Miembros de la realeza enfrentan problemas médicos

Univision.com | Mar 03, 2013 | 12:38 PM

SIGUIENTE:

El portavoz de la casa real afirmó que la reina siempre ha demostrado tener una salud de hierro, por lo que les alarma su debilidad.

La reina Isabel de Inglaterra y el Rey Juan Carlos de España

La reina Isabel II de Inglaterra, de 86 años, fue hospitalizada en Londres por una gastroenteritis que le ha obligado a cancelar una visita oficial a Roma y otros actos previstos para la próxima semana, mientras el Rey Juan Carlos de España fue operado de una hernia discal.
De acuerdo a lo que apunta la agencia Efe, es la primera vez en diez años que la soberana inglesa, conocida por su salud de hierro y que ya ha cumplido 61 años en el trono, debe ser ingresada en un centro médico, desde que en 2003 fue operada de su rodilla derecha por un esguince.
La avanzada edad de la reina disparó las alarmas nada más conocerse en la tarde del domingo su ingreso en el céntrico hospital King Edward VII, si bien el Palacio de Buckingham se apresuró a precisar que se trata de una "medida de precaución".
Cancelaron actos oficiales
Su portavoz indicó que "la reina está siendo examinada en el hospital King Edward VII de Londres, después de experimentar síntomas de gastroenteritis", y que, "como precaución, todos sus compromisos oficiales para la próxima semana serán, lamentablemente, pospuestos o cancelados".
Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, de 91 años, tenían previsto realizar una visita oficial la próxima semana a Roma invitados por el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, quien ha deseado una pronta recuperación a la soberana.
La cadena pública BBC precisó que el hecho de que la reina fuese llevada al hospital en un coche privado, y no en una ambulancia, indica que su estado no es grave y que lo previsible es que permanezca dos días en el hospital.
La reina Isabel está de "buen humor" y, aparte de la molestia estomacal que sufre, sigue disfrutando de "una buena salud", según el Palacio de Buckingham.
El viernes pasado se supo que la soberana sufría síntomas de gastroenteritis, cuando se anunció la cancelación de una visita a Gales prevista para el sábado, y estuvo todo el fin de semana descansando en el Palacio de Windsor antes de que se decidiese hoy su ingreso hospitalario.
Como ocurrió con su madre, la popular reina madre fallecida en 2002 a los 101 años, Isabel II disfruta de una salud de hierro y son escasas las dolencias que ha sufrido durante su largo reinado, el más longevo tras el de su tatarabuela, Victoria.
En muy escasas ocasiones la reina de Inglaterra cancela actos oficiales por problemas de salud.
Concluyó satisfactoriamente operación del rey de España
Por su parte, el rey Juan Carlos I fue sometido en un hospital de Madrid a una operación quirúrgica de una hernia discal, que concluyó de forma satisfactoria, informaron fuentes de la Casa del Rey.
El monarca, de 75 años, se recupera en la clínica madrileña La Milagrosa donde le fue practicada la operación, añadieron las fuentes. Juan Carlos I salió del quirófano unas tres horas después de entrar en la sala de operaciones, donde fue intervenido por el neurocirujano Manuel de la Torre Gutiérrez, indicó en otro parte informativo la agencia Efe.
Dentro del centro hospitalario, aguardaban el resultado de la cirugía la reina Sofía, los Príncipes de Asturias y las infantas Elena y Cristina.
La reina acudió acompañada de sus dos hijas y una hora y media más tarde lo hizo su hijo, el príncipe Felipe y su esposa, la princesa Letizia.
En el quirófano, el neurocirujano utilizó un equipo tecnológico de última generación e instrumental de máxima precisión y seguridad para operar la hernia discal y estenosis de canal que el monarca padece en la zona lumbo-sacra de la columna vertebral.
Su trabajo ha consistido en "rebajar" el saliente herniado del disco que presiona el canal vertebral, liberar las raíces nerviosas comprimidas por la estenosis y reconstruir las estructuras dañadas.
"Otra vez, otra vez...", dijo el monarca, sonriente, a su llegada a la clínica madrileña donde fue sometido a su séptima operación quirúrgica en tres años.
Con esa frase se dirigió a los numerosos periodistas que se agolpaban a la puerta del hospital, al que llegó en un vehículo todoterreno de color oscuro, en el que ocupaba el asiento de al lado del conductor y desde el que saludó con la mano y la ventanilla bajada.
Era lo más adecuado
"El equipo médico ha determinado que el tratamiento más adecuado para la hernia discal en columna lumbo-sacra y la estenosis de canal que padece S. M. el Rey, es la intervención quirúrgica", anunció el pasado 21 de febrero la Casa Real en un comunicado, según retomó por su parte la Agencia France Press.
Este viaje suscitó duras críticas contra el monarca por sectores de la sociedad que lo consideraron inapropiado en el contexto de una crisis que dejó a uno de cada cuatro trabajadores sin empleo y a cientos de miles de familias sin hogar.
En esa ocasión, los médicos le colocaron una prótesis al monarca, que días más tarde tuvo que ser operado de nuevo de la misma cadera debido a una luxación sufrida "a consecuencia de un mal movimiento", según informó entonces la Casa Real.
Antes, en junio de 2011, había sido operado de la rodilla derecha y en septiembre del mismo año, intervenido de un desgarro en el tendón de Aquiles. Además, en 2010, el monarca español había sido operado de un tumor benigno en un pulmón.
©Univision.com
Comentarios