'Campaña' en Roma a favor de un cardenal

Univision.com | Mar 02, 2013 | 11:53 AM
El primer domingo sin... El primer domingo sin...
3 Pausar Auto Play

En Plaza de San Pedro domina una sensación de vacío tras la dimisión de Benedicto XVI.

Apoyo anónimo para Peter Turkson

Varios carteles con la imagen del cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, quien está en la lista de papables, fueron pegados en Roma, en los que se invita a votar por él.
Estas pancartas han sorprendido a propios y extraños, pues a los cardenales se les prohíbe realizar cualquier tipo de campaña para ser elegidos, y es un hecho sin precedentes.
La web del periódico mexicano El Universal indica que Turkson, de Ghana, tiene 64 años. En las imágenes aparece con la vista hacia el cielo e iluminado por una aureola. Se lee “En el cónclave vota por Peter Kodwo Appiah Turkson”, y también aparece a manera de símbolo electoral su escudo cardenalicio.
Expertos aseguran que esto, una broma o una verdadera campaña, podría perjudicar el camino del purpurado hacia el Trono de San Pedro.
El nombre de Turkson ya había sido mencionado tras la muerte de Juan Pablo II. El es presidente del Consejo Pontificio de Justicia y Paz.
Por su parte, la televisora Milenio informó que el hombre encabeza las preferencias entre los apostadores para convertirse en el próximo Papa. Dijo además que Turkson es muy cercano a los fieles por predilecciones como los deportes.
Benedicto XVI ya entregó el anillo del Pescador
Por su parte, Benedicto XVI ha entregado ya el anillo del Pescador al cardenal camarlengo para que sea anulado, señal de que su pontificado ha concluido, confirmó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, quien agregó que el acondicionamiento de la Capilla Sixtina para el cónclave aún no ha comenzado.
Lombardi precisó que el anillo del Pescador, que simboliza el poder pontificio, y el sello de plomo que usaba Benedicto XVI, fueron entregados a la Secretaría de Estado, que a su vez los entregó a la Cámara Apostólica, encargada de administrar la Santa Sede cuando no hay papa y que preside el camarlengo, el cardenal Tarcisio Bertone, informó la agencia Efe.
Tanto el anillo del Pescador, como el sello, que llevaba inciso el mismo tema, a Pedro tirando las redes para pescar, serán anulados con varias rayas en forma de cruz.
Respecto a la Capilla Sixtina, lugar donde se celebra tradicionalmente el cónclave, Lombardi señaló que los trabajos de acondicionamiento aún no han comenzado, ya que tiene que dar la autorización la Congregación de Cardenales, que se reunirá por primera vez el próximo lunes 4 de marzo.
Todo el material está previsto
Los servicios técnicos vaticanos ya tienen todo el material previsto (las sillas, las mesas, la chimenea, etc,), pero de momento, la capilla Sixtina, que fue llamada por Juan Pablo II "santuario de la teología del cuerpo humano", sigue abierta al público.
A dos días del comienzo de las dos primeras congregaciones de cardenales preparatorias del segundo cónclave del tercer milenio (el primero fue el de 2005), siguen llegando los purpurados a Roma, donde ya se encuentran más de 141 de los 207 que componen el Colegio Cardenalicio.
Según Lombardi, en Roma residen de manera permanente 75 cardenales y 66, venidos de otras partes del mundo, ya han facilitado su dirección en la ciudad, mientras se espera que el resto llegue entre el 4, el 5 y el 6 de marzo.
El Colegio Cardenalicio está compuesto por 207 cardenales, de los que 117 tienen menos de 80 años y el resto supera esa edad.
La normativa vaticana prevé que sólo pueden entrar en la capilla Sixtina, lugar del cónclave, los purpurados con menos de 80 años. Los otros, aunque no puedan votar, sí pueden ser elegidos papa.
Efe recuerda que de los 117 electores, dos han anunciado ya que no participarán en el cónclave, uno el indonesio Julius Riyadi Darmaatmadja, por enfermedad, y otro, el británico Keith O'Brien, exarzobispo de St Andrews y Edimburgo, al haber renunciado tras ser acusado de "comportamiento inapropiado" hacia otros religiosos en la década de los años 80.
Lombardi manifestó que seguramente no asistirán a las reuniones preparatorias algunos de los cardenales que superan los 80 años, por motivos de salud.
El sábado y el domingo, los cardenales no tienen ninguna reunión oficial, pero aprovecharán para mantener entrevistas privadas, comentar la situación de la Iglesia y diseñar el perfil que tiene que tener el próximo papa, que, según coincide la mayoría, debe ser "relativamente joven", para guiar con energía la barca de Pedro.
En el Vaticano se considera "joven" a un cardenal que tenga entre 60 y 70 años.
Surgirán los 'grandes electores'
Durante estas reuniones también comenzarán a definirse los grupos de cardenales que apoyan a un candidato y surgirán los "grandes electores", es decir los cardenales capaces de dirigir el voto.
Son considerados "grandes electores" por el poder que detentan en la Iglesia el cardenal decano, Angelo Sodano, que supera los 80 años y no podrá entrar en la Capilla Sixtina, y el cardenal camarlengo, Tarcisio Bertone, que sí es elector, al no tener 80 años.
Ya el lunes, la primera congregación de cardenales comenzará a las 09:30 hora local (08:30 GMT) y la segunda a las cinco de la tarde (16:00 GMT). Todas las reuniones de los purpurados se celebrarán en el Aula Nueva del Sínodo, en el complejo del Aula Pablo VI.
El cardenal decano, Angelo Sodano, ya ha dicho que hasta que no estén todos los cardenales electores no se fijará la fecha del cónclave.
La normativa vaticana establece que éste debe comenzar entre 15 y 20 días después del inicio de la sede vacante, con el objetivo de permitir a todos los cardenales del mundo acudir a Roma.
Pero puesto que muchos cardenales viajaron a Roma para acompañar a Benedicto XVI en sus últimos días de pontificado, el ya expapa Ratzinger publicó un "motu proprio", que mantiene esas fechas pero permite un adelanto.
No se descarta que el cónclave pueda ser convocado para el 11 de marzo.
En el centro de las críticas
Ahora que Benedicto XVI se convirtió en "un simple peregrino", la búsqueda de su sucesor como jefe de la Iglesia católica ha comenzado, en momentos en que las lenguas de los cardenales se sueltan para criticar la gestión de la Iglesia y una renuncia histórica a menudo incomprendida.
Mientras tanto, el que ahora tiene el título de "Papa Emérito" pasó sus primeras 24 horas de ex pontífice mirando televisión, orando y descansando, informó el portavoz de la Santa Sede.
"Llamé esta mañana (viernes) a su secretario, Monseñor Georg Gänswein, para pedir noticias: me dijo que Benedicto XVI estaba relajado, que había dormido muy bien, que el ambiente era de serenidad y de paz", relató el padre Federico Lombardi a la prensa, según informó la Agencia France Press.
Por el momento, el cónclave está abierto y no hay un consenso sobre un nombre: al partir, Benedicto XVI, "no dejó un mensaje subliminal", dijo el cardenal capuchino estadounidense, Sean O'Malley, la en Roma.
Pero estas congregaciones generales, que se llevan a cabo a puerta cerrada, son también una oportunidad de poner sobre la mesa varios problemas... lo que puede llevar algún tiempo, según varios vaticanistas.
La Curia romana
En estos últimos días, varios cardenales -de Bélgica y de Australia- han expresado lo que muchos de sus pares piensan pero no se atreven a decir en voz alta: su exasperación ante la gestión de la Curia romana.
El caso "Vatileaks" en 2012 fue percibido como el producto de una pelea entre italianos, que siguen dominando el gobierno de la Iglesia.
A pesar de ser muy respetado por su mensaje religioso, Benedicto XVI ha sido criticado por su mala administración y por no haber logrado poner fin a las luchas internas en el Vaticano.
Su sucesor deberá "tomar en manos la Curia", estimó el cardenal belga Godfried Danneels.
"Un órgano ejecutivo tiende siempre, más o menos, a convertirse en legislativo, a tomar en mano el poder. Alguien debe ser capaz de remediar esto", dijo el ex primado de Bélgica, que ha pedido una mayor "descentralización" para el surgimiento de una" cultura de debate (...) casi ausente ".
Según el monseñor Danneels, el Pontífice debe estar rodeado de un "consejo de la corona", compuesto de obispos y cardenales "provenientes de todos los continentes," un lugar "donde se puede hablar de todo".
Entrevistado por la AFP, un cardenal con derecho de voto, ahora jubilado, dijo que el Vaticano II otorgó "instrumentos" para una gestión colegial pero poco a poco éstos cayeron en desuso.
Benedicto XVI "tenía un temperamento solitario, aislado. Rara vez reunía a su consejo restringido, y era meramente una formalidad", lamentó.
El jefe de la Iglesia Católica en Australia, George Pell, estimó también que "la gestión no era (el) punto fuerte" de Benedicto XVI.
Críticas al Papa emérito
"Creo que la gestión (del Vaticano) está asegurada por la mayoría de allegados del Papa y ésta no ha sido siempre brillante. No revelo nada, es una opinión ampliamente compartida", dijo el cardenal. Para él, el sucesor "deberá ser capaz de levantar la moral de la Curia romana, y tal vez reforzar la disciplina".
El cardenal George Pell criticó también la renuncia de Benedicto XVI que, según él, establece una "ruptura un poco desestabilizante".
"Los que, por ejemplo, estuvieran en desacuerdo con un futuro Papa se verían tentados de lanzar una campaña para empujarlo a renunciar", dijo.
Según fuentes del Vaticano, muchos prelados no comprendieron la decisión de Benedicto XVI, interpretada como un "abandono". Es por esta razón que el ex pontífice ha explicado en varias ocasiones las razones de su renuncia.
"La consternación de los tradicionalistas es similar a la de los japoneses que descubrieron en 1945 que el Emperador Hirohito no era Dios", comentó el vaticanista Marco Politi en el Fatto Quotidiano.
©Univision.com
Commentarios