Capriles y Maduro abren fuegos de cara a las elecciones de Venezuela

AFP | Mar 11, 2013 | 8:52 AM

Los venezolanos elegirán el 14 de abril al sustituto del fallecido presidente Hugo Chávez

CARACAS - El sucesor de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, y el candidato de la oposición, Henrique Capriles, abrieron fuegos el domingo de cara a las elecciones venezolanas del 14 de abril, que podría coincidir con un referendo para decidir si los restos embalsamados del fallecido líder son llevados al Panteón Nacional.
Capriles, un abogado de 40 años que perdió frente a Chávez por 11 puntos en los comicios de octubre pasado, anunció que enfrentará a Maduro, en una rueda de prensa en la que acusó al candidato oficialista de "mentir" sobre la muerte del presidente y de usarla para hacer campaña política.
"Voy a luchar (...). No te voy a dejar el camino libre Nicolás, vas a tener que derrotarme con votos", dijo el reelecto gobernador del estado Miranda (norte), también ex alcalde del municipio caraqueño de Baruta.
Capriles cargó duramente contra su rival, a quien acusó de mentir sobre el día de la muerte de Chávez, anunciada por Maduro el 5 de marzo, para ganar tiempo y tener "todo cuadrado".
"¡Quién sabe cuándo murió el presidente Chávez! Ustedes tenían todo cuadrado (...) Ahora encima ustedes utilizan el cuerpo del presidente para hacer campaña política", afirmó Capriles, tras acusar a "Nicolás y su combo" de estar "enfermos de poder".
Maduro responde
De inmediato y con un retrato de Chávez detrás, Maduro, un exconductor de autobús y exsindicalista de 50 años, acusó ante las cámaras de televisión a Capriles de "fascista de rostro nauseabundo", "miserable" y de "ensuciar" la memoria del "comandante supremo de la revolución".
"Está buscando que el pueblo de Venezuela se salga del cauce y se vaya por los caminos de la violencia", dijo Maduro, y añadió que Capriles ha salido "como loco, enloquecido de odio, para justificar la derrota segura que va a tener el 14 de abril".
Antes de partir a Cuba el 10 de diciembre para una cuarta cirugía contra el cáncer, Chávez, quien lideró un gobierno personalista de 14 años, había designado sucesor a su entonces vicepresidente en un emotivo mensaje en televisión, en el que pidió a los venezolanos votar por él en una eventual elección.
En febrero, la encuestadora venezolana Hinterlaces estimó que Maduro derrotaría a Capriles por 14 puntos en una eventual elección.
Tras atacar a su adversario, Maduro, que asumió el viernes como presidente encargado, anunció que el gobierno propondrá una enmienda constitucional para llevar los restos de Chávez al Panteón, donde están los del libertador Simón Bolívar, lo cual requiere ser sometido a referendo en 30 días.
En manos del pueblo
"Si hay alguien que se ganó en 200 años ir al Panteón Nacional es el comandante Hugo Chávez", "elevado al grado de redentor de los pobres", defendió Maduro.
Aunque no se refirió explícitamente a la convocatoria de un referéndum, la Constitución establece que las enmiendas de la Carta Magna deben ser sometidas a votación popular.
La Carta Magna establece actualmente que deben transcurrir 25 años tras el fallecimiento de un venezolano para ingresar en el Panteón.
"El oficialismo estaría haciendo una jugada interesante: pegar la enmienda a los comicios de forma que éstos estarían completamente centrados en Chávez", dijo a la AFP el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León.
La campaña electoral será de sólo diez días -del 2 al 11 de abril- y ambos candidatos anunciaron que se inscribirán el lunes.
Maduro ha previsto una marcha por Caracas, al más puro estilo chavista, mientras Capriles dijo que no convocará ningún acto por respeto al "luto nacional".
"Esta será una elección sumamente compleja, con una campaña muy corta, en la que el gobierno tiene ventajas bien claras en el terreno sentimental por la reciente muerte de Chávez. Será una batalla entre lo divino y lo humano", aseguró León.
Testamento político
Levantando el programa de gobierno de Chávez en los comicios de octubre, que definió como "testamento político", Maduro pidió el apoyo popular para profundizar la revolución socialista y enfrentar los "problemas graves" heredados del "capitalismo", como los económicos, la corrupción y la violencia criminal.
Los comicios se llevarán a cabo un día después del 11º aniversario del regreso de Hugo Chávez al Palacio Miraflores tras el golpe de Estado que lo alejó del poder durante 48 horas.
El analista Nicmer Evans, cercano al chavismo, destacó en los medios locales "la importancia de los símbolos" y señaló que "ahora sí nace el chavismo, nace en una era post-Chávez".
"La pieza central va a ser el simbolismo. El candidato del oficialismo no es Maduro, es Chávez. Maduro va a intentar estar en el Olimpo, con el Dios. Capriles debe llevarlo al ring de boxeo, a la batalla de lo terrenal", añadió León.
Al grito de "mi voto está en Maduro, Chávez te lo juro", miles de chavistas prosiguen su peregrinación a la Academia Militar en Caracas, desde donde los restos del fallecido líder serán trasladados el viernes -a la espera de lo que decidirá el referendo- al antiguo cuartel general caraqueño desde donde lanzó el 4 de febrero de 1992 un fallido golpe de Estado que lo catapultó a la presidencia siete años después.
El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, anunció este domingo que enfrentará en las elecciones del 14 de abril al sucesor designado por Hugo Chávez, Nicolás Maduro, a quien acusó de "mentir" sobre la muerte del presidente y de usarla para hacer campaña política.
Los venezolanos elegirán el 14 de abril al sustituto del fallecido presidente Hugo Chávez, entre el oficialista Nicolás Maduro y muy seguramente el líder opositor Henrique Capriles, iniciando la transición de un país que estuvo bajo un régimen personalista durante 14 años.
©AFP
Commentarios