Demuelen casa donde un hombre fue tragado por la tierra

EFE | Mar 03, 2013 | 5:33 PM

SIGUIENTE:

Después de que se retiren los escombros, las autoridades podrán tener una mejor imagen del gigantesco sumidero.

 Un equipo comenzó hoy a demoler la casa de Florida en la que un hombre murió al desaparecer en el interior de un enorme socavón que se abrió la noche del jueves en el dormitorio de su casa, tras abandonar la búsqueda del cuerpo debido a la inestabilidad del terreno.
El equipo planea pasar el día de hoy derribando la estructura de la vivienda en Brandon, a las afueras de Tampa, Florida, y volver el lunes para retirar los escombros y conseguir una mejor visualización del gigantesco sumidero, de unos nueve metros de profundidad.
“No sabemos, por ahora, si cuando empecemos a tocar el edificio se colapsará o si partes del mismo se mantendrán en pie”, dijo hoy a periodistas Mike Merrill, gestor del condado de Hillsborugh, donde se encuentra Brandon, según la cadena ABC.
El proceso de demolición será lento y metódico, aseguró Merrill, y el equipo tratará de trasladar la mayor parte posible de la estructura a la calle para que la familia que residía en la vivienda pueda recuperar algunas de sus propiedades.
Imposible recuperar el cuerpo
Los equipos de rescate de Brandon dieron el sábado por imposible la operación para recuperar el cuerpo del hombre fallecido, Jeff Bush, ante la inestabilidad del terreno y lo “inusual” del socavón, que continúa expandiéndose.
“Llegados a este punto, realmente no es posible recuperar el cuerpo”, indicó Merrill el sábado por la tarde.
El sumidero es “muy profundo, amplio e inestable y necesita más demolición, que debe hacerse desde fuera del perímetro”, agregó Merrill, quien explicó que los esfuerzos se centran ahora en evaluar si hay más viviendas en peligro por el agujero.
La víctima se encontraba durmiendo en su cama el jueves por la noche cuando su hermano Jeremy, que también estaba en la casa, oyó un fuerte golpe y posteriormente escuchó los gritos de su familiar pidiéndole ayuda.
Cuando llegó al dormitorio y encendió la luz sólo vio un enorme agujero en el suelo y parte del colchón de la cama de su hermano.Trató de escarbar entre los escombros hasta que llegó la Policía, que le obligó a salir porque el suelo de la vivienda era muy inestable y existía el riesgo de que el socavón siguiera agrandándose.
“Dentro de mí sé que está muerto”, dijo Jeremy Bush el viernes a los medios, a los que explicó que en el momento del incidente había cinco personas en la casa, incluido un niño de dos años.
El agujero tiene entre 6 y 9 metros de diámetro y las autoridades han dispuesto una zona de seguridad de unos 30 metros a su alrededor que nadie puede cruzar, según Bill Bracken, responsable de la compañía de ingeniería que está haciendo los trabajos de emergencia.La inestabilidad del terreno provocó que se evacuaran también las viviendas de los alrededores.
Este tipo de socavones son relativamente habituales en Florida, debido al terreno de piedra caliza y otras rocas carbonatadas sobre el que se asienta, que se erosionan fácilmente con el agua subterránea creando sumideros que, en ocasiones, provocan el derrumbe de lo que tienen encima al nivel de la superficie.
©EFE
Commentarios