Controversias y escándalos del papado de Benedicto XVI

AFP | Feb 27, 2013 | 9:10 AM

Los escándalos de pedofilia del clero serán uno de los mayores dolores de cabeza para el nuevo para que elegirá el cónclave

Benedicto XVI dejará de ser Papa el jueves 28 de febrero a las 20:00 horas de Roma (19:00 GMT), cuando cobre efecto su histórica renuncia, tras ocho años de un Pontificado en el que tuvo que encarar abrumadores escándalos y controversias.
El nazismo y Alemania (Auschwitz, mayo de 2006): durante su peregrinación al campo de exterminio de Auschwitz, Benedicto XVI atribuyó la responsabilidad de los crímenes del nazismo a "un grupo de criminales" que "abusaron" del pueblo alemán para servirse de él "como instrumento de su sed de destrucción y de dominación". Esta frase en boca del Papa, de origen alemán, con la que parece eximir a su pueblo, creó polémica.
El islam y la violencia (discurso de Ratisbona, septiembre de 2006): el tema de la conferencia del Papa en una universidad bávara se centra en los vínculos entre la fe y la razón. Pero la cita de un emperador bizantino del siglo XII sobre los lazos entre el Islam y la violencia provocó una ola de indignación en el mundo musulmán. Esta crisis condujo a Benedicto XVI a multiplicar sus llamamientos al diálogo entre las religiones, "respetando sus diferencias".
Pueblos autóctonos y conversión (Brasil, mayo de 2007): durante su viaje a Brasil, el Papa afirmó que la evangelización de los pueblos autóctonos de América "no conllevó en ningún momento una alienación de las culturas precolombinas y no impuso una cultura extranjera", guardando silencio respecto a las matanzas que acompañaron la evangelización de América. Diez días después, tras la polémica levantada por sus declaraciones, Benedicto XVI evocó los "sufrimientos e injusticias" de aquellos pueblos durante la conquista del continente.
Aborto y política (Brasil, mayo de 2007): a bordo de un avión que lo llevaba a Brasil, el Papa justificó las amenazas de excomunión de ciertos obispos contra los políticos que legalizan el aborto. El presidente brasileño, Luis Inacio Lula da Silva, hostil al aborto "como ciudadano", subrayó que debía responder "como jefe de Estado" a un problema "de salud pública".
Misa en latín y Vaticano II (julio de 2007): Benedicto XVI liberalizó por decreto papal la misa en latín, o Misa Tridentina acorde a la liturgia romana anterior a la reforma del Concilio Vaticano II, dando curso a la reivindicación de los católicos tradicionalistas, lo que inquietó a los progresistas dentro de la Iglesia. El Papa afirmó que el Concilio Vaticano II se inscribió en la continuidad de la historia de la Iglesia católica, aunque los progresistas lo interpretan como una ruptura.
Integrismo y negacionismo (enero de 2009): un decreto papal levanta la excomunión de cuatro obispos integristas, de los cuales uno, el británico Richard Williamson, mantuvo públicamente posturas negacionistas del Holocausto de los judíos por los nazis. Esta decisión generó una enorme controversia, así como profundas tensiones con el mundo judío y malestar con parte de los católicos, lo que obligó al Vaticano a rectificar.
El preservativo y el sida (marzo de 2009): en un avión que lo llevaba a África, el Papa declaró que no se podía "arreglar el problema del sida (...) con la distribución de preservativos" que, "al contrario, agravaban el problema". La indignación por estas declaraciones fue general, desde los responsables políticos hasta representantes de asociaciones civiles.
Pío XII (diciembre de 2009): Benedicto XVI proclama venerable al papa Pío XII, cuestionado por su silencio durante el Holocausto perpetrado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, lo que suscitó fuertes protestas de las comunidades judías de Berlín y Roma, entre otras.
Pedofilia (principios de 2010): la revelación de la magnitud de los casos de pedofilia en el clero irlandés, conocida durante el otoño de 2009, a la que se sumaron nuevas revelaciones en numerosos países de Europa, así como en Estados Unidos, comenzaron a salpicar al Papa con artículos en la prensa alemana y estadounidense que cuestionaban su silencio e inacción frente a esas denuncias.
Lobby gay: Las escandalosas denuncias, publicadas por dos medios de comunicación de Italia ensombrecieron la última semana del pontificado. Según esas publicaciones, el Papa decidió renunciar al cargo tras recibir un informe ultrasecreto de 300 páginas, realizado por tres ancianos cardenales, en el que se describe las luchas en la Curia Romana por el poder y el dinero, así como el sistema de "chantajes" internos basados en debilidades sexuales, el llamado 'lobby gay' del Vaticano, lo que fue desmentido oficialmente y con firmeza por la jerarquía de la Iglesia.
Benedicto XVI dejará de ser Papa el jueves 28 de febrero a las 19H00 GMT, cuando cobre efecto su histórica renuncia, tras ocho años de un Pontificado en el que tuvo que encarar abrumadores escándalos y controversias.
©AFP
Commentarios