Maduro considera a Chávez 'un Cristo redentor'

Univision.com | Mar 18, 2013 | 8:07 PM

En la precampaña se vale de todo

El mandatario encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, se declaró "apóstol" del fallecido presidente Hugo Chávez, a quien calificó como el "Cristo redentor de los pobres de América".
En una reunión con su comando de campaña, el también candidato oficialista para los comicios del 14 de abril próximo dijo que "nuestro comandante Chávez ha sido bautizado como el Cristo redentor de los pobres de América, por tanto nosotros somos sus apóstoles", citó la mexicana Notimex.
"Nos vamos a convertir en los protectores de esos pobres que luchan", enfatizó el presidente encargado y abanderado del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).
Agregó, en ese sentido, que "nos declaramos apóstoles de Hugo Chávez, los apóstoles de la causa del comandante Chávez y vamos a cuidar su legado porque vamos a cuidar a nuestro pueblo. Nos vamos a convertir en los protectores de los necesitados".
Maduro sostuvo que el líder de la Revolución Bolivariana, que falleció el pasado 5 de marzo víctima de cáncer, "fue el reivindicador de (el Libertador Simón) Bolívar e hizo que volviera a nosotros al despertar la conciencia del pueblo".
Aseguró que el domingo 14 de abril, a Chávez "le vamos a dar la pela del siglo. Va a ser el domingo de la victoria popular, del Cristo redentor de los pobres de América".
El mandatario encargado confió en que en la próxima jornada comicial "ustedes me van a hacer a mí, Nicolás Maduro, hijo de Chávez, presidente constitucional de Venezuela, para llevar a cabo los sueños de nuestro comandante".
El rosario de Chávez
En ese mismo tono, sobre el sentido sobrenatural que se ha otorgado a Hugo Chávez tras su muerte, la web del diario español El Mundo recuerda que varios “macabros souvenirs” han comenzado a venderse en torno al Cuartel de la Montaña, donde descansan los restos de Hugo Chávez.
Se trata de una foto que se vende por medio dólar, en donde por última vez aparece con vida Chávez, junto a sus hijas, en el hospital de La Habana.
Pero eso no es todo. Decenas de vendedores llenan las calles explotando la imagen del expresidente. La foto más vendida, destaca el medio, es aquella de Chávez bajo la lluvia, pronunciando uno de sus últimos discursos durante la campaña electoral.
Junto a las fotografías están además las camisetas, las gorras, los paraguas, granos de arroz con su nombre, pendientes lapiceros, platos, vasos, brazaletes de duelo. Pero sin lugar a dudas, lo que ha llamado sobremanera la atención, afirma el medio, es la imagen de un rosario de Hugo Chávez, que también ha causado indignación.
Al centro de un rosario tradicional de color rojo, en lugar de la imagen de la Divina Pastora aparece el rostro de Hugo Chavez. Según El Mundo, este rosario habría sido entregado durante las exequias del mandatario como parte de un “kit de la capilla ardiente”.
“Se quiere establecer la imagen póstuma del presidente para propósitos políticos, con el objetivo de crear un nuevo mito del Estado venezolano, llevando su imagen a un plano trascendental y religioso (…). Se trata de una irreverente e inaceptable utilización de una de las formas de oración más antiguas del cristianismo”, señaló un editorial del diario El Universal de Caracas.
A la caza de votos
Por otro lado, la agencia Efe informa que a la caza de votos a cuatro semanas para los comicios, el presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, visitó una barriada de Caracas arropándose bajo la figura del presidente Hugo Chávez, mientras el opositor Henrique Capriles continuó su maratoniano recorrido por el país y exigió un debate.
Sirviéndose de un lenguaje religioso que apela a "cruzadas" y "apóstoles", ambos candidatos empezaron a centrar su atención en las calles y en lanzar claras promesas electorales para ganarse el favor de los venezolanos en las elecciones del próximo 14 de abril, que se desarrollarán bajo la sombra de Chávez, fallecido el pasado día 5.
Aunque cumplió desde Caracas sus actos de precampaña, Maduro anunció que a partir de mañana empezará a recorrer "todos los barrios" que su cuerpo le permita predicando el mensaje y el legado del fallecido presidente y su padre político.
"Nosotros nos asumimos como los apóstoles de Chávez y las mujeres y hombres que somos ministros y ministras y los dirigentes fundamentales de la revolución anunciamos hoy aquí que nos vamos por las calles de Venezuela, vamos a recorrer todo el país para llamar al pueblo a la organización", dijo desde la favela de Petare.
Allí, Maduro inauguró una cancha deportiva, jugó al baloncesto con los jóvenes del barrio y también bailó al son del rap poniendo el combate a la inseguridad como su principal meta.
"Yo quiero ser el presidente de la paz, de la paz absoluta, de la convivencia, de la vida", dijo al eliminar el que fue durante muchos años un tabú para el Gobierno del país, donde según cifras oficiales hay 50 homicidios por cada 100 mil habitantes, convirtiendo a la nación en una de las más violentas de América Latina y el mundo.
Con la figura y el nombre de Chávez planeando constantemente en su discurso, tampoco el difunto presidente faltó en ninguno de sus mensajes de estreno de su cuenta en Twitter @NicolasMaduro.
"#ChavezTeLoJuro Que seguiré leal a ti, al Pueblo y a la Revolución! Que te entregaremos la victoria del 14A con más de 10 millones de votos!", dijo Maduro a través de la red social en la que, a las 19:20 hora local (23.50 GMT) le seguían unas 150 mil personas.
En medio de las críticas de la oposición sobre el uso del difunto presidente para réditos políticos, la televisión estatal estrenó el programa "Aló Comandante", que recopila los mejores momentos del célebre programa "Aló Presidente", que Chávez condujo durante 13 años.

La cruzada de Capriles

Mientras, el candidato opositor, Henrique Capriles, seguía inmerso en su "cruzada" por el país con una visita al estado Falcón (noroeste), donde pronunció un encendido mitin, y otra al estado petrolero del Zulia (oeste), en el que realizó junto a miles de seguidores una caminata que culminó también en un discurso.
"Falta menos de un mes. Gano la Presidencia y voy a decretar un aumento del salario mínimo por lo menos del 40 por ciento", prometió Capriles a sus seguidores en su voluntad de compensar la devaluación del 31.7% del bolívar que el Gobierno decretó el pasado 8 de febrero.
El líder opositor, que ya estaba prácticamente sin voz, volvió a retar a Maduro a un debate mostrándose convencido de que su rival no aguantaría "ni cinco minutos".
"¿Verdad que el país se merece un debate? Pero los cobardones no van a debates. ¡Vamos a un debate, no se escondan, el pueblo quiere debate!", exclamó Capriles en Falcón (noroeste).
En un tono mucho más agresivo y frontal que el que lució en las pasadas elecciones de octubre, cuando perdió ante Chávez por un 44 por ciento de los votos, Capriles gritó hoy a su contendiente: "¡Nicolás, no te vistas que no vas, chico!".
Se comprometió a acabar con la "larga lista de problemas" del país, como la inseguridad, la escasez, los apagones eléctricos o la falta de agua y también acabar con la "regaladera" de dinero y petróleo a países aliados del actual Ejecutivo como Cuba o algunos países de centroamérica y el Caribe.
"Se acabó la regaladera de dinero a otros países, lo primero es resolver los problemas económicos del pueblo", sentenció.
Entre promesas, acusaciones y amenazas, la precampaña venezolana también tuvo hoy a Estados Unidos como protagonista.
Le recuerda al plebiscito a Pinochet
En otro parte informativo, Efe destaca que Capriles dijo que las elecciones que su país celebrará el próximo 14 de abril le recuerdan por su corta campaña y el "abuso" de poder del Gobierno al plebiscito que Chile celebró en 1988 y que acabó con la dictadura de Augusto Pinochet.
"A mí me recuerda mucho este proceso al proceso que le tocó vivir a Chile a finales de los años 80 cuando la dictadura convocó un plebiscito y resulta que el tiempo de campaña no llegaba ni a un mes", dijo Capriles en un mitin en el estado andino de Mérida (oeste) tras haber visitado antes el estado Táchira.
El 5 de octubre de 1988, Augusto Pinochet convocó un plebiscito en el que ganó la opción abanderada por La Concertación y contraria a la continuidad de su dictadura, lo que determinó su salida de La Moneda en marzo de 1990.
"Eran 28 días para hacer campaña, para derrocar una dictadura y todos decían que era imposible hacerlo", rememoró Capriles al comparar ese proceso con las elecciones presidenciales que celebrará Venezuela en menos de un mes tras la muerte del presidente Hugo Chávez.
El líder opositor, que se enfrentará al presidente encargado y sucesor político del mandatario, Nicolás Maduro, consideró que las circunstancias de la actual campaña, que se extenderá por apenas nueve días del 2 al 11 de abril, son "muy similares".
"Tenían quince minutos en la televisión, una opción y otra, pero después de esos quince minutos entraba todo el abuso de esa dictadura como lo hace Nicolás y su combo", dijo Capriles.
"Y, ¿ustedes saben qué pasó?", se preguntó el abanderado de la variopinta alianza de partidos opositores, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).
"El pueblo derrotó la dictadura y yo les llamo a derrotar este mal gobierno", respondió.
©Univision.com
Commentarios