Líder Norcoreano pide a tropas 'seccionar la garganta' de enemigos

EFE | Mar 12, 2013 | 12:16 AM
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, instó a mantener la preparación para una guerra inminente a diversas unidades militares de la frontera marítima occidental con el Sur, durante una visita a las tropas en plena campaña de amenazas del régimen comunista.
"Una vez que emita la orden, deben romper la cintura de los enemigos, seccionar sus gargantas y mostrarles de este modo lo que es una guerra de verdad", dictó Kim a los soldados en el habitual tono belicista del régimen, en un despacho emitido por la agencia estatal norcoreana KCNA.
El joven líder norcoreano, cuya edad se estima en 28 o 30 años, visitó ayer el Destacamento de Defensa de la isla de Wolnae y la Unidad de Artillería 641, cercanas a la isla de Baengnyeong, el territorio surcoreano más occidental que se ubica a escasos kilómetros de tierra firme del Norte.
Kim Jong-un instó a los soldados a "volar el cuartel general" de los infantes de marina surcoreanos estacionados en la isla de Baengnyeong "con ataques de fuego sin piedad" si los "enemigos" realizan una "provocación".
La visita de Kim a las tropas cercanas a la frontera intercoreana del paralelo 38 llega en un momento marcado por la tensión después de varios días de amenazas del Norte y el inicio, ayer, de nuevas maniobras militares de Corea del Sur y EEUU en la región.
Mientras, en el Sur el Ministerio de Defensa confirmó que Corea del Norte realiza entrenamientos militares estos días y cree que éstos podrían alcanzar proporciones mayores a lo largo de la semana en áreas cercanas a la frontera, como Wonsan.
En estos momentos, Seúl lleva a cabo una intensa vigilancia sobre los movimientos del Norte, informó a Efe un portavoz de Defensa, aunque a pesar de las amenazas del país vecino cree poco probable un ataque o el inicio de una maniobra de guerra.
Por su parte, EEUU manifestó horas antes que "no entrará en el juego de aceptar promesas vacías o ceder a las amenazas", en referencia a la reciente ofensiva verbal del Norte, que incluso declaró ayer nulo el armisticio que puso fin a la Guerra de Corea (1950-53).
La subida de tono en la habitual retórica agresiva de Corea del Norte responde, además de a las maniobras de Seúl y Washington, a las nuevas sanciones económicas y comerciales que el pasado jueves el Consejo de Seguridad de la ONU impuso al régimen de Kim Jong-il por su tercera prueba nuclear, realizada hace exactamente un mes.
©EFE
Commentarios