El adiós 'electoral' a Chávez desnuda las carencias de Venezuela

Univision.com | Mar 16, 2013 | 12:31 PM

Descartaron por completo embalsamar restos del presidente

El fallecido presidente Hugo Chávez fue trasladado el viernes a su morada provisional en el museo de una barriada pobre del oeste de la capital en medio de honores militares y la despedida de decenas de miles de seguidores que acompañaron el recorrido que realizó la carroza fúnebre por varias avenidas y autopistas de la capital hasta su destino final.
The Associated Press apunta que los actos fúnebres de Chávez ocurren en medio de un país que se debate entre la incertidumbre generada por la pérdida del mandatario y un tenso ambiente preelectoral en el que los actos fúnebres han pasado a formar parte de la contienda política para los comicios del 14 de abril.
La mezcla entre el pesar por la muerte del gobernante y el uso de su imagen para la campaña electoral del presidente encargado y candidato oficialista Nicolás Maduro se hizo evidente en las calles de la capital, donde pudo observarse en los postes algunos carteles con el rostro de Chávez con mensajes como "de tus manos brota lluvia de vida. ¡Te amamos¡", así como propagandas "Maduro desde mi corazón".
Funerales electorales
Este curioso ambiente preelectoral se ha visto atizado por duras declaraciones de parte de Maduro y el candidato presidencial opositor Henrique Capriles, quienes nos escatimado oportunidad para lanzarse feroces críticas e insultos. Algunos miembros de la familia de Chávez y dirigentes oficialistas han fustigado al opositor con adjetivos como "miserable" y "sucio" por denunciar el uso de los sepelios como parte de la campaña y expresar dudas sobre la fecha de la muerte del gobernante.
Veintiún cañonazos y el himno nacional marcaron el inicio de un recorrido de los restos del mandatario a través de las principales autopistas y avenidas del oeste de la capital donde se aglomeraron numerosos seguidores para saludarlo.
Al grito de "Chávez vive, la lucha sigue", miles de simpatizantes del gobierno, con sus características camisetas y gorras rojas y levantando banderas venezolanas, despidieron a Chávez en el recorrido de 10 kilómetros que realizó su féretro, escoltado por 10 caballos con jinetes vestidos con los trajes rojos de húsares, la guardia de honor de El Libertador Simón Bolívar, por el paseo militar de Los Próceres, en el Fuerte Tiuna, mientras desde el aire tres aviones Sukhoi de las fuerza aérea venezolana acompañaron el desfile.
La caravana fúnebre, de unos quince vehículos, estuvo encabezada por un carro militar que conducía Maduro y llevaba de copiloto al presidente boliviano Evo Morales, apunta AP.
La presencia del presidente encargado desató gran emoción entre algunos de los manifestantes oficialistas que comenzaron a gritar vivas a favor de Maduro, mientras que otros levantaron pancartas en las que se leía "con Chávez y Maduro el pueblo está seguro" convirtiendo el evento en un acto de campaña electoral.
Luego de nueve días de velatorios y de un fastuoso funeral de estado el 8 de marzo, las autoridades trasladaron el cuerpo de Chávez hasta su morada temporal en la sede de las milicias en el popular barrio capitalino 23 de Enero, donde permanecerá hasta que pueda ser llevado al Panteón Nacional donde están los restos de Bolívar.
Críticas al gobierno de Maduro
La amplia difusión de los actos fúnebres y los recurrentes llamados del gobierno a apoyar a Maduro para garantizar la continuidad del proceso chavista, han llevado a Capriles y otros líderes opositores a denunciar que el funeral de Chávez está siendo utilizado con fines políticos, hecho que ha sido rechazado por las autoridades.
El analista político Edgar Gutiérrez afirmó el viernes que los actos funerales de Chávez "constituyen la columna vertebral del esfuerzo electoral de Maduro".
Gutiérrez dijo a la AP, en entrevista telefónica, que el presidente encargado tiene que sacar "el máximo provecho" a esos actos para "reforzar el testamento" que dejó Chávez meses antes de morir cuando designó a Maduro como su heredero político.
"Capriles encara una situación difícil en la que debe ser muy cuidadoso y a la vez agresivo ante el evidente uso emocional del momento que hace el chavismo", agregó.
"Dentro de un mes exactamente le juro aquí... el 15 de abril vamos amanecer aquí. Ya el pueblo habrá decidido. Sólo le pido a Dios que le dé luz al pueblo y a nosotros fortaleza para seguir sus órdenes... vaya en paz aquí seguiremos nosotros su misión", dijo el viernes Maduro en un discurso que ofreció ante el féretro de Chávez.
"Comandante aquí estaremos, le pedimos fuerzas... No le tememos a la muerte... solo le tenemos a fallar en esta vida. Ayúdenos comandante, bendíganos", agregó.
Adán Chávez, hermano mayor del mandatario fallecido y gobernador de Barinas, también aprovechó el acto para expresar su respaldo a Maduro. "Una de las últimas instrucciones de nuestro comandante supremo, (Maduro) presidente por ahora encargado y después del 14 de abril presidente constitucional por mandato del pueblo soberano de Venezuela", indicó el gobernador.
Así como se manejó por casi dos años el cáncer del gobernante como extremo sigilo, las autoridades también han mantenido gran reserva sobre el funeral de Chávez. Los actos funerales fueron difundidos este viernes en cadena de radio y televisión por más de cinco horas, pero cuando el féretro fue colocado sobre un pedestal para los honores finales en la sede de las milicias se suspendió la trasmisión sin que conozca si fue enterrado.
Descartaron por completo el embalsamamiento
Aunque desde un principio se habló de que el cuerpo del mandatario sería embalsamado, el ministro de Información y Comunicación, Ernesto Villegas, anunció la noche del viernes que ya fue completamente descartada esa idea.
Villegas escribió en su cuenta de Twitter que se descartó el embalsamamiento tras un informe de una comisión médica rusa.
"Comisión médica rusa estableció que para practicar el procedimiento, el cuerpo debía ser trasladado a Rusia por lapso de entre 7 y 8 meses", tuiteó el funcionario.
Añadió que "tras ese informe, quedó descartado el embalsamamiento, que era una aspiración sentida de numerosos compatriotas".
Maduro comentó a mediados de esta semana que existían dificultades para ejecutar ese proceso, pero no indicó qué sucedería en el caso que se descarte esa opción.
El secretismo oficialista también se hizo evidente en la víspera cuando las autoridades restringieron el paso a los alrededores del "Cuartel de la Montaña", antiguo museo militar donde Chávez se reguardó durante el fallido golpe que encabezó en 1992. Hasta el momento las autoridades no han suministrado mayores detalles sobre los cambios y arreglos que se hicieron en la instalación para recibir y preservar el cuerpo del mandatario que falleció el 5 de marzo.
Villegas, anunció el viernes que a partir de mañana los venezolanos podrán visitar a Chávez en el cuartel.
Con el pasar de los días parece ir en aumento la coincidencia entre adversarios y seguidores del mandatario fallecido de que ya era hora que los partidarios de Chávez diesen fin a la exhibición pública de su cuerpo, que incluyó varios actos políticos y musicales.
La opinión de los venezolanos
"Vamos a ver si por fin lo dejan descansar en paz. Ya basta de tanto circo, es una desconsideración con su familia y con el propio difunto", dijo Patricia Rojas, una ama de casa de 31 años, que veía parte de la transmisión televisiva de una eucaristía antes de comenzar el traslado del féretro de Chávez, mientras compraba en una frutería.
"Lo único que les falta a (Nicolás) Maduro es colocar un ataúd en cada tarima durante la campaña", agregó Rojas, que se identificó como opositora del gobierno.
Teresa González, una secretaria de 26 años, afirmó que: "Yo siempre voté por el presidente Chávez, pero no me parece bien eso que hacen, están usando su cadáver para hacerse campaña. Estoy de acuerdo que hay que mantener viva su memoria, pero también tienen que respetar su dignidad, sus restos".
Doris Amaya, una cajera de 37 años, negó que los actos fúnebres de Chávez hayan sido utilizados como eventos de campaña a favor de Maduro, y dijo que el fallecido mandatario se merecía eso porque "a él lo quería el pueblo y lo quería ver", cita la AP.
En el sector de Monte Piedad de la populosa barriada del 23 de Enero, en el oeste de la capital, los humildes habitantes de la comunidad, que en su mayoría son considerados chavistas de izquierda radical, recibieron a su nuevo vecino.
En todas las azoteas de los edificios y en algunas de las humildes viviendas de los alrededores de cuartel fueron izadas pequeñas banderas venezolanas y rojas, y colocados carteles con el rostro de Chávez en señal de bienvenida.
Uno de los grupos pro oficialistas armados que controlan la zona, conocido como "La Piedrita", colocó en la fachada de una de las casas cercanas a la sede de las milicias una pancarta en las que se lee en letras rojas "hasta siempre comandante".
¿Descansará junto a Bolívar?
La agencia Efe recuerda que el oficialismo ha anunciado que hará que Chávez vaya al Panteón Nacional, para reposar junto al Libertador Simón Bolívar.
Sin embargo el pasado martes, no presentaron la esperada enmienda constitucional para que ello fuera posible debido a que estaban estudiando los "mecanismos" para ello.
Por ahora el cuerpo de Chávez quedará en el Cuartel de la Montaña, en la popular zona del 23 de enero.

La procesión desnudó los problemas de Venezuela

A lo largo de la carretera que va desde la academia militar hasta el museo en lo alto de una montaña, están algunos de los barrios marginales más peligrosos del planeta. La vía pasa por debajo de puentes que necesitan reparaciones urgentes y frente una tienda de alimentos con muy poco qué vender, apunta The Associated Press.
Decenas de miles de venezolanos se reunieron a lo largo de la ruta el viernes para ver el recorrido del cadáver del presidente por la ciudad, en otra coreografía diseñada para cautivar la atención de los partidarios de Chávez, de cara a las elecciones del 14 de abril para reemplazarlo. Después, el pueblo tendrá que seguir viviendo con los problemas que Chávez dejó atrás.
Esta tensa y gris capital es un reflejo de muchos de los problemas de Venezuela, con edificios de apartamentos medio derruidos y filas para comprar alimentos que con frecuencia comparten la misma acera con multitudes deseosas de despedirse de su comandante.
"Más que nada, el gobierno sigue peleando con todo el mundo, y todo lo hace mal ", dijo Francisco Olivero, un carpintero de 54 años que vive con su esposa y cinco hijos en el barriada pobre de Catia, a pocas cuadras de la ruta funeraria.
Como muchos venezolanos, Olivero dijo que la violencia callejera, que está a niveles de un país en guerra, era su principal preocupación.
"Matan gente a diario ", afirmó. "He perdido amigos, familiares".
Sin alimentos
Mientras miles de personas eran conducidas en autobuses, y cadetes de la academia de policía se reunían a lo largo de la ruta para preparar la procesión, Olivero y su esposa Yelitza Acuña, se protegían de sol mientras hacían una larga fila para comprar harina, café, mantequilla y otros alimentos básicos que según ellos escasean desde hace unos dos años.
La tienda, ubicada en una de las zonas más transitadas de la ruta, vendía el viernes productos en demanda, lo que atrajo a numerosas personas desesperadas por unas pocas bolsas de harina.
"Se corre la voz y veníamos por aquí", dijo la esposa de Oliver, que es ayudante de cocina. Más tarde, el ataúd de Chávez pasó calle abajo en una carroza fúnebre negra, ante el ruido ensordecedor de miles de admiradores.
Algunos economistas afirman que los controles de precios impuestos por el gobierno con el fin de moderar la inflación, que está por el 20%, han imposibilitado a los dueños de tiendas vender alimentos básicos y ganar dinero, lo que ha provocado una amplia escasez. Por su parte, las autoridades han acusado a los suministradores de acaparar los insumos y han allanado almacenes en busca de azúcar, harina y otros productos alimentarios que escasean.
"No consigues nada ", dijo Anglys Bericote, una abogada de 27 años que viajó cuatro horas en autobús desde el poblado de Cajigal para presenciar el cortejo. Con un pasador en forma de corazón que dice "Yo soy Chávez", la mujer dijo que aprovechaba la oportunidad para comprar productos básicos. La gente de su vecindario incluso ha tenido que pasarla sin dentífrico ni papel de baño, afirmó.
"Es el plan de las empresas privadas ", expresó, repitiendo la postura del gobierno sobre el tema. "Lo acaparan todo y la gente se molesta".
Ojos ciegos a la violencia
A unas cuadras de distancia del museo militar, donde una llama ceremonial esperaba la llegada de los restos de Chávez, Jonathan Rodríguez observaba a partidarios del gobierno pasar en camisetas rojas con la imagen del fallecido presidente. Aguas negras salían de una tubería rota en la calle y el agente de seguros de 37 años regañó a sus dos hijos por jugar cerca.
"La mayoría de ellos no se quejan de los problemas que hay aquí", dijo Rodríguez en voz baja, acerca de los partidarios de Chávez que pasaban por allí. "Es como si no existieran".
Rodríguez dijo que no tiene ese lujo. La violencia es tan fuerte en la zona donde vive que él y su familia se encierran en la casa todos los días a las 6 p.m. y sólo abren la verja de hierro de la puerta del frente a la mañana siguiente. Sin embargo, para Rodríguez, no salir de casa quizás no sea suficiente para protegerse a sí mismo y a su familia de la violencia en las calles. Hace varias semanas, una bala perdida penetró el techo de láminas de zinc de una casa del vecindario.
Casi todas las calles de Caracas se vacían al comenzar a caer la noche y los habitantes viven bajo la presión de una tasa de homicidios 20 veces mayor que en Estados Unidos. El jueves, el Programa de Desarrollo de la ONU dio a conocer los resultados de un estudio que concluye que Venezuela tiene la quinta mayor tasa de homicidios del mundo, sólo por detrás de Honduras, El Salvador, Costa de Marfil y Jamaica.
Rodríguez atribuyó los problemas de su barriada a delincuentes que recorren las calles en motocicletas. Consideró que hacen falta más patrullajes policiales para recuperar los barrios.
Muchos, sin embargo, creen que la policía representa una parte importante del problema. En una revelación sobrecogedora, el entonces ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, dijo en 2009 que la policía era responsable hasta por el 20% de los delitos en el país.
"Ahora me quedo en la casa", dijo Rodríguez. "Afuera no está seguro".
A lo largo de la ruta seguida por la procesión había señales inconfundibles de que la inseguridad no es el único problema de este país de 28 millones de habitantes. Muchos servicios básicos no funcionan más.
Un endeble techo para vivir
La carroza que llevaba el féretro partió de la academia militar, rodeada por barriadas. Ahí, las casas de ladrillos sin recubrimiento alguno parecen aferrarse apenas a las empinadas laderas de las colinas que se yerguen casi en vertical hacia el cielo caribeño.
Muchos venezolanos se han mudado a estas barriadas durante el gobierno de Chávez, como víctimas de un déficit de vivienda estimado en dos millones de unidades por parte del grupo Provea, defensor de los derechos humanos. Las estadísticas oficiales señalan que el número de viviendas consideradas "inadecuadas" en el país creció de 295 mil en 1999 a más de 404 mil en 2011.
El crecimiento de estos asentamientos miserables ha provocado otros problemas. Ante la infraestructura ruinosa o inexistente, las aguas negras de toda la ciudad desembocan prácticamente en el mismo sitio, el río Guarie, otrora limpio, cuyo cauce coincide con buena parte del recorrido que siguió la procesión de Chávez, vitoreada por soldados y simpatizantes de camisas rojas.
En 2005, Chávez hizo una promesa muy recordada, al asegurar que los venezolanos serían capaces un día de nadar en ese río. Si alguien lo hubiera intentado el viernes, habría arriesgado su vida.
©Univision.com
Commentarios