar 20, 2013 | 9:51 PM

SIGUIENTE:

Lo que más llamo la atención de las autoridades es que los dólares no salían de Estados Unidos, sino que llegaban a este país.

Por Gerardo Reyes

El gobierno de Estados Unidos acusó a dos empresarios mexicanos de una extraña modalidad de lavado de dinero en la que introducían desde México grandes cantidades de dólares en efectivo a Texas y la Florida.
La modalidad más conocida del lavado se realiza enviando al exterior el dinero.
Los acusados, Martín Díaz y Enrique Guerra, utilizaban al Banco Monex y el Citibank para recibir sus dividendos en México una vez el dinero, cuyo origen no ha sido dado a conocer, quedaba blanqueado en el sistema bancario.
De acuerdo con la acusación penal, la investigación se inició por una preocupación del gobierno de Estados Unidos sobre el movimiento de grandes cantidades de dólares en efectivo de casas de cambio de México en zonas bajo control del narcotráfico.
La acusación, firmada por el agente Rubén Fernández de la oficina de Inmigración y Aduanas ICE, señala que se han detectado envíos de más de 1,000 millones de dólares en efectivo de esas casas de cambio hacia Estados Unidos.
"Dada el origen sospechoso de estos fondos, la Oficina de Seguridad Nacional, empezó una investigación de estas empresas y sus representantes", afirma Fernández.
Los investigadores se concentraron en las actividades de Díaz y Guerra y en los movimientos de la empresa Enfoque Potosino, de San Luis de Potosí, propiedad del primero. Díaz es identificado como un empresario que ha estado en el negocio de las casas de cambio en los últimos 16 años.
Los dos empresarios crearon además la empresa Relma Corporation en El Paso, Texas para facilitar el envío de dinero en efectivo.
En su esfuerzo por infiltrar la organización, las autoridades federales reclutaron un informante con experiencia en el movimiento de dinero sucio y que ha participado en otras operaciones encubiertas.
El informante maneja un servicio de cambio de moneda y conocía a Díaz desde antes de iniciarse la operación en agosto de 2011. Esto permitió que el informante se ganara la confianza entre los implicados a tal punto que Díaz terminó explicándole cómo operaba su negocio. Las conversaciones fueron grabadas secretamente.
Díaz le contó al informante que compraba con pesos los dólares a casas de cambio mexicanas y que ese dinero lo transportaba a Estados Unidos. Una vez en Estados Unidos se lo vendía a negocios tales como casas de cambio y empresas de cambio de cheques en efectivo. El pago por ese dinero se lo depositaban en cuentas controladas por él.
Explica el agente de ICE que la razón por la que los sospechosos preferían enviar a Estados Unidos el dinero para introducirlo en el sistema bancario se debe a la imposición de nuevas leyes contra el lavado de dinero en México desde 2010.
Como parte de la operación encubierta los agentes federales crearon una empresa ficticia de servicio de dinero en Orlando Florida. En agosto un informante logró convencer a Díaz que empezara a enviar dinero de Enfoque a la empresa de fachada del ICE.
Así se hizo. Díaz y su socio despachaban el dinero en efectivo en furgonetas blindadas a un banco en Dallas, Texas, recomendado por el informante. Esto se hacía llenando los formularios oficiales del FINCEN, la institución del gobierno de Estados Unidos que controla el lavado de dinero. Los agentes de la operación le siguieron el rastro a 44 envíos de Díaz por un total de 23 millones, 271 mil dólares.
El agente del ICE que firma la denuncia anotó que Díaz nunca se identificó en los formularios como propietario del dinero que ingresaba a Estados Unidos y en su lugar registro varias casas de cambio en México a las que le había comprado los billetes. En la casilla correspondiente al transportador del dinero puso el nombre de Marco Antonio Martínez Díaz a quien el agente identifica como hijo de Díaz.
La propiedad de uno de los envíos por $648,290, realizado en noviembre 23 de 2011, se le asignó a Centro Cambiario Tierra Nueva SA de CV, de Tierra Nueva, San Luis de Potosí.
Una vez depositado el dinero en el banco de Texas, Díaz le ordenaba al informante hacer transferencias electrónicas a una cuenta del Citibank que a su vez le acreditaba los fondos a otra cuenta en el Banco Monex.
Los beneficiarios de la cuenta en el Banco Monex eran Relma Corporation, la firma de Texas y FindTrade Corporation, también propiedad de Díaz y con domicilio en esa ciudad. Estas dos firmas ofrecían a su vez servicios de cambio de dinero en violación de leyes de Estados Unidos.
Parte del dinero también era enviado a la Florida para financiar el cambio de cheques en efectivo de la compañía de fachada montada por los agentes federales. En diciembre de 2012, Díaz y Guerra decidieron cambiar la dinámica del negocio porque la ruta dinero se estaba volviendo peligroso, según se lo dijeron al informante.
Los empresarios viajaron a la Florida y escucharon la propuesta que les tenía el informante. Él o ella (no se conoce su identidad) les dijo que conocía al dueños de varios supermercados que necesitaba ansiosamente dinero en efectivo para pagar la nómina de empresas de construcción que contratan indocumentados y no pueden dejar rastro de los salarios en su contabilidad. Díaz y Guerra aceptaron.
El 5 de enero, Enfoque empezó a enviar los cargamentos de dineros que se depositaban en Transvalue, una compañía de automóviles blindados para luego ser enviados al informante. En 20 días, Enfoque despachó 1.7 millones de dólares.
Los empresarios querían continuar diversificando sus rutas para no despertar sospechas. Por eso aceptaron el 4 de marzo, según la denuncia, una nueva reunión en Miami. Esta vez el informante le presentó a un empresario que se identificó como ejecutivo de la industria azucarera.
El empresario era un agente encubierto que expresó a los mexicanos su urgente necesidad de recibir dinero en efectivo para pagar una nómina de trabajadores ilegales que ascendía a unos 500,000 dólares mensuales.
Al terminar la reunión, Díaz, de 51 años y Guerra, de 40, fueron arrestados.
©Univision.com
Commentarios