Hermana del papa Francisco lamenta su nombramiento

Univision.com | Mar 14, 2013 | 2:08 PM

Dice que le espera mucha soledad

Jorge Bergoglio, el papa Francisco, nunca quiso llegar a ser pontífice, le ha tocado un momento histórico y una difícil labor, por eso "hay que rezar mucho por él", señaló su hermana María Elena, que todavía no termina de creer que ha sido elegido Obispo de Roma.
"Ha sido un shock muy fuerte, todavía lo estoy viviendo, no esperaba que fuera elegido Papa. Pobre hombre, la emoción que debe sentir escuchando a toda esa gente gritar ¡viva el Papa!", comentó María Elena en declaraciones a la cadena C5N desde su domicilio de Ituzaingó, en la provincia de Buenos Aires, indica la agencia Efe.
María Elena Bergoglio relató que su hermano "no quería ser Papa" y que en 2005, cuando quedó segundo en la elección para suceder a Juan Pablo II, "yo rezaba para que no fuera".
"Yo tuve la gracia de Dios de viajar y conocer a Juan Pablo II y los nuevos cardenales le presentaban al papa a su familia. Cuando me tocó a mí el momento de arrodillarme y besarle el anillo al Papa, levanté la vista y nunca en la vida he visto una mirada de tanto amor y tanta soledad, las dos cosas juntas", recordó.
Pidió rezar mucho por él
"Es un momento histórico, es el primer Papa no europeo, latinoamericano, argentino, y le tocó, a él, a mi hermano", añadió. Para María Elena "siento que hay que rezar mucho por él, porque estamos viviendo en un mundo muy difícil, en un momento de la Iglesia muy difícil, necesita de Dios permanentemente", cita Efe.
"Yo esperaba que nombraran a otro cardenal, a cualquier otro, pero no a mi hermano", dijo María Elena, al detallar ante periodistas las sensaciones que le invadieron durante la histórica jornada en la que por primera vez un latinoamericano fue elegido Papa, cita a su vez Notimex.
"Cuando me arrodillé para besar el anillo, levanto la vista y ví una mirada de tanto amor, pero a la vez de infinita soledad, y si bien la mirada de mi hermano refleja amor, yo no quería que también reflejara soledad", señaló.
María Elena reconoció que la suya es una postura egoísta porque está pasmada desde el afecto, porque a su hermano le espera "una tarea titánica, la Iglesia está inserta en un mundo que esta patas para arriba".
La familia celebra la designación
En otro parte informativo, Notimex precisa que los familiares del cardenal argentino Jorge Bergoglio celebraron el acontecimiento histórico y confesaron su sorpresa por la noticia.
Sobrinos y primos de Bergoglio reconocieron en entrevistas con el diario local La Nación la incredulidad que los invadió, mezclada con una inmensa sensación de alegría, al saber que el arzobispo de Buenos Aires era electo Papa a sus 76 años.
José Bergoglio, sobrino del nuevo pontífice, explicó que estaba en su trabajo siguiendo el cónclave por Internet "y cuando dijeron que era él me tuve que sentar; no lo podía creer, fue como un shock".
De inmediato abandonó el trabajo y fue a visitar a su madre, María Elena, la única hermana viva de Bergoglio, ya que los otros tres: Alberto Horacio, Oscar Adrián y Marta Regina, ya fallecieron.
'Un Papa muy humano'
El festejo familiar se realizó el miércoles en la casa de María Elena, quien vive en Ituzaingó, una pequeña localidad de la provincia de Buenos Aires.
José reconoció que vivía sentimientos encontrados porque, si bien está muy contento, también siente ya la nostalgia porque sabe que no verá tan seguido a su tío, a quien esperaba de regreso en Argentina el 23 de marzo.
Desde Azul, otra ciudad de la provincia de Buenos Aires, el primo del Papa, Hugo Bergoglio, lo definió como "una persona con una capacidad intelectual y espiritual muy grande y seguramente le va a hacer mucho bien a la Iglesia porque donde estuvo hizo bien".
Confió en que será "un Papa muy humano, muy terrenal. Yo lo definiría como un pastor, es la exaltación de las virtudes verdaderas. Siento que es un hombre querido por la gente".
El primo de Bergoglio admitió que, mientras miraba el anuncio del Vaticano por televisión, no tenía "demasiadas expectativas" de escuchar su apellido.
Otro primo, quien además se llama igual, Jorge Mario Bergoglio, explicó que la familia no tenía demasiadas expectativas sobre la designación porque ya sabían que la avanzada edad del cardenal le jugaba en contra.
©Univision.com
Comentarios