Una carga académica equilibrada

College Board | Mar 04, 2013 | 1:11 PM
Educación de calidad ... Educación de calidad ...
3 Pausar Auto Play

Esta preparación incluye tener destrezas en pensamiento crítico, conocimientos rigurosos en ingles y matemáticas, y destrezas de organización y estudio.

Clases, asignaturas optativas, preparación para la universidad y cómo disfrutarlo

Al final de mi primer año de colegio, fui con mi padre a entrevistarme con mi asesor académico del colegio. Me había costado mucho la clase de química y estaba decidida a no volver a tomar una sola clase de ciencia. El asesor trató por todos los medios de hacerme cambiar de opinión. ‘Sabes', me dijo, ‘la fisica es la base de todo'. Esto por supuesto agradó a mi padre, que es un físico teórico, pero sólo sirvió para que me mantuviera firme en mi decisión. Si el asesor me hubiera dicho que tres o cuatro años de clases difíciles en el laboratorio son básicas para ser admitida en las mejores universidades, a lo mejor hubiera cambiado de opinión. -Allison C., graduada universitaria.
El expediente académico del colegio es una pieza clave a la hora de solicitar la entrada a la universidad. Al igual que un currículum, el expediente académico permite a los encargados de admisiones de una universidad saber de un vistazo si el estudiantes está preparado para los retos que encara. En las universidades más selectivas muchas veces no basta ser un genio para las matemáticas si el nivel de inglés no es suficiente. Las universidades quieren además ver que su hijo se ha interesado por otras asignaturas que no figuran entre las básicas.
Los aspectos básicos: La mayoría de las universidades buscan que el estudiante haya tomado cada semestre cuatro o cinco clases que pongan a prueba sus habilidades, entre ellas cuatro años de inglés y matemáticas, de tres a cuatro años de ciencias de laboratorio (química, biología y física), de tres a cuatro de historia o estudios sociales y de dos a cuatro años de idiomas.
Las universidades que se especializan en áreas técnicas o en arte y música pueden admitir a estudiantes que han buscado aprender en aquellas áreas que se les da mejor sin por ellos haber tomado todas las demás clases básicas necesarias. Para obtener más información acerca de lo que solicitan ciertas universidades consulte el College Search (Búsqueda de Universidad).
Lectura, redacción y aritmética: No cabe duda de que las matemáticas y ciencia enseñan habilidades importantes fuera del ámbito de clase, como gestionar y equilibrar un presupuesto. Y se ha demostrado que aquellos estudiantes que completan en el colegio las clases de álgebra y geometría tienen muchas más probabilidades de ir a la universidad. Entonces, basta con que su hijo sea un genio de las matemáticas para que esté todo garantizado, ¿no?
Pues no. Las clases de redacción y literatura son igual de importantes para entrar en la universidad y ayudan al estudiante a poseer la capacidad de escritura, comprensión escrita e investigación que necesitará en la universidad.
Arte: mucho más que una cara bonita: Las clases de arte también son importantes. Está demostrado que los estudiantes que toman clases de artes visuales o actuación suelen tener mejores resultados en el colegio y en los exámenes de entrada a la universidad. Algunas universidades requieren que se haya tomado clases de arte para admitir aun estudiante, mientras que muchas otras consideran que haber participado en actividades artísticas indica de forma valiosa la amplitud educativa de un estudiante.
Las clases artísticas no sólo sirven para redondear un currículum, sino que además logran enriquecer la capacidad para entender historia, matemáticas y ciencia, comenta Marybeth Kravets, una asesora universitaria que trabaja en Deerfield High School en Deerfield, en el estado de Illinois, y que fue presidenta de la Asociación Nacional de Asesoría para Admisiones en la Universidad.
Exigencias de la universidad: No sólo es importante que si hijo se inscriba en las clases recomendadas por las universidades, sino también que esas clases tengan un alto nivel académico y enseñen las habilidades necesarias para la univerdidad. Para determinar si su hijo está aprendiendo lo que debe, pregunte a los asesores académicos y los profesores de la escuela. También puede investigar qué nivel promedio de conocimientos ofrece la escuela en comparación con los estándares educativos estatales o el nivel de la mejor escuela.
Mantener la perspectiva: Con todo esto, puede parecer que para entrar en la universidad, su hijo tiene que ser excelente en cada asignatura. Y es verdad que las universidades buscan a estudiantes que dominen las asignaturas básicas y que sean buenos y varias áreas, dice Kravets. Pero ella aconseja que en su elección de cursos, los estudiantes tomen clases que les planteen retos, pero que no los abrume. "Un estudiante que se sienta rebasado por demasiadas exigencias no logrará resultados óptimos en ningún área", dice Kravets.
Preparar a su hijo para la universidad puede ser una tarea abrumadora. Pero los padres no tienen que cargar solos con el peso, sino que desde muy pronto deberían entrevistarse de forma regular con los asesores académicos del colegio para trazar un plan de acción y asegurarse de que su hijo se encuentra en el camino adecuado para llegar a la universidad.
©College Board
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en