Cabecilla del cártel del Golfo es sancionado en EEUU

EFE | Feb 27, 2013 | 2:08 PM

Presentan diversas pruebas

WASHINGTON - Un jurado declaró culpable al mexicano Aurelio Cano Flores, el miembro de mayor rango del cártel del Golfo en ser condenado en Estados Unidos en los últimos 15 años, de conspiración para importar múltiples toneladas de cocaína y marihuana, informó el Departamento de Justicia.
Cano Flores, alias Yankee y Yeyo, fue declarado culpable por un jurado de investigación en un tribunal federal en Washington, y figura entre 19 personas acusadas en noviembre de 2010 por conspiración para manufacturar y distribuir al menos cinco kilos de cocaína y al menos mil kilos de marihuana para su importación en Estados Unidos.
Cano Flores fue extraditado a Estados Unidos en agosto de 2011, con base en un tratado de extradición entre EEUU y México, y ha estado bajo custodia federal mientras esperaba su juicio, indicó el Departamento de Justicia en un comunicado.
"Aurelio Cano Flores fue condenado hoy por liderar una de las organizaciones criminales más infames en una conspiración para traficar cantidades masivas de drogas ilícitas en Estados Unidos", dijo el subfiscal general Lanny Breuer.
"Cano Flores es el miembro de mayor rango del cartel del Golfo en ser condenado por un jurado estadounidense en los últimos 15 años, y su condena demuestra el compromiso del Departamento de Justicia de exigir cuentas a líderes de cárteles sin escrúpulos que importan narcóticos en EEUU, sin importar dónde realizan sus negocios ilícitos", agregó.
Su historia en el narco
Entre las pruebas presentadas durante el juicio figuran decenas de llamadas telefónicas interceptadas entre Cano Flores y otros miembros del cartel de drogas, así como el testimonio de otros narcotraficantes ya condenados.
Según esas pruebas, Cano Flores comenzó a trabajar para el cártel del Golfo cerca de 2001 mientras era un agente de policía en México, y desde ese cargo reclutó a otros para la organización delictiva, recabó dinero del narcotráfico y supervisó el trasiego de cargamentos de drogas a la frontera entre EEUU y México.
Cano Flores ascendió los escalafones de la organización hasta convertirse en un principal transportador de drogas y el principal representante del cártel en el pueblo fronterizo de Los Guerra, en el estado mexicano de Tamaulipas.
Entre 2000 y 2010 el número de integrantes del cártel del Golfo aumentó de apenas un centenar a 25 mil personas a cargo del tráfico ilegal de drogas en casi la mitad del territorio mexicano, según el Departamento de Justicia.
Las autoridades lograron establecer durante el juicio que los medios y métodos utilizados por el grupo incluyeron la corrupción, asesinatos, secuestros e intimidación.
La sentencia de Cano Flores será dictada el próximo 13 de mayo ante la juez federal Barbara J. Rothstein y, según el Departamento de Justicia, podría ser de al menos diez años en prisión a cadena perpetua.
©EFE
Comentarios