Autodefensas, respuesta a la inseguridad de México

Univision.com | Mar 02, 2013 | 9:00 AM

Especialistas afirman que no es un fenómeno nuevo

Los grupos de civiles autoencargados de labores de vigilancia siguen brotando en distintos puntos de México. Surgen y se quedan para hacerle frente a una violencia que amenaza con volverse incontenible.
“Hasta que restablezcamos la paz, entonces las armas se guardarán. Mientras, son necesarias para restablecer el orden”, reza uno de los mensajes lanzados por los vigilantes.
Como epidemia y ante la mirada policial, varios grupos formados por pobladores, que argumentan estar “desesperados”, se han hecho cargo de la seguridad de sus comunidades ante una oleada violenta que, igualmente, se riega por todo el país sembrando el miedo.
Los grupos que ahora vemos no son nada nuevo. Basadas en el respeto a sus usos y costumbres, existen comunidades que desde décadas atrás han tenido habitantes que cumplen con las funciones que podrían exclusivamente corresponder a la policía. Lo diferente es que ahora hay urgencia por salvar la vida.
“Faltan los hechos”
Las Autodefensas se están formando en respuesta a amenazas crecientes. Los vigilantes no solo se encargan de patrullar comunidades en Guerrero y Oaxaca, ambos al sur de México, o Michoacán al occidente. También detienen e incluso someten a juicio a las personas a las que consideran un peligro para su comunidad.
“Los grupos comunitarios actuales han sido llevados a esa organización comunal porque el Estado –tanto las autoridades federales, estatales y municipales— no ha cumplido con su obligación de dar seguridad a los ciudadanos”, dijo a Univision.com el doctor René Alejandro Jiménez Ornelas, un experto en sociodemografía de la violencia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
“Lo que hay que hacer es ver la realidad en términos de que hay grupos que han tenido que ser organizados por su comunidad para poderles dar la seguridad que no les brinda el Estado”, agregó.
En los últimos seis años la violencia puso en jaque al gobierno federal de México. “El origen de estos grupos es la incapacidad de las policías municipales, estatales y federales para garantizar la más elemental de las tareas de todo gobierno, que es proteger la vida, la seguridad y los bienes de los ciudadanos”, dijo el doctor José Fernández Santillán, filósofo político mexicano. “Este asunto se viene dando desde años atrás, y han sobrado las palabras, las promesas y los discursos, pero han faltado las acciones efectivas”.
Estos grupos “han brotado realmente de una manera vertiginosa. Primero fue en Michoacán, después en Guerrero, ahora se extienden a Oaxaca y han proliferado en el sur-sureste del país y se están extendiendo muy rápidamente hacia otras zonas de México”, añade Fernández, también especialista en Ciudadanía y Sociedad Civil del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM).
Uno de los primeros grupos de Autodefensa surgió en la localidad de Cherán, Michoacán. Los pobladores se armaron para protegerse de la delincuencia, especialmente de aquella que se dedicaba a la tala de árboles de manera clandestina. Ahora están regados por Guerrero, Oaxaca e incluso el céntrico Estado de México.
Protegen y los protegen
“Nuestros policías son vecinos, gente que conocemos. En cambio los de antes eran fantasmas que saqueaban al pueblo”, dijo al diario La Crónica una pobladora de la comunidad dedicada a la venta de alimentos y claramente a favor de las Autodefensas.
Sin embargo, en la localidad de Coyuca de Benítez no hay mucha gente que quiera hablar del tema. Sea por desconocimiento, temor, desconfianza o alguna otra razón, al menos tres personas cuestionadas por Univision.com sobre el tema prefirieron callar.
“No tengo nada qué decir al respecto, no tengo ninguna opinión”, dijo una empleada. Otro vecino solicitó discretamente: “Discúlpeme, no le puedo contestar”.
Otro permitió preguntas y dio respuestas breves. “A mí me parece muy bien, porque el gobierno aquí no ha aportado nada en seguridad”, dice. “Si el gobierno diera seguridad no habría necesidad de que existieran estos grupos”, dijo un empleado renuente a dar mayores detalles y permitir que divulguemos su nombre. Al cabo de un instante aseguró que no ha visto a ningún grupo armado de civiles en su comunidad.

¿Su existencia es legal o ilegal?

Las opiniones sobre la existencia y la actuación de las Autodefensas están divididas. Hay quienes consideran que el fin justifica los medios, pero otros señalan que la legalidad debe permanecer por encima de todo para permitir la convivencia en sociedad.
“Sí, hay parámetros jurídicos que permiten la creación de policías comunitarias y existen desde hace décadas. Y además es un reflejo de la legislación mexicana, donde se hacen excepciones para las necesidades de poblaciones particularmente indígenas o muy marginadas”, explicó la doctora Ana María Salazar Slack, una especialista en derecho internacional y seguridad nacional.
Salazar agregó que “la figura de la policía comunitaria sí existe, el problema es lo que ha sucedido en los últimos años, particularmente en los últimos meses. Esta policía comunitaria, de una forma u otra, se ha conformado en una policía o un grupo armado que pretende llevar a cabo actividades que no les corresponden, y se están armando con armamento que es ilegal hasta para policías”.
Jiménez Ornelas coincidió en que la existencia de estos grupos “no es legal. Evidentemente no puede haber una ley que estipule que se pueden armar. Además hay grupos que han aparecido con armas de grueso calibre y técnicamente de punta”.
Para Fernández Santillán “el asunto es que están completamente fuera de la ley. Algunos gobiernos se han escudado en la situación de necesidad. La situación de necesidad todo lo justifica, pero van contra el Estado de Derecho, porque es hacerse justicia por propia mano y no puede perdurar esta situación”.
Distintos orígenes
“No todos los grupos tienen el mismo origen”, dijo el doctor Jiménez Ornelas. “Efectivamente hay el riesgo de que la delincuencia, común u organizada, arme a estos grupos con dos finalidades. La primera, generar ingobernabilidad y ahí los delincuentes se mueven de una forma más libre. Sin embargo, sí ha habido grupos que se han tenido que organizar para defender su seguridad, lo cual no evita que puedan caer en el riesgo de ser aprovechados, pero no podemos calificar a todas las comunidades en ese renglón”.
En ese sentido, “existen algunos casos, no se ha podido documentar bien a bien, en donde grupos armados que ya son de esas comunidades usan la excusa de la inseguridad para armarse y ‘legalizar’ lo que ya están haciendo”, acotó acota Salazar Slack. “No te puedo dar ejemplos porque son cosas que se están documentando en áreas donde existen grupos armados, miembros del crimen organizado que están armando a la población para poder protegerse ya sea de autoridades o de grupos antagónicos, y eso también es una realidad”.
“No hay que subestimar la indignación y el temor que viven un número importante de mexicanos”, agregó la experta, “pues porque viven en territorio que está literalmente controlado por el crimen organizado. Entonces las opciones son: o te vas o buscas cómo defenderte”.
En la mira de las autoridades
Univision.com solicitó entrevistas a la Comisión Nacional de Seguridad (CNS, la otrora Secretaría de Seguridad Pública), así como a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para saber qué opinan del tema. No hubo respuestas.
“Si tú tienes expresiones de paramilitarismo en un país es porque hay autoridades que lo están permitiendo, ya sea gobernadores o gobierno federal. Entonces, la interrogante es ¿cuál es la posición del gobierno?”, preguntó Salazar Slack.
“Aquí no ha habido ningún comentario por parte de las fuerzas armadas o de parte del mismo presidente, diciendo que esto no se va a permitir”.
Fernández Santillán dijo que “los grupos de autodefensa surgen como una reacción del cuerpo social frente al cáncer que son precisamente los grupos de la delincuencia organizada. El panorama no es nada halagüeño porque el Estado mexicano en su conjunto está siendo presa de estos ataques por un lado, de la delincuencia organizada, y, por otro, los que padecen estos ataques son los grupos sociales, que están sustituyendo al Estado. Lo sustituyen no solo en la fuerza pública, sino también en el juicio a los delincuentes a través de la formación de juzgados populares y en el tema de la recaudación de impuestos”.
Hasta dónde llegarán
Las Autodefensas se están convirtiendo en un dolor de cabeza para el gobierno de Enrique Peña Nieto. Un ejemplo ocurrió en días recientes en Guerrero, donde las autoridades requirieron a un grupo de personas detenidas por la propia comunidad, que finalmente accedió a entregarlas.
En ese mismo estado, el gobernador Ángel Aguirre no solo ha reconocido la existencia de estos grupos, sino que ha admitido que su operación se debe a fallas en el cumplimiento de las labores por parte del Estado.
No existe por ahora un pronunciamiento oficial sobre qué hará el Estado, en todos sus niveles, con respecto a las Autodefensas, si las prohibirá o permitirá que sigan funcionando como lo hacen hasta ahora. No hay ninguna versión al respecto, ni estatal ni federal.
Por otro lado crecen las denuncias de policías detenidos por las Autodefensas acusados de pertenecer a las filas del crimen organizado. Y otros tantos que han sido señalados de cometer delitos comunes en lugar de combatirlos. Los arrestados son los mismos agentes de la ley que, en caso que el gobierno decida frenar a las Autodefensas, deberán acudir a las comunidades a desarmarlas y desarticularlas.
“Por incapacidad, por complacencia o también porque son cómplices, las fuerzas públicas en vez de gobernar se han puesto del lado de los delincuentes, y muchas veces los que secuestran son los propios policías municipales o las propias policías estatales, y en vez de cuidar a los ciudadanos, a los que cuidan es a los capos de las drogas”, explicó Fernández Santillán.
“Si el Estado cumpliera la función de dar seguridad, no habría necesidad de que la gente se armara y tratara de tomar la justicia en sus manos”, dijo Jiménez Ornelas.
La doctora Salazar Slack asegura que “se necesita regresar a cuál era su objetivo original (de las Autodefensas). Eran personas dentro de las comunidades que ejercían funciones de disolver conflictos entre vecinos, recoger a los borrachitos. Como en estas comunidades no hay policías municipales per se, la función del policía municipal alguien la tiene qué ejercer.
“Entonces no puedes desaparecerlos porque muchas de esas comunidades no tienen policías municipales. Esa expresión tampoco la puedes prohibir al 100 por ciento, pero sí necesitas regresarlos a sus intenciones originales, para las cuales no necesariamente debían estar armados, y mucho menos con AK-47”, concluyó.
©Univision.com
Comentarios