Cardenales imploran a Dios saber elegir el Papa que necesita la Iglesia

Univision.com | Mar 10, 2013 | 2:15 PM
¿Cómo se preparan los... ¿Cómo se preparan los...
3 Pausar Auto Play

María Antonieta Collins reporta desde el Vaticano sobre los preparativos para el Ccnclave.

La petición en la última misa dominical antes del cónclave

Cuando faltan dos días para que se encierren en cónclave, los cardenales electores oficiaron el domingo misa en las iglesias romanas que tienen asignadas y todos imploraron al Espíritu Santo que "sepan elegir" al Pontífice que necesita la Iglesia en estos momentos, "que será el que Él quiera".
Así lo señaló el cardenal de Sevilla (España), Carlos Amigo Vallejo, que ofició misa en la Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat, donde ante la pregunta de si ha llegado el momento de un papa de América o África, afirmó que "Dios entiende todos los idiomas y conoce todos los colores de las caras", por lo que la procedencia o tiene importancia, será el que Dios quiera", apunta la agencia Efe.
"El papa no es un maravilloso tecnócrata. Es un pastor", agregó el franciscano Amigo, de 79 años, que señaló que la Iglesia siempre ha tenido dificultades y "tantísimos problemas", pero que siempre estará guiada por Dios, que "jamás dejará de sostenerla con sus brazos.
Amigo Vallejo dijo también que la Iglesia "no debe repetir los errores" en los que ha caído muchas veces, "pero tampoco exagerarlos" y que no puede estar "apiadándose" de si misma.
"La credibilidad de la Iglesia llega por las personas", subrayó el cardenal, que aseguró que a pesar de la secularización que recorre el mundo "la Iglesia no está en retirada y tienes deseo de renovación".
Asimismo destacó que la Iglesia "no se reinventa" en cada pontificado.
Sobre estos días de congregaciones de cardenales preparatorias del cónclave, Amigo afirmó que ser elector del nuevo papa supone "una gran responsabilidad" y que entre ellos hay "una enorme paz, sabemos que Dios está con nosotros, nos acompaña y esto es una señal del Espíritu Santo".
"No hay ningún tipo de angustia, sino una gran serenidad, paz y el deseo de buscar aquella persona que puede servir mejor a la Iglesia", destacó.
La duración del cónclave
Sobre si espera un cónclave breve o largo, dijo que eso no se puede prever.
En esa misma línea se pronunció también el domingo el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, considerado uno de los "papables", quien en la misa que ofició en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, de Roma, dijo que eso no se sabe, aunque le gustaría que fuera corto, destaca Efe.
Sobre si será un cónclave breve o largo, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, resaltó que los últimos cónclaves han durado dos, tres o cuatro días, es decir han sido breves. Un cónclave que durase muchos más días pondría en evidencia -subrayó- "una situación bloqueada, una falta de consenso, aunque no hay motivos para pensar que se pueda llegar a esa situación".
El cardenal Angelo Scola, arzobispo de Milán (Italia) y considerado uno de los "papables" con más posibilidades, dijo en la misa que ofició en la basílica de los Santos Apóstoles de Roma que el próximo pontífice debe seguir la horma de los últimos papas y tiene que ser "santo".
El cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, que ofició en la iglesia de San Dámaso, de la que es titular, puso el acento en la necesidad de conversión que hay en la sociedad actual y en esa misma línea se pronunció el purpurado de Budapest, Peter Erdo (también en la lista de "papables") que dijo en la iglesia de Santa Balbina en el Aventino, que los hombres tienen que encontrar el camino "verdadero hacia Dios".
Perfilan nombres
El cardenal de Boston, el fraile capuchino Sean O'Malley, otro de los considerados con mayor probabilidad de ser elegido papa, aseguró en la misa que ofició en la iglesia de Santa María de la Victoria que "volverá" a su diócesis, dando por hecho que saldrá otro.
Todos los cardenales pusieron el acento en la nueva evangelización y recordaron que la Iglesia es misionera y por ello existe.
Mientras los cardenales apuran las horas antes de encerrarse en la capilla Sixtina el 12 de marzo, ya el domingo algunos medios italianos aseguran que Scola y el brasileño Pedro Odilo Scherer, de Sao Paulo, son los dos que aglutinarían en estos momentos el mayor número de votos, pero que no llegarían a los necesarios para ser elegidos.
Para ser elegido papa se necesitan los dos tercios de los votos en todos los escrutinios. Los cardenales electores son 115, por lo que son necesarios, como mínimo 77 votos.
Según la prensa italiana, que no cita fuentes, Scola contaría ya con 37 votos y Scherer con 29, cifras que evidenciarían que, de momento, no destaca un candidato fuerte capaz de unir al mayor número de purpurados.

Los principales candidatos

Por su parte, The Associated Press recuerda que los cardenales de todo el mundo se reúnen esta semana en un cónclave para elegir al nuevo papa tras la sorprendente renuncia de Benedicto XVI.
En el sigiloso mundo vaticano, no hay manera de saber quiénes son los postulantes y la historia ha dado numerosas sorpresas. Sin embargo, diversos nombres han surgido en varias ocasiones como fuertes candidatos al cargo. He aquí un vistazo a algunos de ellos:
CARDENAL ANGELO SCOLA.
Scola es considerado como la mejor opción de Italia para recuperar el papado, que mantuvo durante siglos, después de dos pontífices consecutivos de otros países. Scola es uno de los principales nombres entre los contendientes.
Scola, de 71 años, ha sido arzobispo de Milán y patriarca de Venecia, dos prestigiosos cargos eclesiásticos que en conjunto dieron al mundo cinco papas en el siglo XX. Su ascenso a la diócesis de Milán, la más grande y más influyente de Italia, es visto como el punto de inflexión para convertirlo en uno de los principales candidatos papales.
Aunque es conocido como un conservador en materia doctrinaria, cita con desparpajo a escritores como Jack Kerouac y Cormac McCarthy.
CARDENAL ODILO SCHERER.
Scherer es conocido como un prolífico comunicador por Twitter, por sus presentaciones en el programa más popular difundido a altas horas de la noche y porque batalla todas las mañanas entre la multitud para tomar el metro.
Es el mejor candidato de Brasil a próximo pontífice y se le menciona cada vez más como uno de los principales contendientes. A la edad relativamente joven de 63 años, Scherer adopta con entusiasmo todas las alternativas modernas disponibles para llegar a los creyentes, al tiempo de que se mantiene firme en la línea conservadora de la doctrina católica romana y defiende posiciones radicales en asuntos sociales como el rechazo al matrimonio entre personas del mismo sexo.
En 2011, Scherer se estrenó en Twitter y en su segundo mensaje por ese medio dijo: "Si Jesús predicara hoy el evangelio, también aprovecharía la prensa escrita, la radio, la televisión, internet y Twitter. ¡Denle la oportunidad!". Scherer es arzobispo de Sao Paulo desde 2007 y fue nombrado cardenal meses después.
CARDENAL MARC OUELLET.
El canadiense Ouellet, de 68 años, afirmó alguna vez que ser papa "sería una pesadilla". Sabe lo que dice porque tuvo la confianza de dos pontífices como autoridad de alto rango con acceso a información privilegiada en el Vaticano.
La notoriedad de su cargo como jefe de la oficina vaticana para los obispos, sus tendencias conservadoras, sus años en América Latina y su trabajo en Roma como presidente de la importante comisión para América Latina todo esto lo hacen favorito para que sea el primer pontífice del continente americano.
Sin embargo, las cualidades por las que es popular en América Latina —asiento de la población católica más grande del mundo— y entre los cardenales que elegirán al papa han contribuido a debilitar su imagen en su Quebec natal, donde irónicamente se le percibió cuando fue arzobispo como un intruso enviado por Roma para hacer que su provincia liberal regresara al redil conservador.
CARDENAL PETER ERDO.
Erdo es hijo de una pareja profundamente religiosa que desafió la represión comunista en Hungría para practicar su fe. Si es elegido papa, Erdo, de 60 años, sería el segundo pontífice proveniente de Europa oriental, después del difunto Juan Pablo II, cuyo gran legado incluye haber contribuido al derrumbe del comunismo.
Cardenal desde 2003, Erdo es experto en derecho canónico y un distinguido teólogo universitario que procura estrechar vínculos con los creyentes en las parroquias. Ha mejorado su imagen como un candidato de consenso en caso de que los cardenales no puedan conjuntar apoyo en torno a algunas de las figuras más destacadas como Scola o Scherer.
CARDENAL GIANFRANCO RAVASI.
Ravasi, ministro de cultura del Vaticano, es un académico erudito con un toque de modernidad, justamente la combinación que algunos creyentes consideran ideal para resucitar una iglesia a la que afecta el escándalo y una contracción de su rebaño. Ravasi, de 70 años, también es uno de los favoritos entre los católicos que desean ver el regreso de la tradición de los papas italianos.
Es políglota y un erudito en temas bíblicos que salpica sus discursos con referencias que van desde Aristóteles hasta la cantante británica Amy Winehouse. Las facultades poliglotas de Ravasi recuerdan las del fallecido papa trotamundos Juan Pablo II. Escribe mensajes por Twitter en inglés, conversa en italiano y ha impresionado a sus auditorios cuando cambia a hebreo y árabe en algunos de sus discursos.
CARDENAL PETER TURKSON.
A menudo mencionado como la conciencia social de la iglesia, Turkson, de Ghana, es visto por muchos como el principal candidato africano para el cargo de pontífice. A Turkson, de 64 años, jefe de la oficina para la paz y la justicia del Vaticano, se le atribuye haber evitado la violencia después de las disputadas elecciones en su país.
Ha combatido con firmeza la pobreza en Africa pero ha desencantado a muchos por apegarse a la línea conservadora de la iglesia sobre el uso del condón en medio de la epidemia del SIDA que azota el continente. La reputación de Turkson como un hombre de paz fue mellada recientemente cuando exhibió un video virulentamente anti-islámico, acción que no se considera haya perjudicado sus perspectivas papales.
Observadores afirman que sus perspectivas se hundieron aún más cuando rompió el tabú de proponerse públicamente al papado. Al día siguiente de que Benedicto XVI anunciara su renuncia, Turkson dijo que él era apto para el cargo "si es la voluntad de Dios".
CARDENAL TIMOTHY DOLAN.
Dolan, de 63 años y arzobispo de Nueva York, es un defensor afable y alegre de la ortodoxia católica, y una figura religiosa bien conocida en Estados Unidos. Ocupa el puesto que el papa Juan Pablo II alguna vez describió como "el arzobispo de la capital del mundo".
Los colegas de Dolan rompieron con el protocolo en 2010 y lo convirtieron en presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, en lugar de elevar al cargo al actual vicepresidente como se preveía. Durante los comicios presidenciales de 2012, republicanos y demócratas se disputaron la bendición de Dolan para sus respectivas convenciones nacionales. Dolan optó por bendecir ambas.
Sin embargo, los expertos dudan que tenga el carisma y la experiencia suficientes para merecer una oportunidad verdadera y suceder a Benedicto XVI.
CARDENAL JORGE MARIO BERGOGLIO.
Bergoglio, de 76 años, ha pasado casi toda su carrera en su Argentina natal, donde supervisa iglesias y párrocos. El arzobispo de Buenos Aires obtuvo el segunda mayor votación después de Joseph Ratzinger en la elección papal de 2005, y se ha especializado por mucho tiempo en el tipo de trabajo pastoral que algunos afirman es una de las habilidades esenciales que debe tener el próximo papa.
Bergoglio ha dedicado su vida a la enseñanza y ha dirigido sacerdotes en América Latina, región que tiene la proporción de católicos más alta del mundo. Ha exhibido una aguda sensibilidad política así como el tipo de humildad y modestia que sus colegas cardenales valoran altamente. Bergolgio es conocido por modernizar una iglesia argentina que había estado entre las más conservadoras en América Latina.
CARDENAL LEONARDO SANDRI.
Leonardo Sandri, de 69 años, es uno de los funcionarios vaticanos que dirige el funcionamiento diario de la casta burocracia de la iglesia global y ha recorrido el mundo como diplomático papal. Dejó su Argentina natal para ir a Roma a los 27 años y jamás regresó a su patria.
Formado inicialmente como abogado canónico, Sandri alcanzó el tercer máximo puesto en la jerarquía eclesiástica durante el papado de Juan Pablo II, el punto más alto de una larga carrera en el servicio diplomático vaticano en la que ocupó puestos en Africa, México y Washington.
Como secretario de Estado suplente durante siete años, Sandri esencialmente fungió como jefe de gabinete del papa. El diplomático jovial ha sido condecorado en una decena de países, y la iglesia a la que está vinculado como cardenal es la de San Carlo ai Catinari en Roma.
CARDENAL ANDRES RODRIGUEZ MARADIAGA.
Para muchos, Maradiaga encarna el ala activista de la Iglesia Católica Romana como un extrovertido defensor de los derechos humanos, un vigilante contra el cambio climático además de que propugna la reducción de la deuda externa a las naciones pobres.
Otros, sin embargo, consideran al hondureño de 70 años un reaccionario en la dirección contraria: Se dice que simpatizó con un golpe de estado en su país y suscito acusaciones de antisemitismo por sus declaraciones de que algunos creen que presuntos intereses judíos alentaron la excesiva atención mediática a los escándalos de pederastia en la iglesia. Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, figura entre el grupo reducido de prelados latinoamericanos a los que se considera con credenciales para ejercer el papado.
©Univision.com
Commentarios