Grupo bipartidista de la Cámara tiene plan de reforma migratoria

Univision.com | Mar 15, 2013 | 3:01 PM

Proyecto de ley incluiría camino a la ciudadanía sólo para ciertos inmigrantes indocumentados

Un grupo bipartidista de la Cámara de Representantes que elaboró en secreto un anteproyecto de reforma migratoria finalizó el trabajo, anunció el viernes el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio).
The Associated Press reportó que Boehner se reunió con líderes republicanos y demócratas para darles a conocer la existencia del anteproyecto.
Agrego que un portavoz de Boehner aseguró que los legisladores habían hecho “progresos reales”.
Tres demócratas del grupo que elaboró el plan se reunieron el jueves con la líder de la minoría de la Cámara, Nancy Pelosi (demócrata de California).
El grupo bipartidista tenía el plan de entregar la propuesta al Comité Judicial la tercera semana de febrero, en el día en que el presidente Barack Obama rindió su quinto informe sobre el Estado de la Unión y el primero en su segundo mandato que arrancó el 20 de enero.
Si bien no se conocen aún los detalles, AP dijo que la propuesta incluiría un camino hacia la ciudadanía pero sólo para ciertos inmigrantes indocumentados.
¿Qué opina de los avances con la reforma migratoria en el Congreso? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
Avances en el Senado
Simultáneamente al plan de la Cámara de Representantes un grupo también bipartidista en el Senado alista un anteproyecto de reforma migratoria que sería entregado la próxima semana al Comité Judicial presidido por el senador Patrick Leahy (demócrata de Vermont).
A comienzos de febrero Univision.com reportó que el plan de la Cámara de Representantes era muy parecido a la propuesta del Senado y a otro anunciado el 29 de enero por el Presidente Barack Obama en las Vegas, Nevada.
Los tres tienen una vía hacia la legalización de indocumentados, pero con distintos requisitos y oportunidades.
El Senado dibujó una propuesta que incluye un camino hacia la legalización donde primero los indocumentados deberán ser sometidos a una verificación de antecedentes penales para luego solicitar un estado de no inmigrante en el que permanecerían al menos durante 10 años previo pago de una multa.
Al término de ese plazo deberán someterse nuevamente a la verificación de antecedentes criminales y luego solicitar la residencia permanente, que hoy en día en algunos casos demora hasta 23 años en algunos casos.
El republicano Mario Díaz Balart (Florida) había anticipado que el proyecto de la Cámara legalizaría a parte o la totalidad de los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país.
Los votos
Para que la reforma migratoria se apruebe en la Cámara de Representantes se necesitan 218 votos. Los republicanos tienen el control de esta instancia del Congreso. En el Senado hacen falta 60 votos. Los demócratas llenan 53 de los 100 asientos del hemiciclo. Solo con respaldo bipartidista se conseguirá un voto favorable.
A su vez, el congresista Joe García (demócrata de Miami), dijo estar seguro que el Congreso aprobará la reforma y confirmó que las pláticas avanzan en esa dirección.
Una encuesta de The Associated Press publicada en enero reveló que más del 60% de los estadounidenses apoyan una reforma migratoria que incluya una legalización de indocumentados.
El presidente Obama ha advertido en varias ocasiones que si el Congreso demora o no debate la reforma migratoria en un tiempo prudencial, su Administración enviará una propuesta concreta al legislativo y pedirá que ambas cámaras que lo debatan y aprueben con prontitud.
El plan de Obama
La Casa Blanca reitera que los indocumentados que carecen de antecedentes criminales, pagan impuestos y llevan un tiempo en el país, deben ser legalizados.
El plan de Obama recomienda que los 11 millones de indocumentados tengan la oportunidad de legalizar sus permanencias y que en un plazo de ocho años reciban la residencia permanente.
El último intento por avanzar una reforma migratoria se registró entre 2005 y 2006, cuando la Cámara de Representantes aprobó una reforma migratoria que criminalizaba la estadía indocumentada (una falta de carácter civil no penal) y el Senado aprobó una versión que incluía un camino regulado hacia la ciudadanía para millones de indocumentados.
En junio de 2006 el entonces liderazgo republicano detuvo el Comité de Conferencia que armonizaba ambas versiones argumentando razones de seguridad nacional. La decisión desató una ola antiinmigrante que golpeó a la mayoría de los estados del país.
©Univision.com
Commentarios