La Raza y líderes pro inmigrantes instan al Congreso a que apruebe la reforma migratoria

Univision.com | Mar 07, 2013 | 2:31 PM

Derecho a la ciudadanía se convierte en el talón de aquiles de la legalización de los indocumentados

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y cientos de líderes comunitarios y activistas que representan a una treintena de estadios, enre ellos Carolina del Norte, Fñorida, Idaho, Tenneessee y Texas instaron al Congreso a que tome acción significativa y apruebe una reforma migratoria que incluya una vía de legalización para millones de indocumentados.
El pedido fue formulado durante una conferencia de prensa el jueves.
“Las conversaciones ya han comenzado y sabemos que pronto se presentarán propuestas de ley, pero hoy queremos decirles a los miembros de la cámara y el senado que trabajen juntos para una verdadera solución y que no permitan que la política obstaculice la reforma que nuestro sistema de inmigración tanto necesita”, dijo Janet Murgia, presidenta de La Raza. “Mientras más esperamos, más estamos condenando a familias a separaciones dolorosas, y negándole a las personas trabajadoras y talentosas la oportunidad de integrarse y contribuir a nuestra economía”, agregó.
¿Qué opina de los planes de reforma migratoria? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
Al tiempo que se desarrollaba la conferencia, The Associated Press reportó que un plan de reforma migratoria que redacta un grupo bipartidista del Senado, integrado por cuatro demòcratas y cuatro republicanos, y que fue anunciado para marzo, verá la luz pública en abril, semanas después de lo pevisto.
“Necesitamos enfrentarnos al caso de aquellas personas que ya están aquí en una forma justa y efectiva”, dijo Murgia. “Es inaceptable crear una clase aparte de trabajadores en nuestra nación y por eso un camino hacia la ciudadanía tiene que ser parte de la solución”.
“La reforma migratoria beneficiará a la economía, a nuestras familias, y a la futura competitividad,” concluyo ñla poresidenta de La Raza.
El plan del Senado
El 28 de enero el grupo bipartidista del Senado entregó los principios de un plan de reforma migratoria basado en cuatro ejes:
   1. Seguridad Fronteriza   2. Camino a la ciudadanía   3. Verificación de empleo   4. Inmigración legal
El grupo advirtió que antes de la apertura del camino a la ciudadanía, primero debe certificarse la seguridad en la frontera, y que los indocumentados deberán cumplir con una serie de requisitos, entre ellos:
   • Llevar tiempo en el país   • Carecer de antecedentes penales   • Pagar impuestos   • Hablar inglés   • Pagar una multa
Quienes cumplan con los requisitos deberán someterse a una verificación biométrica de a ntecedentes penales. Quienes pasen los controles de seguridad y sean autorizados legalizar sus permanencias, entrarán en un estado de no inmigrate que podría demorar 10 años.
Al termino del plazo de no inmigrante podrán iniciar el proceso de pedir la residencia permanente o green card (tarjeta verde), que en la actualidad en algunos casos demora hasta 23 años.
Una vez que el inmigrate reciba la residencia, deberá esperar cinco años para poder iniciar el trámite de ciudadanía o naturalización.
El grupo bipartidista de los ocho asegura que durante todo el proceso el indocumentado que califique tendrá un permiso de trabajo y recibirá una autorización para salir y reingresar al país.
El plan de Obama
El 29 de enero el presidente Barack Obama anunció en una escuela de Las Vegas, Nevada, que prepara un proyecto de ley de reforma migratoria que enviará al Congreso y ambas cámaras demoran o atrasan el debate.
La propuesta del mandatario es similar al del senado, pero con diferencias claves en cuanto al camino a la ciudadania para los indocumentadosñ.
De acuerdo con un Plan B filtrado por la Casa Blanca, el plan de Obama, basado en los mismos ejes que el plan del Senado, pide certificar de inmediato la seguridad en la frontera y abrir el camino a la ciudadanía sin contratiempos.
De los requisitos para los indocumentados, la Administración también los equipara con los del Senado, pero elimina el paso de la categoría de no inmigrate y quiere que los indocumentados pidan de una vez la residencia, proceso que nio debería demorar más de ocho años.
Una vez recibida la green card el residente legal permanente deberá esperar cinco años de residencia continua antes de pedir la ciudadanía estadounidense.
La filtración del Plan B causó molestias en el Senado y la Casa Blanca se vio obligada a aquietar la controversia señalando que sólo se trabaja de un bosquejo y que respaldaba el esfuerzo bipartidista que se estaba llevando a cabo en el Senado.
El plan de la Cámara
A los planes del Senado y de Obama se suma el que está siendo redactado en secreto por una instancia bipartidista de la Cámara de Representantes.
A finales de febrero el presidente del comité judicial de la Cámara, Bob Goodlatte, y el legislador nacido en Puerto Rico, Raúl Labrador, dijeron en eventos separados, se lee en un reporte de The Associated Press, que los indocumentados podrían optar a la residencia una vez que obtengan un estatus provisional –como el recomendado por el grupo de los ocho- al aportar sus datos biométricos a las autoridades.
"Tener un sistema en el que tienes un estatus legal y luego tienes otra oportunidad, ya sea por vínculos laborales o familiares, de poder legalizar tu estatus en el futuro, esas son buenas oportunidades que podríamos evaluar", dijo Goodlatte durante un desayuno en el diario Christian Science Monitor.
Goodlatte también se refirió a la posibilidad de eliminar la prohibición de volver a Estados Unidos durante 10 a años a quienes permanezcan sin papeles durante tres años, castigo señalado en la denominada Ley del Castigo, vigente desde 1996. También castigsa con tres años a quienes permanencen menos de un año sin autorización de las autoridades federales.
La legisladora Ileana Ros-Lehtinen (republicana de Florida) dijo recientemente a Univision sobre el plan de la Cámara que “ojala que tengamos la ciudadanía, que es lo perfecto”, y que se no lograrlo incluirá “un estatus legal que no es lo perfecto, pero es lo posible”.
Súper pac republicano
El 11 de diciembre de 2012 el ex Secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, anunció el lanzamiento de un súper pac de apoyo a una reforma migratoria comprensiva que incluya un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados.
Gutiérrez pidio, a través de un anuncio de televisión emitido el fin de semana, una reforma migratoria que apoye la economía y respete el estado de derecho.
El dirigente de origen cubano precisó que varios republicanos se habían  unido para comenzar una reforma al interior del Partido Republicano.
“Es increíble la cantidad de republicanos que me han dicho que los comentarios de que la extrema derecha perdió la elección, están de acuerdo. Hay muchísima gente, pero no lo dicen. Yo creo que hay que comenzar a hablar y yo creo que hay que empezar a reformar un partido que es un gran partido”, dijo.
Agregó que “vamos a unir fuerzas con Charly Spies, que es la persona que creó el súper pac más grande de Mitt Romney, con $160 millones (…), y que “se va a llamar Republicanos para la reforma Mogratoria”.
Gutiérrez explicó que como la nueva estrategia no puede dar dinero a ningún candidato o político, “si podemos, independientemente, apoyar a aquellos que están de acuerdo con la reforma, y si es necesario apoyar al contrincante” (demócratas que están de acuerdo con la legalización de indocumentados”.
“Pero vamos a empezar a jugar un poco más fuerte, porque hablar y decir (qué se hará) no ha funcionado. Los extremistas no se dan cuenta lo que están haciendo. En primer lugar, es una política que no funciona para el país (la de perseguir a los indocumentados), porque este país sin inmigración no funciona”.
©Univision.com
Commentarios