Justicia argentina sentencia el martes a su último dictador

EFE | Mar 11, 2013 | 3:12 PM

Por crímenes de lesa humanidad

BUENOS AIRES, Argentina - La Justicia argentina dará a conocer mañana, martes, el veredicto en la causa que se sigue contra el último dictador del país, Reynaldo Bignone, y otros ocho acusados por los crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de Campo de Mayo, en las afueras de Buenos Aires.
El Tribunal Oral Federal 1 de la localidad bonaerense de San Martín dictará sentencia contra Bignone por las violaciones a los derechos humanos que tuvieron lugar bajo la jurisdicción de la guarnición militar de Campo de Mayo entre los años 1976 y 1983, informaron fuentes judiciales.
En Campo de Mayo funcionó uno de los mayores centros clandestinos de detención del régimen de facto y además una maternidad ilegal por la que pasaron varias mujeres secuestradas y actualmente desaparecidas.
Se calcula que por esa dependencia militar pasaron cerca de 4.000 detenidos ilegalmente, que en su mayoría permanecen desaparecidos.
El principal acusado en este proceso, que se inició el pasado 23 de agosto, es Bignone, quien en anteriores juicios recibió ya cuatro condenas por delitos de lesa humanidad.
El pasado martes el exdictador comenzó también a ser juzgado junto a otros 24 exmilitares por su presunta participación en el Plan Cóndor, de coordinación de las dictaduras suramericanas para reprimir a disidentes.
Asimismo, mañana escucharán su sentencia los exmilitares Santiago Omar Riveros, Eugenio Guarañabens Perelló, Luis Sadí Pepa, Julio San Román, Hugo Castagno Monge y Carlos Eduardo Somoza.
También están en el banquillo, el antiguo oficial de inteligencia del Ejército Carlos del Señor Garzón y su esposa, María Francisca Morillo, acusados por la apropiación de Laura Catalina de Sanctis Ovando, cuya identidad fue restituida en 2008.
El sexto juicio
El juicio, que llevan adelante los magistrados Héctor Sagretti, Daniel Cisneros y Daniel Petrone, es el sexto que se realiza por crímenes cometidos en dependencias de Campo de Mayo.
En este caso, se juzgan delitos contra 23 víctimas, entre ellas siete mujeres que dieron a luz en la guarnición militar y que permanecen desaparecidas.
Bignone, último dictador argentino (1982-1983), negoció la transición a la democracia tras firmar una Ley de Amnistía luego anulada y ordenar la destrucción de toda la documentación sobre detenciones, torturas y asesinatos de desaparecidos.
El exmilitar, de 84 años, ya fue condenado en 2010 y en 2011 a 25 años de prisión por delitos cometidos en Campo de Mayo.
En diciembre pasado fue sentenciado a 15 años de cárcel por crímenes perpetrados en un centro clandestino de detención que funcionó dentro del hospital público Posadas, a las afueras de Buenos Aires.
En julio de 2012 recibió otra condena de 15 años de prisión por el robo sistemático de bebés durante la dictadura, histórico proceso en el que el exdictador Jorge Rafael Videla (1976-1981) recibió una sentencia a 50 años de cárcel.
©EFE
Comentarios