Cristina Fernández adelanta viaje al Vaticano para entrevista con el papa

Univision.com | Mar 16, 2013 | 8:11 PM

País del Papa vive los ecos tras su elección

La presidenta argentina, Cristina Fernández, adelantó su viaje a Roma y decidió partir este sábado de Buenos Aires para ser recibida, el lunes, por Jorge Bergoglio, el papa Francisco, informaron fuentes oficiales.
El papa Francisco se entrevistará el lunes en Roma con la presidenta argentina Cristina Fernández, con la que no mantuvo buena sintonía en el pasado cuando era el cardenal Jorge Mario Bergoglio.
El secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, explicó que la mandataria tenía previsto viajar mañana a Roma, pero decidió adelantar su salida por la invitación del papa para encontrarse el lunes en la residencia Santa Marta, en el Vaticano.
Cristina Fernández participará el lunes en las actividades oficiales previas a la ceremonia de entronización del Papa y regresará a Argentina en la noche del martes.
El Vaticano informó el viernes que el encuentro —el primero del pontífice con otro jefe de Estado— tendrá lugar en la residencia de la Casa de Santa Marta, donde Francisco sigue viviendo con el resto de los cardenales hasta que los apartamentos papales queden acondicionados, apunta The Associated Press.
La relación entre Fernández y Bergoglio como arzobispo de Buenos Aires estuvo marcada por importantes desavenencias.
La mandataria argentina, al igual que otros líderes latinoamericanos, también tiene previsto asistir a la misa de entronización de Francisco el próximo martes 19 de marzo, festividad de San José en el calendario católico.
"Se trata de un gesto de cortesía, de atención hacia Argentina y su presidenta", dijo a Efe el portavoz vaticano, Federico Lombardi, que precisó que es "natural" que si viene la presidenta de Argentina, el país de papa, la reciba de manera "diferente" al resto las delegaciones que asistirán a la misa de inicio de pontificado, el 19 de marzo.
Francisco recibirá a Fernández a las 12:50 horas (11:59 GMT) del lunes 18 de marzo en la Residencia de Santa Marta, del Vaticano, donde se aloja el papa en estos días.
Será un encuentro "sencillo, sin protocolo", precisó Lombardi, que agregó que el pontífice almorzará con la presidenta en la Residencia de Santa Marta.
El portavoz subrayó que no se trata de una visita formal, de Estado, sino que es gesto de cortesía, de cariño hacia su tierra argentina.
Cristina Fernández asistirá también al día siguiente, 19 de marzo, a la misa de inicio del pontificado. Unas 150 delegaciones de otros tantos países ya han anunciado su presencia.
El papa Francisco tiene previsto recibirlas al final de la misa, en el Altar de la Confesión, en el interior de la basílica de San Pedro.
Reeditan libro del papa Francisco
Por otro lado, The Associated Press detalla que el nombramiento de Jorge Mario Bergoglio como el papa Francisco no sólo ha inspirado el entusiasmo de muchos católicos, sino también de una editorial que planea reeditar un libro sobre el pontífice escrito por su biógrafo oficial.
El jesuita. Conversaciones con el cardenal Jorge Bergoglio será reeditado el martes bajo el título, El jesuita. La historia de Francisco, el papa argentino, dijo María Estomba, portavoz de la división argentina de la editorial española Ediciones B.
Ediciones B es la actual propietaria de la editorial latinoamericana Grupo Vergara, que en el 2010 publicó el libro original en español.
El libro se basa en dos años de conversaciones que Sergio Rubin y una periodista amiga, Francesca Ambroguetti, tuvieron con el entonces cardenal Bergoglio, pero no se trata estrictamente de una biografía, indicó Estomba.
La casa editorial tiene planes de traducir el libro a otros idiomas en el futuro, agregó la portavoz.
Además de ser el centro de interés de éste, y posiblemente de muchos libros más, Bergoglio ha sido por sí mismo la autor de varios títulos entre los que destacan Corrupción y pecado y Sobre el cielo y la Tierra, que escribió con el rabino Abraham Skorka. También editó Diálogos entre Juan Pablo II y Fidel Castro, escrito por Juan Pablo Segundo.
Los reproches siguen
Por su parte, la entidad humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo afirmó el viernes tener "reproches" para hacer al nuevo papa argentino Francisco porque nunca habló de los desaparecidos durante la dictadura argentina (1976-83).
"Las Abuelas, como institución, tienen reproches que hacerle porque nunca habló del tema de los desaparecidos y ya han pasado 30 años desde la llegada de la democracia", dijo la presidenta de la entidad, Estela Carlotto, en una reunión con periodistas, informó la Agencia France Press.
La mujer, de 82 años -que busca a su nieto nacido en el cautiverio de su madre asesinada tras dar a luz-, recordó que muchas de las abuelas confiaron al principio en que la Iglesia iba a ayudarlas.
"Yo soy católica, muchas lo somos y recurrimos a la Iglesia en los primeros tiempos de la represión porque pensábamos que los obispos estaban de nuestro lado", afirmó.
Carlotto aseguró que el silencio de la jerarquía eclesiástica les provocó "una profunda decepción", pero estimó que "todo se podría haber corregido con la llegada de la democracia. Pero no lo hicieron".
Justicia argentina desechó acusaciones
En tanto, el juez argentino Germán Castelli, uno de los magistrados en el juicio por el secuestro y tortura de dos curas jesuitas en Argentina durante la dictadura militar (1976-1983), afirmó que el tribunal desechó por falsas las acusaciones respecto a que Jorge Bergoglio hubiera "entregado" a ambos religiosos, según publicó el sábado el diario La Nación.
"Es totalmente falso decir que Jorge Bergoglio entregó a esos sacerdotes. Lo analizamos, escuchamos esa versión, vimos las evidencias y entendimos que su actuación no tuvo implicancias jurídicas en estos casos, si no, lo hubiéramos denunciado", dijo Castelli, informó la AFP.
Castelli integró junto a los jueces Daniel Obligado y Ricardo Farías el tribunal que en diciembre de 2011 falló en el caso del secuestro en 1976 de los sacerdotes jesuitas Orlando Yorio y Francisco Jalics, torturados y liberados cinco meses después cuando Bergoglio era la máxima autoridad en el país de la orden jesuita.
El juez consideró que el papel de Bergoglio en ese caso en el que atestiguó "no da para la controversia (porque) ya hay un fallo judicial".
"Es importante para Bergoglio, como papa, un fallo de esta naturaleza. Lo firmamos con la autoridad moral que nos da ser jueces y haber habilitado a los querellantes a que lo interroguen sin limitaciones", recordó.
El magistrado consideró que el tribunal "le dio una oportunidad a la versión contra Bergoglio, la escuchamos, vimos las constancias y llegamos a la conclusión de que los sacerdotes desafiaron con mucha valentía a sus superiores, para seguir actuando frente a un régimen ciego, sangriento que no reconocía a quien se ponía en su camino, sean jueces, abogados, curas o cualquier trabajador".
'Se lo escudriñó a fondo'
"No juzgamos si Bergoglio pudo haber sido más o menos valiente. La pregunta es si entregó a los sacerdotes o no. Y coincidimos en que no hubo razones para que lo denunciáramos", dijo el juez.
Recordó además que las preguntas del tribunal y de la querella "fueron amplias y se lo escudriñó a fondo".
"Fuimos conscientes de la importancia que tenía ese testimonio para los acusadores particulares. Fue un gran acierto desde el punto de vista republicano y visto ahora a la distancia, dado que Bergoglio es ahora el papa", dijo Castelli.
Como arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de Argentina, Bergoglio fue citado como testigo en tres juicios relacionados con los crímenes de la dictadura.
©Univision.com
Comentarios