Prevén incierto futuro para bloques regionales tras muerte de Chávez

Univision.com | Mar 13, 2013 | 1:45 PM

Lo que dejó Hugo Chávez

Un futuro incierto afrontan los distintos sistemas de integración regional tras la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez, quien fue uno de sus principales promotores, coincidieron analistas locales.
"Ello es comprensible, porque estas alianzas de cooperación estuvieron siempre sustentadas en el liderazgo de Hugo Chávez y en la ayuda del gobierno venezolano", dijo el presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela (CIV), Juan Francisco Contreras, a la agencia Notimex.
El experto destacó que Chávez eliminó sus famosas giras antiimperialistas debido al cáncer que padecía y su ausencia en cumbres internacionales "se encargaron de confirmar el ocaso de su liderazgo en la región".
Chávez siempre rechazó los sistemas de integración vinculados con Estados Unidos e impulsó la Alternativa Bolivariana de las Américas (Alba), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y Petrocaribe, reportó Notimex.
Contreras dijo que estos nuevos sistemas fueron utilizados para imponer una agenda ideológica y no comercial, por lo que la muerte de Chávez incidirá negativamente en la vigencia o permanencia de dichas organizaciones.
"Será difícil mantener el perfil de la Venezuela chavista en 2013", vaticinó por su parte Milos Alcalay, exembajador venezolano ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), según la información de Notimex.
Advirtió que el mandatario encargado de Venezuela y candidato presidencial oficialista Nicolás Maduro "carece del carisma de Chávez, y tampoco presenta la misma megalomanía, tipo Chávez, Fidel (Castro) o (Rafael) Correa".
Otro factor que limitaría la exportación de la "revolución bolivariana", tanto en lo ideológico como en lo económico, es el dinero, pues probablemente la crisis mundial afectará a Venezuela, que no podrá continuar financiando proyectos en la región, abundó.
"Los inmensos gastos y endeudamientos que tiene el país, como consecuencia del desmesurado gasto público y la ayuda a algunos países privilegiados, generarán problemas adicionales, que ni los altos precios del petróleo podrán aplacar", aseguró a Notimex Alcalay.
El diplomático advirtió que los tiempos que vienen van a ser bastante difíciles para los aliados latinoamericanos de Chávez, quienes van a ver reducidas y hasta eliminadas las ayudas y subvenciones que recibían por parte del gobierno venezolano.
Comienza la batalla electoral
El mandatario encargado Nicolás Maduro y el líder opositor Henrique Capriles registraron sus candidaturas rumbo a los comicios presidenciales del 14 de abril, para suceder al fallecido líder venezolano Hugo Chávez, quien se mantiene como una presencia dominante en el debate.
Maduro, de 50 años, realizó una manifestación multitudinaria y de más de dos horas en medio de canciones y vivas a Chávez, mientras que Capriles, en un marcado contraste, inscribió su candidatura a través de representantes y sin acudir a la sede de las autoridades electorales.
Desde su oficina al final de la jornada, Capriles, un abogado de 40 años, dijo en conferencia de prensa que lo hizo de esa forma por respetar el luto por el fallecimiento de Chávez, pero además para evitar cualquier incidente entre seguidores de ambos bandos.
“¿Qué hubiese pasado si yo hubiese convocado una movilización hoy? ¿Cuál hubiese sido el resultado? Aquí no está planteada una confrontación entre los venezolanos”, dijo el opositor.
De resto, Capriles enfiló sus baterías a Maduro: “A Nicolás no lo eligió nadie… Nicolás no es Chávez”.
Además, dijo que en sus “100 días” de gobierno “espurio”, lo que ha hecho es “tratar de esconderte detrás del presidente (Chávez). Dejen que el presidente descanse en paz”, señaló la agencia AP.
Desde la salida de Chávez a Cuba en diciembre para una nueva operación de su cáncer ya no se le volvió a ver de pie ni oír, y Maduro quedó como el rostro visible del gobierno.
La semana pasada, Maduro se juramentó como presidente encargado, un acto calificado como ilegítimo por la oposición porque la Carta Magna contempla que ante la falta absoluta de un jefe de Estado, el presidente de la Asamblea Nacional es el que debe asumir la presidencia interina.
A pesar de la diferencia de medios y estilos, y el amplio aparato estatal a disposición de Maduro, Capriles indicó que creía que era posible conseguir la victoria.
“Sí creo que es posible vencer, sí lo creo, si todos nos levantamos”, dijo a AP.
©Univision.com
Commentarios