América Latina saluda con orgullo y esperanza a su primer hijo Papa

Univision.com | Mar 13, 2013 | 7:44 PM

SIGUIENTE:

Las campanas de la ciudad de Lima repicaron en unísono mientras el pueblo en las calles expresó su sorpresa y algarabía.

'El continente de la esperanza'

América Latina recibió con una mezcla de alegría, orgullo y esperanza la elección de uno de sus hijos, el argentino Jorge Mario Bergoglio, como nuevo Papa, el primero en más de dos mil años de historia de la Iglesia católica nacido en el llamado nuevo continente y el primer jesuita.
El "continente de la esperanza", como llamó Juan Pablo II a América Latina, reúne casi a la mitad de los 1,200 millones de católicos del mundo, pero hasta ahora no tenía un Pontífice, recuerda la agencia Efe.
En Buenos Aires, cuna de Bergoglio, que era hasta ahora arzobispo de esa diócesis y cardenal primado de su país, el anuncio del nombre del elegido en la quinta votación del cónclave iniciado el martes produjo un estallido de júbilo y los fieles inundaron la catedral metropolitana dando vivas al Papa.
La presidenta argentina, Cristina Fernández, le deseó a Francisco I una "fructífera tarea pastoral, desempeñando tan grandes responsabilidades en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y la paz de la humanidad".
Felicitaciones e invitaciones
Casi todos los presidentes latinoamericanos destacaron el hecho de que Francisco sea de esta misma tierra y algunos aprovecharon para invitarle a sus países, mientras que obispos, sacerdotes y otros dignatarios de la Iglesia católica en la región destacaron las virtudes del Papa número 266.
Hasta el club de fútbol San Lorenzo de Almagro, del que Bergoglio es hincha, aunque no fanático, según precisó en Bogotá el obispo auxiliar de Buenos Aires, Raúl Martín, manifestó su "orgullo" y publicó una fotografía del carné de socio del nuevo Papa.
"El Dios del fútbol es argentino, y ahora también el Papa", subrayó el exfutbolista argentino Diego Armando Maradona.
Según coincidieron los que conocen al nuevo Pontífice, de 76 años, sus principales rasgos son la austeridad y la sencillez.
Algunos también lo han definido como un "santo" y como una persona inteligente de "una fe muy profunda" y "un gran corazón".
"Estamos de verdad muy bendecidos por la estatura moral de Francisco", dijo el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Ricardo Ezzati.
"Estamos contentos y recibimos alborozados esta elección como una bendición de Dios", dijo, por su parte, el obispo de Misiones y Ñeembucú (Paraguay), Mario Melanio Medina, quien definió a Bergoglio como un intelectual humilde.
El presidente panameño, Ricardo Martinelli, que se declaró "muy contento con que el nuevo Papa sea latinoamericano", anunció a Efe que viajará a Roma y que le invitará personalmente a visitar Panamá.
No se sabe aún qué país latinoamericano visitará en primer lugar el nuevo Papa, aunque los argentinos esperan que sea el suyo, pero en la agenda del anterior, Benedicto XVI, que renunció el pasado 28 de febrero, estaba asistir a una Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro en julio próximo.
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, al felicitar al Papa Francisco, dijo que su visita fortalecerá "las tradiciones religiosas brasileñas" y reforzará "los lazos que unen a Brasil y al Vaticano".
El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Sao Paulo Edmar Peron calificó de "agradable sorpresa" la elección de Bergoglio y consideró que sigue la estela de apertura iniciada por la Iglesia tras la elección como pontífices del polaco Karol Wojtyla y el alemán Joseph Ratzinger tras siglos de papas italianos.
El presidente de Cuba, Raúl Castro, envió sus "cordiales felicitaciones y mejores deseos para su pontificado",
"Por primera vez en la historia, tenemos un papa latinoamericano, un papa suramericano, un papa cuya lengua materna es el español, un papa argentino que se va a llamar Francisco. Enhorabuena", dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, consideró que la elección de Bergoglio está llena de "simbolismos", entre los cuales destacó no solo su condición de latinoamericano sino de miembro de la Compañía de Jesús, que pese a su influencia nunca antes había tenido a uno de sus miembros en la silla de San Pedro.
¿Intercesión divina?
Efe recuerda que el presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, en campaña para las elecciones del 14 de abril, atribuyó al fallecido Hugo Chávez alguna influencia en la elección de un Papa suramericano.
"Nosotros sabemos que nuestro comandante ascendió hacia esas alturas y está frente a frente a Cristo, alguna cosa influyó para que se convoque a un papa suramericano, alguna mano nueva llegó y Cristo le dijo 'bueno llegó la hora de América del Sur', así nos parece", aseveró Maduro.
El Gobierno de El Salvador, que consideró un "honor" para los países de la región que el nuevo jefe de la Iglesia católica sea latinoamericano, le deseó a Francisco un "apostolado fecundo" a favor de la justicia.
Los deseos de la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, para el nuevo Papa fueron "fuerza y sabiduría en el ejercicio de su pontificado", y los del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, que "Dios lo ilumine y bendiga".
El presidente dominicano, Danilo Medina, expresó su confianza en que el pontificado de este argentino de origen italiano "contribuya al desarrollo y la paz de nuestros pueblos".
Enrique Peña Nieto, presidente de México, confió en establecer una "relación cordial y cercana" con el nuevo Papa, al que saludó "con respeto y afecto", mientras que el jefe de Estado paraguayo, Federico Franco, pidió que "la bendición del Papa colme al Paraguay" y se declaró "emocionado y lleno de fe en Cristo".
El mandatario de Guatemala, Otto Pérez Molina, dijo estar seguro de que "Francisco luchará por la paz del mundo" y manifestó su deseo de que pronto pise tierra guatemalteca.
La elección de un Papa latinoamericano hace ver "la importancia que cobra nuestro continente en el mundo entero", opinó Rosario Murillo, primera dama y portavoz del Gobierno de Nicaragua. 

Celebraciones especiales en Buenos Aires

Por su parte, The Associated Press apunta que la catedral metropolitana de Buenos Aires, que el miércoles celebraba una misa por el papa Francisco, se encontraba abarrotada de fieles de todas las clases sociales, edades y orígenes, que acudieron a orar luego de que el Vaticano nombrara al ex cardenal argentino, Jorge Mario Bergoglio como el primer líder de la iglesia Católica que es jesuita y latinoamericano.
"Francisco, Francisco", gritaron los fieles católicos que allí se congregaron, antes de que se diera inicio a la ceremonia litúrgica. Entonces, un sacerdote tomó la palabra y dijo: "Habemus papam, cardenal Jorge Mario Bergoglio, viva el papa". 
Al instante, se produjo un estallido de felicidad, aplausos y gritos. Sacerdotes de la catedral dijeron que no veían el recinto así de lleno desde hace varias décadas.
El obispo Joaquín Sucunza, Pro Vicario General de la Arquidiócesis de Buenos Aires, ofició la ceremonia litúrgica en la catedral. "Uno tiene que pellizcarse, hay momentos sublimes en la vida", dijo a la numerosa audiencia. "No sé qué decirles, lo trascendental sucede en otro lado. Esta es una oración por la alegría de un pastor cercano a nosotros. También por la tarea que le espera en un mundo complejo".
Las miradas de los feligreses, como la de como Nélida Bedino, jubilada de 85 años, brillaban de orgullo y emoción. "Soy anciana, me cuesta moverme pero hoy tenía que venir", dijo. "Como católica y argentina doy gracias a Dios por darme vida para ser testigo de este acontecimiento". 
En las afueras de la iglesia, un millar de personas, en su mayoría de grupos católicos, seguían la misa que era transmitía por parlantes al tiempo que blandían banderas argentinas, del Vaticano y otros cargaban con imágenes de la Virgen de Luján, patrona de Argentina.
'Sinónimo de caridad'
Horas antes, el entusiasmo y la felicidad se habían apoderado de los católicos del mundo, y especialmente de los argentinos, que derramaron lágrimas al conocer que el Vaticano nombró como papa a su cardenal.
Se trata también del primer papa no europeo. Su nombre papal es Francisco, dijeron voceros del Vaticano.
"Estábamos rezando por el cónclave cuando nos enteramos", de la noticia de la elección papal, dijo Ana María Pérez, 60 años, vicepresidenta de la organización religiosa Acción Católica Argentina. "Bergoglio es sinónimo de caridad y misión. Él no llama a salir a evangelizar a la calle, él va a ser el papa de la calle". 
Quien fuera el vocero del que hoy es papa, Guillermo Marcó dijo que "en contadísimas ocasiones usó un auto con chofer... sus opciones de vida siendo cardenal han sido seguir haciendo una vida normal, común". 
"Es un gran admirador de Borges", dijo Marco. "Es argentino pero sobre todo porteño (de Buenos Aires)".
Varios sacerdotes del arzobispado de Buenos Aires consultados por la AP describieron al papa como una persona que se levanta a las 4:30 am e inicia sus labores a las 7 am. Dijeron que sólo toma mate con sus amigos, que es hincha del club de fútbol San Lorenzo de Almagro, que cuando viajó a Roma, en esta ocasión, lo hizo en clase de turista, y que no le gusta viajar
Fuera del español, habla italiano, alemán, lee inglés y conoce algunas palabras del dialecto indígena guaraní, de Paraguay y del norte de Argentina, según los sacerdotes. 
El obispo Sucunza que dijo conocer a Bergoglio hace 13 años, cree que lo que más le va a costar al nuevo papa es acostumbrarse a la exposición pública y a estar hablando permanentemente a los medios de comunicación. 
"Jorge nunca creyó que iba a ser papa, ni siquiera cardenal, por eso llegó a ser papa", dijo Hugo Bergoglio, primo hermano del papa Francisco, al canal de noticias por cable TN. "Tengo una gran alegría por familiar y por argentino. Es un hombre que en donde esté siempre va a hacer el bien... es un hombre de buen espíritu. Le va a hacer un enorme bien a la iglesia. Es un humilde natural y un pastor".
A cuentagotas y horas después del nombramiento, los fieles bonaerenses acudieron a la catedral, donde centenares de católicos entraban y salían luego de orar. Algunos creyentes rezaban el rosario y algunas cámaras de televisión hacían presencia mientras algunos conductores hacían sonar las bocinas de sus carros.
A esas horas, las doscientas personas que estaban afuera de la catedral gritaban "ole, ole ola, Francisco es un sentimiento que no puedo parar"; un cántico clásico de las hinchadas de fútbol al que le insertaron el sustantivo papal.
Así lo definen
La multitud también gritaba consignas como "viva el papa", "Argentina", "si esta no es la iglesia, ¿la iglesia dónde está?", y "esta es la juventud el papa". En el recinto religioso, entre tanto, se rezaba sin cesar la oración del Padrenuestro y la gente aplaudía cada que se recordaba la designación papal del ex cardenal.
"Bergoglio conoce la realidad de América Latina a fondo", dijo María Luján, una monja de 48 años y misionera que trabaja en los barrios pobres de Paraguay. "Los anteriores papas decían que éste era el continente de la esperanza. Ahora nos toca no defraudar las expectativas". 
Pese a que en esos momentos los bonaerenses salían de las oficinas, la vida rutinaria de la ciudad transcurría sin mayores interrupciones o tropiezos. De cerca, una decena de policías custodiaban la zona donde está ubicada la catedral.
"Las grandes virtudes de Bergoglio son la sencillez y la inteligencia", dijo Eduardo García, obispo de la catedral de Buenos Aires. "Para nosotros es una gracia muy grande, él ya había sido una gracia muy grande para nosotros en la catedral de Buenos Aires... tiene un peso moral muy grande, estamos orgullosos de él como pastor y que él pueda hacer el bien que nos ha hecho a nosotros a toda la Iglesia universal, nos llena de alegría".
El entusiasmo también provocó que el servicio de telefonía celular de algunas compañías colapsara con un desborde de llamadas y mensajes.
El ex vocero Marcó dijo que veía al nuevo papa "muy feliz... no lo esperaba, realmente fue increíble. Yo creo que tiene una alegría profunda. Me tuve que pellizcar, no lo podía creer".
El sacerdote Jorge San Martin, vicario de la catedra, dijo que el papa Francisco "es un hombre con una inteligencia superior, capacitado para el cargo. Busca la cercanía. Yo creo que su desafío es la inclusión en el sentido más amplio".
La Virgen favorita del papa, según el vicario, es la de Santa Teresita del Niño Jesús, quien dijo que cada que viene a la catedral visita la tumba de su mentor, el cardenal Antonio Quarracino, ex arzobispo de Buenos Aires.
Martha Ruiz, 60 años, portera de un edificio aledaño a la catedral metropolitana, se emocionó y lloró cuando conoció la noticia. 
"Es increíble, he participado en muchas reuniones y trabajé en Caritas (organización de la iglesia católica)", dijo Ruiz al asegurar que conoció al nuevo papa en dicha entidad. "Es un hombre que transmite mucha serenidad".
Mientras intentaba enviar mensajes de texto sobre la noticia a través de su teléfono, Graciela Dávalos dijo que se encuentra " muy contenta... primero porque es de la orden jesuita y su persona siempre se ha destacado como con muy buen criterio".
Bergoglio es "una persona que transmite mucha tranquilidad y que tiene una capacidad para conducir la iglesia", añadió Pérez, la activista de Acción Católica Argentina. 
Otra de las mujeres que rezaba con Pérez, Paola La Roca, de 62 años, dijo, "qué Dios bendiga a Francisco I. La Argentina se lo merece, tenemos un papa argentino". 
Los vendedores ambulantes también se apostaron en las afueras de la catedral y ofrecían banderas vaticanas y argentinas. 
"Tengo que aprovechar este momento histórico para darle de comer a mi familiar", dijo Juan Carlos Alarcón, de 58 años, al afirmar que fabricó las banderas apenas se enteró del nombramiento. Las banderas cuestan alrededor de dos dólares.
©Univision.com
Commentarios