Tormenta de nieve se debilita en su avance hacia noreste de EEUU

EFE | Feb 23, 2013 | 3:00 PM

El temporal lleva fuertes vientos

La gran tormenta de nieve que ha afectado a 20 estados de EEUU y obligado a cerrar aeropuertos, escuelas y carreteras afecta con menor fuerza a la región de los Grandes Lagos, y el fin de semana puede llegar a Nueva Inglaterra, según el Servicio Meteorológico Nacional.
El temporal, que avanza en dirección al noreste de EEUU, va acompañado de fuertes vientos que barren la nieve y dificultan el tránsito en muchas autopistas y calles del Medio Oeste, señalaron los medios locales.
Los meteorólogos esperan una acumulación de nieve de entre 10 centímetros y 17.5 centímetros en Iowa y de unos 3 centímetros en Chicago.
La ciudad de Wichita (Kansas) tuvo la segunda nevada más grande registrada con 36 centímetros en dos días y en otras zonas del Estado se registraron precipitaciones aun mayores.
En Missouri, la acumulación de nieve llegó a cerca de 30 centímetros en algunas partes.
En el Aeropuerto Internacional de Kansas City, la nieve acumulada llegó a 22.8 centímetros en un solo día, lo cual forzó al cierre de las operaciones el jueves.
El temporal es parte de un sistema que se extiende hasta el Golfo de México, donde las lluvias subtropicales han anegado las costas y originado al menos un tornado en Jefferson Davis (Mississipi).
Los meteorólogos señalaron que las nevadas empezaron a menguar en Illinois al amanecer, pero de todos modos se mantuvo la alerta por condiciones meteorológicas difíciles.
En el Aeropuerto Internacional O'Hare de Chicago la acumulación de nieve llegó a 6.9 centímetros, el máximo registrado en este invierno.
El diario The Chicago Tribune indicó que poco antes de la media noche del jueves la policía del Estado calificó como "horribles" las condiciones en las rutas de Illinois.
La municipalidad de Chicago puso en las calles 248 camiones equipados con palas quitanieves para la limpieza de las principales avenidas.
El frente tormentoso ha dejado humedad en vastas regiones de Estados Unidos afectadas por una sequía prolongada en meses recientes.
El meteorólogo Bob Van Dillen dijo a la cadena CNN de televisión que "grandes áreas de Nebraska, Oklahoma, Kansas y Texas han sufrido una sequía excepcional, y ahora al derretirse la nieve puede calcularse que tendrán el equivalente a una precipitación pluvial de 30 a 60 milímetros".
©EFE
Comentarios