Plan de reforma migratoria asoma en el Senado

Univision.com | Mar 15, 2013 | 1:10 PM

Iniciativa de ley incluiría un duro camino hacia la ciudadanía para indocumentados sin antecedentes criminales

Seis semanas después de presentados los principios de una reforma migratoria, un grupo bipartidista de senadores se apronta para entregar en los próximos días un anteproyecto de ley al Comité Judicial del Senado.
La agencia Reuters reportó el viernes que el senador Roberts Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), uno de los ocho integrantes del grupo, señaló que el plan sería finalizado la próxima semana.
El Comité Judicial, presidido por el también demócrata Patrick Leahy (Vermont), debatiría la propuesta durante el mes de abril.
Además de Menéndez, el grupo de los ocho está integrado por los demócratas Charles Schumer (Nueva York); Dick Durbin (Illinois); y Michael Bennet (Colorado); y por los republicanos John McCain (Arizona); Lindsey Graham (Carolina del Sur); Marco Rubio (Florida); y Jeff Flake (Arizona).
¿Apoya una reforma migratoria con camino a la ciudadanía? Participe en el Foro de reforma Migratoria.
El plan
La reforma migratoria sugerida por el grupo de los ocho se basa en cuatro ejes: seguridad fronteriza, ciudadanía, verificación de empleo e inmigración legal.
Del camino a la ciudadanía el grupo recomendó que, antes de abrirlo, primero se certifique la seguridad fronteriza. Luego los indocumentados que reúnan los requisitos serán sometidos a una revisión de antecedentes penales. Entre los requisitos se incluye llevar tiempo en el país, pagar impuestos y cancelar una multa.
Los indocumentados que pasen la primera etapa entrarán en un estado de no inmígrate que podría dilatar 10 años. Después de ese plazo serán sometidos nuevamente a una revisión de antecedentes penales antes de iniciar el trámite de la residencia permanente o green card (tarjeta verde).
No está definido si luego de la green card los favorecidos con la reforma podrán pedir la ciudadanía estadounidense.
Más detalles
Entre otros detalles de la propuesta, The Associated Press reportó que los senadores que redactan el proyecto podrían limitar de manera drástica los permisos de estadía en el país para algunos parientes de ciudadanos y residentes a fin de otorgarlos solo a los familiares inmediatos.
Agregó que el sistema inmigratorio de base familiar podría cambiar a uno de base laboral con la reforma migratoria.
El cambio podría desencadenar las protestas de grupos que tratan de proteger la inmigración sobre la base de la familia, entre ellos la Iglesia Católica.
Graham, uno de los ocho senadores del grupo bipartidista, dijo en la víspera que el objetivo es cambiar fundamentalmente el sistema inmigratorio para que tenga un criterio económico.
Necesidad económica
"Las 'green cards' deberían estar reservadas para los familiares directos. Son los motores económicos del país", consideró Graham. "No estamos lidiando aquí con un tribunal de asuntos familiares, sino con una necesidad económica".
En la actualidad la mayoría de las visas se basan en aspectos familiares. El Departamento de Estado, por mandato del Congreso, otorga 480 mil residencias permanentes cada año.
Algunas esperas por un cupo de visa disponible demora hasta dos décadas. Si se aprueba la reforma migratoria y no se cambia el sistema vigente, las demoras se verían afectadas al aumentar la cola existente con otros 11 millones de potenciales inmigrantes que irían en busca de la codiciada tarjeta verde.
A diferencia de buena parte de los países industrializados, Estados Unidos concede una proporción mucho mayor de residencias a parientes de ciudadanos estadounidenses y de personas que viven en el país con autorización, en comparación con el número de estos documentos que expide para personas con perspectivas de trabajar aquí, reportó AP.
Cómo se entregan
Al menos dos tercios (66%) de las green cars que cada año otorga el gobierno se basan en aspectos familiares, en comparación con 15% derivado del empleo, de acuerdo con el Instituto de Políticas Inmigratorias. El resto se fundamenta en motivos humanitarios.
La ley actual de inmigración da preferencia a los cónyuges e hijos menores de edad solteros de ciudadanos estadounidenses.  Los residentes permanentes pueden presentar solicitudes para familiares inmediatos, pero las esperas son mayores.
Graham indicó que preferiría eliminar las categorías que benefician a hijos casados y hermanos. "Vamos a cambiar en sus fundamentos el sistema de inmigración", señaló el senador.
Kevin Appleby, jefe de política de inmigración de la Conferencia Episcopal Estadounidense, criticó los cambios propuestos. "Lo que el senador no toma en cuenta es el costo social de no mantener unidas a las familias dentro del sistema de inmigración, algo que tal vez no es tangible o cuantificable como beneficio económico, pero las familias inmigrantes sí fortalecen nuestro tejido social", indicó.
A puertas cerradas
La semana pasada The Associated Press reportó que el grupo de los ocho se ha reunido en privado varias veces por semana de manera alternada entre las oficinas de McCain y Shumer, y que habían alcanzado un acuerdo sobre incluir el camino hacia la ciudadanía para los indocumentados.
El lunes, el diario Los Angeles Times dijo que el grupo de los ocho se mantiene trabajando en forma paralela con el presidente Barack Obama.
El mandatario presentó el 29 de enero los lineamientos que un plan de reforma migratoria que enviaría al Congreso si el organismo legislativo demora el debate y aprobación de una vía de legalización para indocumentados.
El plan de Obama, al igual que la propuesta del grupo de los ocho, se basa en los mismos cuatro ejes, pero difiere en el camino a la ciudadanía. Mientras el Senado pide primero certificar la seguridad en las fronteras antes de permitir la legalización, la Casa Blanca dice que la frontera ya está segura y que es hora de abrir el camino a la ciudadanía para los indocumentados.
Y que en vez de colocar a los inmigrantes en un estado de no inmigrante por espacio de 10 años, los indocumentados podrán pedir la green card de una vez y que el documento les será entregado en un plazo de ocho años.
©Univision.com
Comentarios