La última aparición pública del Papa Benedicto XVI

Univision.com | Feb 27, 2013 | 4:50 AM

SIGUIENTE:

María Antonieta Collins viajó al Vaticano para presenciar la despedida del sumo pontífice.

Histórica la aparición de Benedicto XVI, será la última

En su última audiencia pública, Benedicto XVI aclaró que su decisión de renunciar al pontificado no significa bajarse de la cruz ni regresar a una vida privada, pues cuando aceptó ser Papa en 2005 sabía que iba a servir a la Iglesia para siempre, informó Notimex.
En un largo discurso de adiós, pronunciado ante más de 150 mil personas en la Plaza de San Pedro, el obispo de Roma reconoció que a lo largo de sus casi ocho años de papado tuvo momentos positivos pero también afrontó tempestades.
"El siempre es también un para siempre, no existe más un regresar a la vida privada. Mi decisión de renunciar al ejercicio activo del ministerio no revoca esto. No regreso a una vida de viajes, encuentros, recepciones y conferencias", explicó.
"No abandono la cruz, sino que permanezco en modo nuevo adherido al crucifijo. No tendré más la potestad del oficio para el gobierno de la Iglesia, pero en el servicio de la oración me quedo, por así decir, en el recinto de San Pedro", agregó.
El Papa sabía el gran impacto de su renuncia
En su discurso, interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de los feligreses, reconoció que en los últimos meses sintió que sus fuerzas habían disminuido y pidió a Dios con insistencia la luz para hacerle tomar la decisión más justa no por su bien, sino por el bien de la Iglesia, amplió Notimex.
Aclaró que dio ese paso en la plena conciencia de su gravedad y también de su novedad, pero con una "profunda serenidad de ánimo".
Agregó que amar a la Iglesia significa también tener la valentía de tomar decisiones difíciles, sufridas, poniendo siempre en primer lugar el bien de la Iglesia y no el propio.
Recordó que al momento de su elección aceptó sabiendo que su decisión tenía una enorme gravedad porque, desde entonces, quedaría empeñado con Dios siempre y para siempre.
"Quien asume el ministerio petrino no tiene más alguna privacidad. Pertenece siempre y totalmente a todos, a toda la Iglesia. A su vida, por así decir, es quitada la dimensión privada", estableció.
Pero dijo haber experimentado que se recibe vida cuando se dona la propia, y el Papa tiene verdaderamente hermanos y hermanas, hijos e hijas en todo el mundo, se siente seguro en el abrazo de su comunión porque no pertenece más a sí mismo sino que pertenece a todos y todos pertenecen a él.
"Agradezco a todos y a cada uno también por el respeto y la comprensión con la cual habéis acogido esta decisión tan importante", insistió.
"Yo continuaré acompañando el camino de la Iglesia con la oración y la reflexión, con la dedicación al señor y a su esposa que he buscado de vivir hasta ahora cada día y que quiero vivir siempre".
Miles de fieles abarrotan El Vaticano
Decenas de miles de fieles católicos abarrotaron este miércoles la Plaza de San Pedro y las inmediaciones del Vaticano para asistir a la última audiencia de Benedicto XVI como Papa, antes que entre en vigor su renuncia, informó Notimex.
La multitud comenzó a llegar a la zona desde las 6:00 horas locales, no obstante la catequesis de Joseph Ratzinger estaba prevista para iniciar a las 10:30 horas local.
Desde la noche del martes todo el perímetro de la Santa Sede permaneció vallado, especialmente la gran avenida que la une con la ciudad de Roma, la Vía de la Conciliación. Sólo se activaron algunos ingresos que permitieron el flujo de los peregrinos.
Sacerdotes, monjas de diversas nacionalidades y con distintos colores de hábitos, familias enteras con niños, jóvenes y ancianos llegaron hasta San Pedro portando banderas de múltiples países, mantas y carteles con frases de agradecimiento.
El lugar tiene un gran cordón de seguridad
Según pudo constatar Notimex en un recorrido, el operativo de seguridad y orden incluye ambulancias, decenas de paramédicos, bomberos, policías, Carabinieri, Guardia de Finanza y elementos de la Protección.
La ciudad de Roma, de la que es obispo, se ha volcado con el pontífice y todas las parroquias están presentes en la plaza vaticana, dijo Efe.
También asisten numerosos cardenales venidos ya para el próximo cónclave, arzobispos, obispos y cientos de sacerdotes.
El papa tiene previsto pronunciar la habitual catequesis y realizará el tradicional recorrido entre el público en el papamóvil y la única novedad es que no habrá el tradicional besamanos al final (el reducido grupo de cardenales, obispos y personalidades a los suele saludar todos los miércoles), ya que -dijo el portavoz Lombardi- todo el mundo querría despedirse y así se evitan preferencias, informó la agencia Efe.
A la audiencia asisten algunas personalidades políticas, como el presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic, y los capitanes regentes de San Marino, y el copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives.
A esas personalidades las saludará después, en privado, en la sala Clementina del palacio apostólico.
©Univision.com
Commentarios