Mexicanos en Chicago temen perder reputación por culpa de El Chapo

EFE | Feb 20, 2013 | 11:21 PM
 La designación de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, líder del cartel de Sinaloa, como "enemigo público número 1" de Chicago preocupa a la comunidad mexicana, que teme que esto pueda crear estereotipos contra este colectivo.
Después de que el famoso Al Capone recibiese esta deshonrosa consideración en la década de 1930, la ciudad decidió el pasado 14 de febrero volver a designar a una persona como el delincuente más buscado por las autoridades locales.
La comunidad mexicana cree que, en unos momentos en los que se discute una reforma migratoria que beneficiaría especialmente a ciudadanos del país vecino, esta decisión puede manchar la imagen de todo el grupo.
"Están sobrereaccionando, es una bofetada a la cara de la comunidad mexicana", consideró Reggie González, que publica el boletín noticioso "Illinois Latino Voice"
González dudó que haya vínculos o pruebas que indiquen que "El Chapo" Guzmán haya causado violencia en la ciudad, todo lo contrario a lo sucedido con Al Capone décadas atrás.
"Yo no he visto ninguna violencia atribuida a este hombre y no ha causado la explosión de ningún edificio, o nada que yo sepa", reiteró.
La mexicana Blanca Vargas, activista de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), opinó que al tratar de castigar la figura de "El Chapo", las autoridades están perjudicando a todos los mexicanos que residen en la ciudad.
"Por uno pagamos todos" dijo a Efe Vargas, que consideró que esta decisión perjudica a los hispanos, pues la "reputación se va a ir por los suelos para oprimirnos aún más con éste tipo de publicidad".
El también líder comunitario Carlos Arango calificó la designación de "El Chapo" Guzmán como "enemigo público número 1" de Chicago como algo "totalmente lesivo, dañino e injusto" a los cerca de medio millón de mexicanos que viven en la ciudad.
"Es un ataque a los mexicanos", afirmó Arango, quien pidió a la comunidad que levante la voz y se defienda.
Arango criticó que se le atribuya al jefe cartel de Sinaloa la epidemia de violencia que vive la ciudad y no a otros factores.
Al activista Jesús Vargas, también afiliado a LULAC, le preocupa que ahora que el debate sobre la reforma migratoria va abriéndose paso, el clima político se torne hostil contra los inmigrantes, en particular, los mexicanos.
Italianos sufrieron prejuicios tras designación a Al Capone
"Nos preocupa que el mensaje real no sea el de combatir las drogas, sino de que a nosotros se nos vea como un peligro", afirmó.
Los activistas temen que suceda lo mismo que lo ocurrido en la ciudad en la década de 1930, cuando los integrantes de la comunidad ítalo-americana, a la que pertenecía Al Capone, sufrieron por prejuicios raciales y estereotipos por parte del resto de la ciudad.
En el caso de "El Chapo", a quien la Comisión del Crimen de Chicago (CCC) y la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA, por su sigla en inglés) lo consideran aún más peligroso que Al Capone, la diferencia es que el narcotraficante mexicano no es ni residente de Chicago ni de Estados Unidos.
Por eso, Vargas teme que la designación tenga un doble sentido: "El trasfondo de la noticia sobre la designación es que ahora no nos van a ver con buenos ojos".
Jorge Chapa, profesor del Instituto de Gobierno y Asuntos Públicos en los departamentos de Sociología y Estudios Latinos de la Universidad de Illinois en Champaign Urbana, dijo a Efe que es muy posible que la imagen de los mexicanos y demás hispanos sufra a causa de esta designación.
"Pienso que el nombrar a Guzmán 'enemigo público número 1' va a dañar la imagen de los mexicanos y mexicoamericanos en Chicago", declaró Chapa, quien recordó que de por sí ya mucha gente blanca en el medio-oeste tiene una mala imagen de los mexicanos.
Chapa utilizó la palabra "racializacion" para nombrar el proceso de relegar a una minoría a un estatus inferior.
"Así que al nombrar a Guzmán 'enemigo público número uno' es otra cosa negativa más que hay que agregar a la ya de por si negativa imagen de los mexicanos en Chicago."
Hinchas mexicanos animan a su selección antes de la final de la Copa de Oro de la Concacaf entre EEUU y México en el "Soldier Field" de Chicago (Illinois, EEUU), el 24 de junio de 2007. 
©EFE
Commentarios