Bonafini culpo a los hermanos Schoklender por malversación

Univision.com | Feb 26, 2013 | 11:28 PM

Aseguró que fue defraudada y traicionada

La presidenta de la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, acudió a declarar este martes en calidad de testigo ante la investigación que se sigue por la presunta malversación de millonarios fondos que el Estado otorgó a esa organización.
Según el portal electrónico del diario argentino Ambito, durante su declaración Bonafini aseguró que fue "defraudada y traicionada" por los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, a quienes acusó de "afanarse todo" en la Fundación que dirige.
En su testimonio dijo haber dado confianza y un amplio poder de administración a los hermanos Schoklender y que, al enterarse de las maniobras, se vio "defraudada" por ellos.
Según sostuvo Bonafini, no había reuniones del Consejo de Administración de la Fundación en las que se decidieran acciones como la de construir viviendas en algún punto del país y agregó que en muchas ocasiones los Schoklender le llevaban la documentación y ella firmaba en virtud de la confianza que les tenía.
No obstante, aclaró que ella no avaló uno de los contratos más grandes por la construcción de viviendas con la empresa Meldorek, sino que le falsificaron su firma.
Ante preguntas del juez, Bonafini contó que conoció a Sergio Schoklender en la cárcel, cuando él cumplía condena por el homicidio de sus padres, y a raíz que éste le manifestara su acompañamiento al cumplirse los aniversarios del golpe de Estado de 1976.
A partir de entonces comenzó a tener una intensa relación con él -incluso Bonafini contó que el hijo de Schoklender la llamaba "abuela"- y años más tarde empezó a trabajar en la Fundación.
Los hermanos Schoklender negaron los cargos
El juez encargado del caso, Norberto Oyarbide, señaló a los periodistas que "todas las Madres de Plaza de Mayo" serán interrogadas y que la causa "está en condiciones de ser elevada a la Cámara Federal".
De acuerdo con la agencia Efe, el magistrado ordenó el 14 de febrero el procesamiento con prisión preventiva del exapoderado de la fundación Sergio Schoklender, de su hermano Pablo y del contable Alejandro Gotkin, por presunta "asociación ilícita y administración fraudulenta".
En sus declaraciones el año pasado ante el juez, los hermanos Schoklender negaron los cargos y responsabilizaron a Bonafini por todas las decisiones que se tomaban en la fundación.
Como parte de la investigación judicial, la Policía detectó un déficit en la fundación de 183 millones de pesos (36.6 millones de dólares) al 30 de mayo de 2012.
Asimismo, según Oyarbide, el Banco Central argentino "encontró en los balances de la fundación estudios contables con irregularidades que superan los 25 millones de pesos" (cinco millones de dólares).
©Univision.com
Commentarios